«Llegó la hora de rendir cuentas»

El pasado 20 de julio miembros de la Asamblea contra la Corrupción presentaron una denuncia penal por el “cobro del servicio de mantenimiento de la planta depuradora”

En un extenso escrito los integrantes de la Asamblea replicaron los conceptos vertidos por Pablo Longo y publicados en nuestra edición del pasado domingo

El pasado 20 de julio miembros de la Asamblea contra la Corrupción presentaron una denuncia penal por el “cobro del servicio de mantenimiento de la planta depuradora”
El pasado 20 de julio miembros de la Asamblea contra la Corrupción presentaron una denuncia penal por el “cobro del servicio de mantenimiento de la planta depuradora”

“El asesor letrado de la Cooperativa de Trabajo 15 de Mayo Ltda., abogado Pablo Longo, en un comunicado distribuido en los medios de comunicación, plagado de amenazas y falsedades, ha pretendido responder mediáticamente a la decisión judicial del magistrado Alberto Domenech, en tono panfletario, defendiendo lo indefendible, negando lo innegable, queriendo tapar el sol con un colador.”

Así comienza un escrito de la Asamblea contra la Corrupción enviado a EL DIARIO, a modo de respuesta del informe legal de Longo publicado en nuestra edición del pasado domingo. Longo se expidió sobre la decisión del mencionado juez local y disparó la réplica de los miembros de dicha Asamblea.

“Lo cierto es que la medida cautelar innovativa ha destrozado la ingeniería jurídica de la Cooperativa, que se ve jaqueada por una resolución judicial que le acortó a cero, la expectativa de especular con un juicio de larga duración, lo que la lleva a contestar desatinadamente, intentando personalizar el conflicto y negando la existencia de la investigación penal”, precisó el comunicado.

A renglón seguido, se refirió a las palabras de Longo negando la existencia de “la denuncia de Policía Ambiental de la Provincia por contaminación del río Ctalamochita”.

“Le recomendamos que averigüe en la Fiscalía de Tercer Turno de esta ciudad, a cargo del doctor Del Vö y ahí se va a enterar de que hay una denuncia contra las autoridades de la cooperativa, efectuada por el director de Policía Ambiental de la Provincia, el que incluso hizo declaraciones a numerosos medios radiales en las que señaló que la planta no funciona y contamina”, remarcó el escrito remitido a nuestro matutino.

En otro de sus párrafos, los asambleístas manifestaron que “en estos años en los que cobró un servicio que no prestaba, la Cooperativa no estuvo al servicio de los usuarios, sino del bolsillo de sus directivos”. Demanda Luego, el comunicado de la Asamblea apunta a los dichos de Longo sobre la posibilidad de que “los demandantes deban soportar las consecuencias jurídicas del pleito”.

“Eso no es ninguna novedad, el que pierde un juicio, debe pagar las costas del mismo. Pero ¿pagarán las autoridades de la Cooperativa, con dinero de su propio bolsillo si pierden el juicio, o lo pagará la Cooperativa, que en definitiva pertenece a todos los vecinos de la ciudad ?”, precisó. Además, el comunicado de los asambleístas destacó que “las autoridades de la Cooperativa parecen haber olvidado que están administrando un patrimonio ajeno”.

“Los llamados cooperativistas no son dueños de nada, son simples prestadores de un servicio del que no son propietarios. Si mañana se declara la caducidad de la concesión, todos los bienes que administran pasarán a la Municipalidad, es decir a los vecinos de la ciudad”.


«¿Dónde estaba?»

En otro pasaje del escrito, los miembros de la Asamblea resaltaron: “Dice Longo que la planta funcionó ininterrumpidamente desde el año 2011, eso no dice el resultado de los análisis, ni la denuncia que hizo Policia Ambiental. ¿En dónde estuvo este hombre los últimos cuatro meses? ¿No se enteró que hay dos denuncias penales, tres reclamos administrativos y una demanda civil colectiva?”.

A continuación, el comunicado destacó: “Comprendemos la desesperación de las autoridades de la Cooperativa, que se han enriquecido todos estos años, a costillas de los vecinos de la ciudad, ante la mirada impávida de un municipio mudo.”

Finalmente, el documento señaló que la Cooperativa “no debería haber cobrado por un servicio que no daba”. “Deberían haberle dicho a la ciudad, que la planta no funcionaba y que estaban tirando los desechos industriales y cloacales al río, sin hacer el correcto tratamiento. Sin embargo creyeron que la impunidad sería eterna, pero no es así, ha llegado la hora de rendir cuentas”.

Print Friendly, PDF & Email