La Provincia anunció más capacidad de evacuación en el Embalse

La Provincia autorizó a las dos municipalidades a hacer una nueva limpieza de islas. Eco Sitio cuestionó esta medida la semana pasada, solicitando los elementos técnicos para tomar esta decisión

Será a través del sistema de válvulas, cuya reparación venían demandando los vecinos de barrios costeros de Villa María

La Provincia autorizó a las dos municipalidades a hacer una nueva limpieza de islas. Eco Sitio cuestionó esta medida la semana pasada, solicitando los elementos técnicos para tomar esta decisión
La Provincia autorizó a las dos municipalidades a hacer una nueva limpieza de islas. Eco Sitio cuestionó esta medida la semana pasada, solicitando los elementos técnicos para tomar esta decisión

El Gobierno de la Provincia de Córdoba dio tranquilidad a los vecinos de Vista Verde de Villa María y de Villa Oeste de Villa Nueva sobre la reparación de válvulas en el Embalse de Río Tercero, lo que derivará en un notable incremento en la erogación actual de agua, todo de cara a prevenir nuevas inundaciones en la cuenca en las próximas temporadas de lluvias.

Vecinos de Vista Verde se reunieron anteanoche para conversar sobre los términos del encuentro mantenido el viernes de la semana pasada con el ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de la provincia, Fabián López, y otros funcionarios de la Provincia, de la que participaron también los intendentes y jefes comunales electos de las dos ciudades, Eduardo Accastello y Guillermo Cavagnero y Martín Gill y Natalio Graglia, respectivamente.

En ese marco, según comunicaron ahora vecinos del Vista Verde, los dos municipios obtendrán una nueva autorización de la Provincia para extraer áridos del río Ctalamochita, así como también para limpiar islas “para bajarles la rugosidad”, con la intención de que el agua corra sin obstáculos.

Lo más importante está relacionado con la reparación del sistema de válvulas del Embalse. En ese marco, los vecinos remarcaron que la capacidad máxima de erogación es de 60 metros cúbicos por segundo y que en la actualidad sólo se pueden erogar 24 metros cúbicos por segundo. En la reunión se les informó que se presentó la colocación de tres válvulas reacondicionadas. Se pondrán en el Embalse y habrá inauguración el 21 de septiembre próximo.

También se les anunció que se repararán las válvulas colocadas en la tubería de la descarga de fondo.

Con ambas medidas, “se erogarían unos 80 metros cúbicos por segundo”, lo que devela un incremento notorio en la capacidad existente.

Los funcionarios agregaron que se evalúa un proyecto para hacer un corte en el labio del vertedero con la colocación de un sistema para poder erogar agua antes de que llegue al nivel del vertedero, con la intención de mitigar efectos en la cuenca baja.

Participantes

Los funcionarios aseguraron que “todo lo que se está haciendo es para salvaguardar la vida y las propiedades de los vecinos”, con sistemas de alerta temprana y control de canales clandestinos ubicados en campos.

Del encuentro participaron, además del ministro López, el secretario de Recursos Hídricos, Edgar Castello; el director general de Estudios y Proyectos, Juan Pablo Brarda; la diputada Nora Bedano, el secretario de Ambiente y Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Villa María, Rodolfo Bergamasco; José Díaz Lozada y Marcelo García, de la Universidad de Córdoba; el geólogo Germán Tissera y tres vecinos: por Vista Verde, María García Argiz; por Villa Oeste, Julián González y Francisco Márquez.

Dicen que el Balneario tiene un impacto en aproximadamente 800 metros

Tal como contó EL DIARIO la semana pasada, una de las inquietudes que presentaban los vecinos del Vista Verde estaba vinculada al Balneario Municipal y los efectos que tiene en los desbordes en barrios costeros.

Los frentistas habían apuntado que el sistema si bien “no afecta el nivel de agua en caso de inundación, genera sedimentación río arriba, elevando el piso del río”.

De la reunión con los funcionarios concluyeron que, de acuerdo a estudios efectuados, la incidencia del azud es de aproximadamente unos 800 metros aguas arriba (es decir, repercutiría solamente en la zona del barrio Palermo), “que no influye significativamente en el nivel del agua” aunque acumula sedimentos “que deben ser retirados sistemáticamente”.

Print Friendly, PDF & Email