Más de 200 alumnos terminaron cursos

Imagen que presentaba el remodelado salón durante el acto de colación de grado

El secretario general Fernández entregó los certificados acompañado por el intendente Gill y un representante del Ministerio de Trabajo de la Provincia, que firmó un convenio para el año próximo

Imagen que presentaba el remodelado salón durante el acto de colación de grado
Imagen que presentaba el remodelado salón durante el acto de colación de grado

La Fundación Atilra, la seccional Villa María del gremio de los lecheros y el Centro de Formación Profesional Atilra Villa María del sindicato realizaron el acto de colación correspondiente a los cursos dictados en el ciclo lectivo 2015, en el que recibieron sus certificados los 205 alumnos que concluyeron los diferentes programas.

El acto tuvo lugar en el predio recreativo que la entidad tiene sobre la ruta 158, donde las autoridades fueron saludando y haciendo entrega de los diplomas a quienes cursaron Administración y Contabilidad Empresarial, Manipulación de Alimentos, Higiene y Desinfección Industrial, Alfabetización Digital para Adultos Mayores, Alfabetización en Informática, Operador de PC, Fotografía Digital, Oratoria e Inglés (todos gratuitos y abiertos a la comunidad).

 

Convenio

En la oportunidad, se firmó el convenio entre Fundación Atilra y el Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, mediante el cual la cartera provincial certifica la capacitación en Lengua Inglesa que dictan los CFP Atilra de Villa María y Canals, por el cual los estudiantes recibieron su certificado homologado.

La firma del acuerdo estuvo a cargo de Fátima Bazán, como gerenta administrativa la Fundación Atilra, y Domingo Aríngoli, como director general de Educación Técnica y Formación Profesional.

Bazán se dirigió a los presentes tras la firma del convenio y recordó al pedagogo Paulo Freire cuando decía que “sólo a través de la educación los pueblos pueden ser libres”, para señalar que “ustedes son los que con este esfuerzo todos los días también hacen Patria”.

“Nuestras felicitaciones de parte de todo el Consejo de la Fundación Atilra, nuestro cariño de parte de Etín Ponce, que es el presidente, y que hoy no pudo acompañarlos, pero siempre está confiando en todo el equipo de Villa María y de la Fundación para llevar adelante todo estos proyectos”, agregó.

Aríngoli destacó la coincidencia del acto de colación del Centro de Atilra Villa María con “los 10 años que se cumplen de la Ley Nacional de Educación Técnica 26.058, que es la que vino a traer la educación técnica al país allá por el 2005; una ley que fue, creo, una de las pocas consensuadas por todas la fuerza políticas…”.

“Desde el momento en que se sancionó la ley, luego apoyada en 2009 por una ley provincial y luego una nueva ley en 2010, no quedan dudas de que la educación técnica vino para quedarse y no se debe ir”, añadió.

El secretario general de Atilra, Pedro Fernández, resaltó la importancia de la formación profesional: “Para nosotros es una gran satisfacción estar en este acto donde muchos compañeros trabajadores y aquellos que aún no han encontrado su trabajo han dedicado horas de su vida para educarse y para perfeccionarse. La educación es el arma fundamental que tenemos los seres humanos para crecer y para integrar una sociedad más digna y para poder progresar dentro de una sociedad más justa”.

“Esperamos que en este nuevo período político que se inicia podamos continuar con estos cursos para que nuestros trabajadores tengan la posibilidad de seguir creciendo y aquellos que aún no tienen la posibilidad de conseguir un trabajo que a través de la capacitación lo puedan tener”, agregó.

El último orador fue el intendente Martín Gill, quien subrayó que “el paradigma de la educación para el trabajo no fue una constante en Argentina”.

“Existió una idea de que la educación era sólo para una elite, recién en 1945 el sistema político de la mano de consagrar y reconocer el derecho de los trabajadores organizados se animó a construir un nuevo paradigma, el de vincular la educación con el trabajo, la educación como generadora de trabajo, la educación como fuerza de construcción de un modelo de desarrollo productivo, esa lógica cuando llegaron vientos neoliberales en la Argentina en la década del 90 se llevó puesto ese paradigma y lo más asombroso es que la comunidad en su conjunto no reaccionó”, señaló.

El intendente de Villa María puso el énfasis también en el plan estratégico global del gremio de los lecheros: “Cuando uno construye un modelo, donde el trabajo sea el pilar necesario para la organización social y para la dignidad de la familia, es tan importante no olvidarse de esta dimensión, y yo quiero reconocer en Atilra, un sindicato que también generó un proceso de expansión enorme en los últimos tiempos… a punto tal que el mayor Centro de Formación Profesional para el Trabajo del interior de la Argentina ha sido gestado por este sindicato, en la localidad de Sunchales, Santa Fe, y es orgullo no sólo del gremio, sino de todos los argentinos”.

Print Friendly, PDF & Email