Landart: “Fue una reunión positiva”

Landart precisó que se reunirá con los vecinos de La Calera para transmitirles los resultados de la reunión

La edil aseguró que el titular del IMI tuvo una buena recepción de las sugerencias que le aportaron y que la invitó a participar de las reuniones que se realicen para hacer un seguimiento del proyecto 

Landart precisó que se reunirá con los vecinos de La Calera para transmitirles los resultados de la reunión

El presidente del Instituto Municipal de Inversión (IMI), Omar Regueira, recibió ayer a los concejales radicales del bloque Juntos por Villa María, Nora Landart y Gustavo Bustamante.

Como habíamos anunciado, los concejales habían solicitado la reunión para dialogar sobre el proyecto de trabajo que nuclea a jóvenes de La Calera, promovido por el centro vecinal y algunos referentes barriales, destinado a darles contención. A través de dicho proyecto, los chicos realizaban labores de albañilería, luego el municipio, a través del IMI, comenzó a contratar a algunos de ellos, no a todos, y desde ese momento el grupo ha tenido dificultades en la continuidad.

Algunos vecinos del barrio La Calera plantearon su inquietud de que a raíz de la intervención del IMI se dio la división del grupo y que el proyecto no tiene una marcha satisfactoria, por eso los ediles pidieron dialogar con Regueira.

“El resultado de la reunión fue positivo, porque con Regueira coincidimos en algunas preocupaciones, él tenía conocimiento de las tensiones que había en el interior del grupo”, manifestó Landart.

“El titular del IMI tuvo muy buena recepción de cada una de las sugerencias que le aportamos. Las dos colaboradoras del IMI que están haciendo un seguimiento de este proyecto social están de vacaciones, pero Regueira me invitó a participar de las reuniones que se realicen cuando se reintegren de sus licencias”, precisó la edil.

“Nosotros planteamos nuestro interés en saber cómo había evolucionado el proceso, ellos tienen intenciones de seguir otorgándole obras a este grupo de trabajo, pero Regueira compartió nuestra idea de que este tipo de procesos requiere del acompañamiento técnico profesional”, indicó.

“El reconoció que estos procesos se alientan y se sostienen desde otro lugar, que en el objetivo de incluir a los chicos para que puedan terminar la escuela y tener una formación es indispensable que se involucren otras áreas del Estado, como por ejemplo el Instituto Municipal de la Vivienda o la Secretaría de Inclusión Social, es decir un equipo técnico interdisciplinario, con trabajadores sociales, psicólogos, etcétera, para que mantenga la cohesión del grupo, lo coordine y pueda funcionar en pos de los objetivos planteados”, remarcó Landart.

“Por este motivo, ya inició conversaciones con el Instituto Municipal de la Vivienda, que tienen recursos técnicos específicos, le respondieron afirmativamente y de ahora en más estarían en disposición de colaborar y de participar activamente en este proceso, coordinándolo y acompañándolo”, agregó.

“El municipio acercó ofertas de formación laboral y de oficios, pero coincidimos en que estos procesos se sostienen desde otros lugares. El trabajo voluntario es muy necesario, pero resulta insuficiente y también es preciso plantear la conformación de grupos por edades similares por que los intereses y necesidades son diferentes. En definitiva, con el trabajo voluntario y con la disposición de asignar recursos no alcanza”, consideró la edil.

“No se trata solamente de pintar correctamente una pared o que se arregle una escuela, esa es una tarea, el grupo tiene que sostenerse en el tiempo y que esos espacios de encuentro a través de estas tareas representen la oportunidad para que los jóvenes puedan encontrar una red de contención”, señaló.

“El trabajo voluntario con la iniciativa que ha tenido el centro vecinal es necesario nutrirla y fortalecerla con equipos técnicos interdisciplinarios que realmente puedan colaborar y enriquecerla, porque hay otros elementos para sostener este tipo de experiencias. Porque, repito, el objetivo que se persigue no es solamente pintar una casa, sino que los jóvenes puedan encontrar en este tipo de proyecto un espacio de inclusión social que les permita mejorar su calidad de vida”, insistió Landart.

“Está bien apoyar estos procesos sociales, pero hay que hacerlo integralmente, incluyendo a todo el grupo”, añadió.

“Ahora nos reuniremos con la gente de La Calera que nos trajo esta inquietud para transmitirles los resultados de la reunión y, a partir de la invitación de Regueira de participar de los encuentros que se realicen por este proyecto, les voy a proponer que ellos también participen”, finalizó Landart.

 

Print Friendly, PDF & Email