Sobre la salida de Marchegiani de la Asistencia Pública

Jesús Chirino, el titular de UTEM

El gremio que lidera Chirino se expresó a menos de una semana de conocerse la decisión de quien dirigió durante ocho años el centro de salud

Jesús Chirino, el titular de UTEM
Jesús Chirino, el titular de UTEM

La Comisión Directiva de la Unión de Trabajadores de los Estados Municipales (UTEM), encabezada por el secretario general, Jesús Chirino, emitió ayer un comunicado en el que cuestionó severamente al renunciante director de la Asistencia Pública, Raúl Marchegiani, al que acusó de haber sido “contrario al diálogo” y “precarizador laboral”, entre otras cosas.

A menos de una semana de hacerse pública la dimisión del facultativo, UTEM lanzó su comunicado “a pedido” de los trabajadores.

“La Comisión Directiva, desea manifestarse ante algunas versiones que circularon en medios locales sobre la gestión del exdirector de la Asistencia Pública, médico Raúl Marchegiani, y su supuesta actitud de diálogo con los trabajadores durante los ocho años que ocupó el cargo. Ante ello, y como lo han pedido compañeros que cumplen funciones en el área de Salud del municipio, debemos señalar que el referido médico se destacó por actitudes contrarias al diálogo, cuando no practicando el acoso y la persecución de quienes no estaban de acuerdo con sus posiciones o planteaban algún tipo de reclamo”, disparó el gremio en el primer párrafo de su pronunciamiento.

Agregó que “además, todos somos testigos de su falta total de eficiencia en la gestión del sector, que más allá de las premiaciones alcanzadas (sin evaluaciones serias), se evidenció en la falta de medicamentos, incumplimiento de planes y programas tanto nacionales como provinciales, y también en el desastroso estado de algunos centros de salud en los barrios”.

“Por otra parte, es innegable que Marchegiani ha sido un precarizador laboral que llevó a que el sector Salud del municipio se maneje con la mayoría de sus trabajadores bajo una relación laboral precaria. Es decir que transitó su gestión sin lograr la jerarquización del desempeño de los trabajadores en salud. Terminó su mandato sin poder estructurar un sistema de salud municipal adecuadamente coordinado con los servicios prestados por instituciones dependientes de otro nivel estatal”, puntualizó.

Y a renglón seguido, expresó que “ejemplo de ello es la falta de médicos generalistas en los centros de salud en los barrios, lo que lleva a pensar en una total falta de ideas acerca de cómo se estructura un servicio del tipo que le tocó manejar”.

“La conflictividad con el personal ha sido casi permanente y su falta de capacidad para manejar las situaciones, que él mismo generaba con conductas poco respetuosas de los trabajadores, se evidenció en todo momento. Es decir que no se retiró de la función pública por la actividad docente o por cuestiones privadas; consideramos que su situación no daba para más y ya no era salvable mediante la propaganda. Por todo esto desde la UTEM, en el ejercicio del derecho a desmentir aquello que no vemos como real, manifestamos nuestra solidaridad con los compañeros que sufrieron las situaciones descriptas (algunas discutidas en el Poder Judicial) y realmente esperamos que las nuevas autoridades de salud puedan enderezar la situación”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email