Lo que la inundación se llevó

Autoridades de la Bolsa de Cereales de Córdoba dieron a conocer los resultados del informe agroeconómico de mayo, durante un encuentro mantenido con la prensa

Las estimaciones de las pérdidas por problemas climáticos duplican en valores a las de abril. Es por hectáreas perdidas y problemas de calidad

Autoridades de la Bolsa de Cereales de Córdoba dieron a conocer los resultados del informe agroeconómico de mayo, durante un encuentro mantenido con la prensa
Autoridades de la Bolsa de Cereales de Córdoba dieron a conocer los resultados del informe agroeconómico de mayo, durante un encuentro mantenido con la prensa

La Bolsa de Cereales de Córdoba hizo una estimación a mayo de las pérdidas de maíz y soja por las condiciones climáticas y la conclusión es alarmante: $13.000 millones menos habrá en la provincia por las inundaciones si se considera sólo a la agricultura.

Los técnicos del departamento de información agroeconómica de la entidad, explicaron que esa cifra, que duplica a la estimación anterior, representa el valor de siete plantas de bioetanol como la ubicada en Villa María.

Explicaron que a mayo de 2016, se perdieron 86.000 hectáreas de maíz y 537.000 hectáreas de soja, lo que representa una caída en los ingresos de los productores de $8.840 millones.

Los departamentos del sudeste provincial fueron los más afectados debido a que las abundantes precipitaciones se dieron en suelos que tenían un nivel elevado de napas. Marcos Juárez y Unión tuvieron el 31% de las pérdidas de Córdoba.

Lo que se pudo cosechar, tuvo mermas por humedad y pérdidas por calidad. Estas ascienden a $4.230 millones en soja, debido a un grado de humedad superior al 15% y daños por granos podridos o brotados que descuentan sobre el precio a pagar al productor. En maíz, las pérdidas de calidad todavía no pueden ser debidamente cuantificadas debido a que el volumen cosechado es muy bajo, pero sí pueden estimarse las mermas por humedad cuyo valor monetario sería de $57 millones.

“Por lo tanto, la suma de las pérdidas sería de $13.000 millones, lo cual equivale al 15% de los ingresos potenciales de los dos cultivos estivales o al 3% del Producto Bruto Geográfico de la Provincia de Córdoba”, indicaron.

Las pérdidas económicas también generan un impacto sobre los ingresos fiscales del Estado provincial. Por la declaración de la emergencia agropecuaria el Estado resigna $85 millones y por el menor volumen de producción se dejan de tributar $95 millones. En total, el fisco provincial pierde $180 millones, lo que equivale, por ejemplo, al valor de 720 microembalses para el ordenamiento de excesos hídricos en toda la provincia o a la reparación de 800 kilómetros de caminos rurales.

 

Campaña 2016/17 – Arrendamientos en alza

La primera estimación de arrendamientos para la campaña que se avecina, realizada por el Departamento de Información Agroeconómica de la Bolsa de Cereales de Córdoba, arroja un promedio para la provincia de 9 quintales de soja por hectárea, lo cual evidencia un incremento en relación al ciclo anterior del 6%.

“Este mayor valor coincide con las mejores perspectivas para el sector agrícola luego de las medidas económicas tomadas por el actual Gobierno. En dólares por hectárea, el valor del arrendamiento agrícola es el mayor de las últimas tres campañas, en particular por el incremento del precio de la soja ocurrido durante mayo del corriente”, indicaron.

“Sin embargo, la recuperación del valor del alquiler no es tan grande como se podría esperar. Las abundantes precipitaciones ocurridas durante la última campaña generaron problemas de anegamientos, muchos caminos rurales se volvieron intransitables y hubo una gran pérdida de calidad en la cosecha en buena parte de la provincia. Estos factores inciden en la capacidad de pago del productor y en la productividad de los lotes”, agregaron.

Cabe señalar que los departamentos de la zona núcleo, como Unión y Marcos Juárez, el arrendamiento promedio -que subió menos que el resto- sigue siendo superior, dado que se ubica en 13 y 14 quintales por hectárea, respectivamente.

En el Departamento GeneralSan Martín, el promedio es de 10 quintales por hectárea, al igual que San Justo; mientras que Tercero Arriba y Río Segundo, tienen el valor del promedio provincial, es decir, 9 quintales.

Print Friendly, PDF & Email