La sanción definitiva se consiguió por mayoría

Rafael Sachetto fundamentó la iniciativa

La bancada del oficialismo contó con el acompañamiento de Georgina Etchegaray y Ricardo Pereyra; recibió críticas de la UCR, mientras que el edil del PRO no fundamentó su negativa

Rafael Sachetto fundamentó la iniciativa
Rafael Sachetto fundamentó la iniciativa

Como viene sucediendo en los últimos años, la aprobación del Balance General y la Cuenta de Inversión de la Municipalidad de Villa María correspondiente a 2014 no tuvo el aval de todas las bancadas. El tratamiento del último Balance que realizó este cuerpo de concejales tuvo lugar ayer y su sanción definitiva se logró con el voto positivo del bloque oficialista, más el de los concejales escindidos del Partido Villamariense, Georgina Etchegaray y Ricardo Pereyra.

Al fundamentar la iniciativa en el recinto, el presidente de Unión por Córdoba – Frente para la Victoria, Rafael Sachetto, indicó que el Balance presenta una variación positiva del patrimonio neto de 10.121.358 pesos. Manifestó que de acuerdo al análisis que llega del Tribunal de Cuentas, ese aumento corresponde al incremento en el rubro Caja y Bancos, y al aumento de los activos no corrientes, bienes de uso y la construcción de viviendas del Plan Eva Perón.

Sachetto señaló que se refleja un incremento del pasivo que obedece a la compra de maquinarias y a la toma de préstamos del Fondo Permanente; y que el índice de liquidez resultante que es del 1,24, que “habla de la capacidad económico-financiera del municipio”. “Por las notas aclaratorias, anexos y cada uno de los puntos que el Tribunal de Cuentas refleja es que vamos a dar el voto afirmativo al proyecto”, afirmó el edil.

Incumplimientos reiterados 

“Rechazamos totalmente el Balance del Ejercicio 2014 por no representar razonablemente la situación patrimonial y financiera al 31 de diciembre de 2014”, adelantó la presidenta de la Unión Cívica Radical, Nora Landart.

En relación a los motivos técnicos, argumentó que no hubo auditoría externa como lo establecen las normas contables para poder emitir un dictamen, que no se han verificado los saldos y la falta de rendición de cuentas “de los numerosos e importantes subsidios otorgados a las sociedades de economía mixta y sociedades del Estado”.

La edil estimó que hay una escasa previsión para afrontar los juicios adversos y apuntó que “debe estar contemplada la situación de las más de 100 demandas que tiene el municipio en su contra y la valoración económica probable”.

“Se ha utilizado en 12 oportunidades en el año el mecanismo de excepción de pagos por estar rechazadas las órdenes por el Tribunal. Cuando uno transforma lo excepcional en natural, demuestra un desapego total a la norma y la transparencia que deben tener los actos que disponen de dineros públicos. No podemos aprobar un balance mediando 137 órdenes de pago rechazadas por los tribunos de la oposición, por un monto mayor a los 49 millones de pesos”, afirmó. Además, se remitió al dictamen de los tribunos que aconsejaba rechazar el Balance.

“El DEM ha incumplido en forma reiterada las normas legales y éticas, y omite sistemática y deliberadamente contestar los pedidos de informe y de los concejales. No queremos ser cómplices de las numerosas irregularidades cometidas, por estas razones no vamos a acompañar el Balance”, concluyó.

Más político que técnico

La edil del Partido Villamariense Escindido Social Cristiano, Georgina Etchegaray, adelantó su voto positivo y explicó que el análisis del Balance podía hacerse desde una faz técnica y una política.

“El análisis que hago es de una faz puramente técnica, no con contenido político, porque lo que he visualizado en casi todos los dictámenes del Tribunal de Cuentas es que el disenso de que el Balance no representa razonablemente la situación patrimonial es más político que técnico”, aclaró.

Indicó que al recibir el dictamen del Tribunal de Cuentas, con las recomendaciones de no aprobarlo, efectuó un exhaustivo análisis con especialistas comparando los últimos balances y las resoluciones del Tribunal de Cuentas sobre el estado de ejecución presupuestaria que corresponden a los distintos trimestres de 2014.

“Es sumamente reveladora la petición de no aprobarlo. No encontramos fundamentos técnicos que respalden dicho pedido. Más aún, sorprende ver lo acotado de la fundamentación y que se han repetido montos de ítems que corresponden al Ejercicio del año anterior y no al actual. Esto le quita claridad y desvían la atención de la importancia que tiene”, consideró.

“Las fundamentaciones de los dictámenes son más de carácter político que técnico, a mí me hubiera gustado, por la herramienta formal que significa para un municipio tener los balances, que la explicación de por qué no corresponde aprobarlo sea técnica”, reiteró.

“Si bien en el dictamen final los tribunos José Naselli y Andrea Mussa hacen una aclaración y hablan de la falta de rendición de cuentas de los entes y que la información que reciben es parcial, si nos remontamos a las resoluciones trimestrales, van haciendo algunas salvedades, pero dicen que coincide con la información suministrada, entonces hay una contradicción entre dictamen y resoluciones.

En el mismo dictamen también hay contradicciones porque en los distintos ítems dan a entender que existen coincidencias con la información suministrada”, remarcó Etchegaray. La edil destacó que no hay ninguna orden de pago rechazada en todo el periodo de 2014 con la firma de ambos tribunos. “Tienen la firma de uno u otro”, aclaró.


Nada que objetar
 

“Apoyamos la primera lectura posibilitando el tratamiento parlamentario para poder analizar y escuchar en la audiencia pública a vecinos e instituciones para tener un anclaje político ideológico como lo sostuvimos al momento de tratar el Presupuesto, sino también para tener la certeza de que se está cumpliendo y demostrando adónde fueron y cómo se gastaron los dineros de los villamarienses”, señaló el concejal Ricardo Pereyra, del Partido Villamariense escindido Acción para Crecer.

“Debo advertir que técnicamente nada tenemos que objetar de este Balance, porque las cuentas nos muestran un municipio ordenado administrativamente, donde existe un alto nivel de cumplimiento por parte de lo contribuyentes, dotando a su Gobierno de recursos propios, lo que determina que la gente al momento de votar confía en el manejo de la cosa pública por parte de sus autoridades”, consideró Pereyra, quien agregó que se incrementó el patrimonio municipal y la obra pública y que el índice de endeudamiento que remarca el informe del Consejo Asesor Municipal (CAM) si bien es alto, ha disminuido con respecto al año anterior.

“El Balance es la gestión cumplida y no sólo números, son decisiones tomadas que marcan una forma de hacer política”, definió. “El análisis determina que el vecino valora la obra pública de manera fundamental”, dijo y pidió a las autoridades municipales que cuiden las obras públicas. “Compartamos o no los ideales políticos de esta administración, consideremos que no todas las ciudades pueden tener las obras que podemos disfrutar en Villa María”, concluyó.


Plazos para ciudadanos ilustres

Por otra parte, fue aprobado por unanimidad un proyecto de ordenanza de UPC-FPV modificando los artículos 4º y 7º de la ordenanza 4.840, extendiendo de manera excepcional, por única vez, el plazo hasta el 31 de agosto para que instituciones y vecinos presenten propuestas de Ciudadano/a Notable, Ciudadano/a Destacado/a y Reconocimiento al Mérito De la misma manera se extiende hasta la primera quincena de septiembre el plazo para que el Concejo Deliberante determine quiénes recibirán las distinciones, en base a las iniciativas que se recepten.

Print Friendly, PDF & Email