Por las lluvias, el agro cordobés perdió el valor de 13 mil casas

Con muchas dificultades para levantar la cosecha gruesa, el campo cordobés ha sufrido las consecuencias del exceso hídrico. Sólo en soja y maíz, según la estimación de la Bolsa de Cereales de Córdoba, se perdieron 5.850 millones de pesosP21 f1

La campaña gruesa 2015/2016 ha mostrado dificultades crecientes desde el punto de vista climático.

Según la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCC), las pérdidas llegan a 5.850 millones de pesos, lo que alcanzaría para construir 13.500 casas, es decir, más que las existentes en una ciudad como Bell Ville.

A los problemas de anegamiento por desorden de las cuencas hídricas y la presencia de caminos intransitables que ya se verificaba en enero, se sumaron las intensas precipitaciones de abril. “En conjunto, un ambiente de elevada humedad y condiciones de nubosidad constante, llevó a pérdida de lotes y mermas en calidad por la aparición de granos chuzos y presencia de hongos”, indica el informe.

A la fecha, se llevan contabilizadas pérdidas por 331 mil hectáreas de soja y 47.400 hectáreas de maíz, lo que representa más de 1,5 millón de toneladas entre ambos granos. Expresado en términos monetarios, el valor de la producción que se ha malogrado equivale a cinco mil millones de pesos.

Los departamentos más afectados en precosecha son Marcos Juárez, Unión y Presidente Roque Sáenz Peña, que en conjunto sufrieron pérdidas por tres mil millones de pesos, es decir, el 60% de las pérdidas a nivel provincial se concentraron allí. Otro de los departamentos afectados ha sido Río Cuarto, con pérdidas que ascienden a 445 millones de pesos, aunque en este caso se combinó el exceso hídrico con episodios de caída de granizo.

En los departamentos San Martín y Río Segundo, las pérdidas no son tan cuantiosas en lo que hace a agricultura, aunque sí en lechería, como publicamos en suplementos anteriores.

Aclaran desde la BCC que “una vez que los productores puedan reingresar a los campos y verificar el estado de los cultivos, el número de hectáreas perdidas podría incrementarse. En cuanto a calidad, por las condiciones en las cuales se está cosechando en los departamentos del este y sureste de la provincia, se está verificando un elevado grado de humedad superior al 15% y daños por granos podridos y/o brotados que inciden en los rubros de “condición” (sujetos a arbitraje) de la Base de Soja. Los primeros reportes de la calidad cosechada después de los temporales de la primer quincena de abril estarían significando descuentos por calidad en el orden del 20% sobre el valor de la mercadería, con casos extremos por encima del 60%.

 

Print Friendly, PDF & Email