Los nuevos concejales hablaron de necesidades, proyectos y desafíos

Mañana a las 20.30 tomarán juramento los nuevos concejales locales

Ediles de las dos bancadas que tendrá el recinto dialogaron con EL DIARIO sobre la forma en la que desarrollarán sus funciones en el poder Legislativo local

Mañana a las 20.30 tomarán juramento los nuevos concejales locales
Mañana a las 20.30 tomarán juramento los nuevos concejales locales

Antes de la asunción de Martín Gill como intendente, hecho que tendrá lugar el jueves por la noche en el Parque de la Vida, mañana se producirá otra situación de suma importancia para el futuro de la ciudad.

Es que, desde las 20.30 en la Casona de Mitre 90, tomarán juramento los nuevos ediles del Concejo Deliberante local.

El bloque mayoritario de Villa María para la Victoria, representado a nivel nacional por el kirchnerismo, contará con seis concejales, mientras que la minoría será de Juntos por Villa María, fuerza que tiene como principal referencia al presidente electo Mauricio Macri, con las cuatro bancas restantes.

A raíz de esa circunstancia, EL DIARIO habló con algunos de los flamantes ediles que tendrá el Poder Legislativo para que adelanten sobre qué lineamientos desarrollarán sus funciones a partir de mañana.

Atendieron a la consulta de nuestra Redacción Verónica Navarro y Roxana Suescum de VMPV, además de Karina Bruno y Gustavo Bustamante de JPVM.

 

“Grandes desafíos”

Abrió el diálogo Verónica Navarro, quien aseguró “estar esperando esta nueva etapa de mi vida con mucha expectativa, muy feliz y muy satisfecha por cómo se está concluyendo la actual gestión municipal”.

“Quiero decirles a los ciudadanos que aspiramos a que Villa María siga siendo ese polo de atracción regional y provincial que actualmente es. Vamos a seguir trabajando fuertemente en la articulación con el Poder Ejecutivo y con las demás instituciones para que la ciudad se siga desarrollando en lo social, lo económico, lo cultural, lo deportivo y lo turístico”, apuntó.

A la vez manifestó que “tenemos grandes desafíos por delante y el tema de la ciudad deportiva es uno de ellos”.

“Eduardo Accastello planteó hace muchos años su creación pero por distintos motivos, que son de público conocimiento, el proyecto no se pudo llevar adelante”, dijo.

Por otra parte expresó que “sabemos que estamos viviendo una etapa de cambio a nivel nacional y todas las definiciones que se tomen desde la Presidencia siempre repercuten en las pequeñas comunidades”.

“Deberemos tomar esas decisiones, estudiarlas y evaluarlas, tratando siempre de que su impacto sea positivo para Villa María”, analizó.

Por otra parte, consultada sobre la relación que espera tener con el bloque minoritario dentro del recinto, respondió que “apuesto a que tengamos una relación madura, amplia y plural en la que podamos dar a conocer honestamente nuestras posiciones y donde defendamos con honestidad nuestros criterios, ideologías y formas”.

“Espero que podamos encontrar siempre la mejor alternativa para la ciudad, aunque a veces noto cierta incoherencia de algunas personas de la oposición”, disparó.

Al respecto sostuvo que “a eso lo he notado en la función que me ha tocado cumplir dentro del municipio. Cuando enviábamos algún proyecto para tener la posibilidad de tomar un crédito para hacer viviendas, la oposición no acompañó esa iniciativa”.

“En ese sentido, fue aprobado por los ministerios de Economía de la Nación y de la Provincia un crédito por 10 millones de pesos, pero nunca fue utilizado debido a los palos en la rueda que nos propinaron desde otros sectores. A las viviendas pudimos construirlas gracias al aporte de todos los vecinos y el ahorro y eficiencia de la gestión municipal”, aclaró.

Finalmente, y cerrando el tema de la relación con la minoría, declaró que “tenemos que ser un poco más maduros. No alcanza con estar muchas horas en un café hablando y opinando, sino que tenemos que involucrarnos.

“Como dice el Papa Francisco, tenemos que bajar del balcón, meternos en el barro y trabajar por la gente, sólo así vamos a hacer una ciudad más grande, justa y equitativa”, cerró.

 

“Escuchar a la gente”

Seguidamente, Roxana Suescum indicó que “tengo mucha expectativa por asumir como concejala. Comienza un nuevo desafío para todos y para mí en lo personal. Es la primera vez que soy convocada al Concejo Deliberante luego de muchos años de trabajar en el Ejecutivo”.

“Será mi primera experiencia en uno de estos cargos, con lo cual tengo mucha expectativa. Espero que podamos dar respuesta a todas las necesidades que demande Villa María”, señaló.

También analizó que “creo que la ciudad ha crecido muchísimo en los últimos años y, en función de ese crecimiento, las necesidades tienen que ver con cuestiones en las que la calidad de vida ha tomado un nivel más bueno para todos”.

“Más allá de lo personal y de mis expectativas, trabajaremos en conjunto con el intendente Martín Gill, porque creo que el tiene que estar en consideración de todo lo que se haga”, aseguró.

En cuanto a los temas en los que cree primordiales trabajar, relató que “es muy importante poner en agenda el tema ambiental. Hace ya tres años que venimos sostenidamente teniendo cambios, sobre todo en la época de verano, con las crecidas del río”.

“Todo hay que hacerlo en conjunto con las distintas instituciones de la ciudad. Para que un proyecto pueda llevarse adelante, es muy importante estar escuchando a la gente”, destacó.

Para culminar, hablando del bloque minoritario, sostuvo que “espero que la relación con la oposición sea de total respeto y de un dialogo permanente, compartiendo sesiones donde podamos discutir profundamente las cosas que necesita la ciudad”.

“Creo que esa es la clave y es lo que demanda la sociedad. Apuntamos a poder hablar y a que desde la oposición también se planteen proyectos que sean considerados y discutidos por la mayoría. Cada uno defenderá sus ideas en un marco de respeto, de diálogo y con la participación de los ciudadanos”, redondeó.

 

“Un Concejo más activo”

Desde la vereda política del frente, Karina Bruno indicó que “tengo la expectativa de que haya un Concejo Deliberante más activo, más presente y que se recomponga la institucionalidad del recinto, que en el último tiempo ha servido solamente para ratificar actuaciones del Poder Ejecutivo”.

“Creo que la nueva conformación de dos fuerzas bien definidas va a obligar a sentarnos a dialogar sobre las diferentes propuestas, fundamentalmente teniendo en cuenta el mensaje que la gente ha mandado en las urnas”, manifestó y opinó que “analizando las distintas elecciones, claramente la sociedad está pidiendo que haya más diálogo y más tolerancia. En función de eso, espero que éste sea un Concejo mucho más activo y presente que el actual”.

A la vez, aseguró que “las recorridas por los barrios me ha dejado aun más claro las diferencias que existen entre algunos sectores de la ciudad. Hay que llegar más a lo profundo de cada barrio donde existen necesidades claras y básicas de servicios”.

“Ahí es donde hay que ampliar la ciudad. Es bueno que Villa María sea linda, que tenga sectores muy ordenados e iluminados, pero hay que mirar a toda la ciudad y en algunos barrios hay muchas necesidades no cubiertas”, amplió.

En cuanto a la relación con la mayoría legislativa, señaló que “estimo que será respetuosa y cordial. Ellos son personas de experiencia que han estado en la gestión pública y que entienden como es esto”.

“Espero por parte de ellos respeto, tolerancia y buena predisposición para trabajar en conjunto”, remarcó.

Señalando los temas en los que hará hincapié en primer término, indicó que “con nuestro bloque queremos profundizar el tema de la reforma de la Carta Orgánica y trabajar en otros temas puntuales”.

“A mí me obsesiona mucho el tema de la falta de respeto y educación en el tránsito. Lamentablemente hay que aumentar mucho la sanción económica de las multas para que la gente se vaya acostumbrando a que no puede hacer lo que quiere en la calle”, adelantó.

 

“Una oposición constructiva”

Finalmente, Gustavo Bustamante dijo que “desde lo personal tengo toda la esperanza de que se puedan hacer cosas por la ciudad. Desde nuestro espacio ya venimos trabajando hace un tiempo y la verdad que veo un bloque bastante homogéneo, con mucha participación de mujeres, lo que le va a dar el toque de una distinción de trabajo”.

“Vamos a trabajar para ser una oposición constructiva en el sentido de que acompañaremos aquellas cosas que creemos que son buenas para la ciudad y obviamente nos opondremos a aquellas cosas que no compartimos”, comentó.

También analizó que “creo que se viene una etapa distinta en todos los sentidos, tanto a nivel local, provincial y nacional, un tiempo de diálogo y consenso, lo que nos genera una esperanza a las minorías”.

“Esperaremos a ver hacia donde va a direccionar sus esfuerzos la nueva gestión municipal. Eso será oportuno para establecer un diálogo en el cual, si queremos construir una ciudad en serio, hay que empezar a pensar en una ciudad para los próximos cuarenta años”, opinó.

Para culminar manifestó que “el cambio de Gobierno nacional nos va a permitir trabajar con más comodidad a nosotros, que seremos la minoría en el Concejo. Es necesario en todos los órdenes el diálogo, el planteo de lo que la gente ya no quiere más y lo que necesita. A partir de ahí deberemos empezar a construir de manera responsable”.

“Siempre hay que poner por delante las necesidades de la sociedad. Con ese concepto nadie se podrá negar a abrirse al dialogo. Creo que inexorablemente el Concejo tendrá que ser más participativo. Nuestra fuera representará el 40% de la voluntad de Villa María y del otro lado estará el 48%, por lo cual creo que tendremos la representación necesaria para ser escuchados por el bloque mayoritario”, sintetizó.

Print Friendly, PDF & Email