Medidas económicas, según el cristal con que se las mire

Blejer, expresidente del Central y asesor de Scioli

El primer paquete desatado por el titular del Palacio de Hacienda, Alfonso Prat Gay, mereció apreciaciones de distinta índole. Entre todas ellas elegimos ocho de diferente contenido, provenientes de miradas coincidentes en algunos puntos y desalineadas en otros. La mirada hacia adelante, desde lo ocurrido en la primera semana, que se presentó con novedades en el frente económico

Blejer, expresidente del Central y asesor de Scioli
Blejer, expresidente del Central y asesor de Scioli

Mario Blejer, expresidente del Banco Central y asesor económico de Daniel Scioli durante la campaña electoral:

Este economista evaluó que el levantamiento de la restricción a la compra de moneda extranjera «es un paso importante para normalizar la economía», pero advirtió que esa medida no puede ser aislada, sino que «tiene que encajar en un plan integral».

En cuanto a la valuación del peso frente al dólar, que saltó inicialmente de casi $10 a casi $14, Blejer pronosticó que la divisa norteamericana «va a tener fluctuaciones».

«No diría que el valor de los primeros días es representativo porque al ser una cosa nueva, al haber poca actividad, estar poco establecido, es difícil imaginarse el precio final».

«Creo que el paso que se dio es importante en ayudar a que la economía argentina se normalice, pero tiene que estar encajado en un plan integral», reiteró.

Al respecto, puso de relieve que «el problema es que no espiralice» un aumento de precios, y estimó que para eso «la idea fundamental es tener una política fiscal y monetaria congruente con el mercado de cambios».

Blejer sostuvo que «el objetivo es llevar a que las expectativas se tranquilicen» y consideró que «si hay una situación en la cual se confirma que el salario real se deteriora, eso no va a permitir llegar al objetivo».

 

López Murphy, exministro de Economía de Fernando de la Rúa
López Murphy, exministro de Economía de Fernando de la Rúa

Ricardo López Murphy, ministro de Economía de Fernando De la Rúa:

El exfuncionario pidió ser «precavidos» ante el nuevo escenario que se genera tras la unificación del tipo de cambio.

El economista aseguró que el levantamiento del cepo «es una medida imposible de evitar porque estábamos sin reservas y perdiendo muchas divisas».

López Murphy señaló que la medida adoptada este miércoles por el Gobierno «nos vuelve a la situación previa que teníamos entre 2002 y 2011».

En ese sentido afirmó que la unificación del tipo de cambio «permite nuevas posibilidades de fortalecer inversiones y exportaciones y recibir ingresos frente a una crisis externa y descapitalización severa».

De cara a lo que viene, el extitular del Palacio de Hacienda delarruísta indicó que «hay efectos inevitables que se reflejarán en el nivel de precios y cómo se establecerán las paritarias dependerá del programa monetario».

López Murphy se mostró conforme con la medida adoptada por Macri porque «salimos de una situación insostenible».

Sin embargo, el economista manifestó que «hay que ser cautelosos» porque «no conocemos el programa monetario».

 

Marcó del Pont, expresidenta del Banco Central
Marcó del Pont, expresidenta
del Banco Central

Mercedes Marcó Del Pont, presidenta del Banco Central en una etapa del anterior Gobierno:

Para la economista, «el hecho de que el mercado defina el dólar genera una fuerte devaluación» y consideró que se trata «un ajuste de manual ortodoxo».

Se refirió así al levantamiento del control de cambios y cuestionó que la medida, «lejos de ponernos en el camino del crecimiento, nos pone en una situación recesiva».

«Tendrá un gran impacto sobre salarios, empleo y las Pequeñas y Medianas Empresas», sostuvo.

La exfuncionaria del BCRA también manifestó su preocupación por la dolarización de los ahorros que provoca el anuncio: «Yo siempre he sido muy crítica de ahorrar en una moneda que no es la nuestra. Esto va a poner en jaque el principal factor de crecimiento, que es el mercado interno».

Marcó Del Pont también dijo que el levantamiento a la restricción de ingreso de capital especulativo «provoca que entren más dólares financieros» (no dedicados a la producción).

 

Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios:

APYME rechazó las medidas del Gobierno sobre el mercado cambiario, a las que calificó como una «megadevaluación» que implica una «transferencia de ingresos desde los sectores asalariados y las Pymes hacia el complejo agreexportador, grandes industrias transnacionalizadas y el sector financiero concentrado».

Además, APYME señaló que la desregulación de la compra y venta de divisas y la aplicación de la llamada “flotación sucia” se adoptan en el «marco de una situación externa negativa», tanto por la crisis en Brasil como por el aumento de tasas en Estados Unidos después de nueve años.

Para APYME, el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, «no dejó en claro cuál será el mecanismo para evitar el traslado a precios de la devaluación, que se estima en un 50%».

En su visión, las «apelaciones a la confianza sólo apuntan -en el mejor de los casos- a consolidar un cuadro desventajoso para las Pymes, los trabajadores y la economía social».

 

Confederación Argentina de la Mediana Empresa:

CAME consideró que «es una buena noticia» para las Pymes el levantamiento del cepo cambiario, aunque alertó sobre el impacto negativo que podría tener la suba de tasas y la transferencia a precios de la devaluación.

Mediante un comunicado, la entidad señaló que la unificación del tipo de cambio «busca quitarle incertidumbre a la economía y eso podría permitir recuperar la confianza de los consumidores, acelerar las inversiones productivas frenadas por las empresas y reducir la burocracia en muchas operatorias cotidianas, como la normalización de los pagos al exterior de las empresas o la agilización de las importaciones de insumos».

«Era difícil funcionar con tantos tipos de cambios y con tantos agentes especulando con la divisa», explicaron desde CAME.

Por otra parte, CAME analizó que «para muchas economías regionales e industrias del país, el peso había quedado demasiado sobrevaluado, dificultando la exportación y generando amenazas de invasión de importaciones que estaban siendo contenidas con una política de comercio exterior muy estricta».

Más allá de los beneficios, los empresarios Pymes advirtieron que la medida «tiene altísimos riesgos» y aclaran que su «éxito o fracaso» dependerá de cómo se los enfrente.

Entre los riesgos, la entidad colocó a «las muy fuertes» subas de tasas lo que «podría encarecer el crédito a las empresas y consumidores». Es por eso que piden que el Banco Central regule las tasas para el financimiento.

Además, señaló CAME que la «importante» devaluación provocará un aumento de «los costos de muchos insumos importados» y alerta que «habrá que evitar el traslado a precios».

 

Kicillof, diputado y último titular de  Economía del anterior Gobierno
Kicillof, diputado y último titular de
Economía del anterior Gobierno

Axel Kicillof, ministro de Economía durante la última gestión de Cristina Kirchner y diputado nacional electo el año pasado:

Luego de que el Gobierno nacional decidiera efectuar una quita de retenciones a las exportaciones de las economías regionales y a productos industriales y levantara el control de cambios, Kicillof afirmó que “estamos en presencia de una batería y un paquete de medidas que son las del ajuste».

Consideró seguidamente que «pareciera que el Fondo Monetario Internacional está a cargo de la economía argentina».

«Se produjo una devaluación de poco más del 40%, pero además se dio un aumento sustancial de las tasas de interés, una reducción de las retenciones, apertura de las importaciones, la vuelta por lo menos en la voluntad al endeudamiento externo y el anuncio de un tarifazo», analizó Kicillof.

El exministro consideró que el Gobierno de Mauricio Macri ha hecho «una liberación del mercado».

«Va a haber inflación, caída de los salarios y recesión», vaticinó.

«Es un plan de ajuste ortodoxo que está en línea con el Consenso de Washington y con la posición del Fondo Monetario Internacional», agregó sobre las medidas emprendidas por el mandatario.

«Nosotros no podíamos convalidar la devaluación de Macri. La devaluación de Macri la tenía que hacer Macri», lanzó.

 

Redrado, titular del BCRA entre los años 2004 y 2010
Redrado, titular del BCRA entre los años 2004 y 2010

Martín Redrado, presidente del Banco Central entre 2004 y 2010:

Se refirió a la liberación del tipo de cambios lanzada por el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, y señaló que la medida «es un programa incompleto».

«Falta marcar la cancha en términos de tener un programa fiscal que diga cuánto se va a gastar y a recaudar en el año; necesitamos también conocer un programa monetario, que se sepa cuánto se va a emitir, cuántos pesos va a haber en la calle, porque eso puede presionar o no sobre el dólar», explicó.

En esa línea, Redrado agregó que también se necesita un «plan financiero» que explicite cómo se van a financiar el Gobierno nacional y los gobiernos provinciales.

El economista sostuvo que «hay que tener un plan económico integral» y no simplemente «medidas aisladas como lo hemos visto en estos días».

Consultado sobre el impacto que puede tener la unificación del tipo de cambio, Redrado dijo que «una devaluación sin un programa económico integral significa más inflación».

«Si no tenés un programa que baje la inflación, la devaluación nos va a dejar a todos con los bolsillos más flacos», advirtió el expresidente del BCRA, al tiempo que agregó que ese plan debe consistir en metas específicas en materia de gasto público y de recaudación.

Asimismo volvió a remarcar que se necesita un programa de emisión monetaria que sea convergente con cuánto se gasta y se recauda y un programa financiero «que marque la baja de la tasa de interés para que el país pueda financiar proyectos de inversión a largo plazo».

«El riesgo de los anuncios es que nos quedemos sólo con medidas financieras. Tenemos que seguir apostando fuerte por la producción y para eso hay que bajarles los impuestos a quienes quieran invertir, tomar nuevos trabajadores y comprar maquinaria», consideró.

«A la Argentina le va a ir bien; el tema es que tengamos que pasar por una recesión para que después nos vaya bien», opinó.

 

p21-f3 Pinedo ECOFederico Pinedo, presidente provisional del Senado y hombre del círculo cercano del presidente Macri:

Calificó como «disparate» afirmar que el Gobierno de Mauricio Macri sea neoliberal y dijo que se buscará proteger «la producción local, haciendo acuerdos de precios y salarios, acuerdos entre los empresarios y los sindicatos y cuidando que no haya prácticas monopólicas».

Para ese cometido, el senador estimó que se podrán utilizar las Leyes de Defensa al Consumidor y de la Competencia para corregir cualquier abuso empresario.

Sobre las paritarias, Pinedo dijo que «la negociación salarial tiene que ser libre y responsable», y salió al cruce del titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, quien anunció que pedirá 50% de aumento salarial.

«Es muy poco probable pensar que la inflación va a ser 50% en un gobierno nuestro. Si no, valdría 20 el dólar, pero valió 13 y pico. Está claro que tenemos una previsión a la baja de la inflación, no a la suba. Entonces supongo que van a acordar las empresas sobre esa base», añadió.

También se mostró satisfecho por el comportamiento del mercado cambiario en los primeros días posteriores a la caída del control sobre el tipo de cambio que mantenía la anterior administración: «Estar debajo de 14 y haber aumentado las reservas del Banco Central me parece un hecho impresionante para el futuro de la República Argentina».

Planteó, además, como un posible problema «que no caiga mucho el valor del dólar».

«El problema no va a ser la suba, sino la baja del billete estadounidense, porque si vienen muchísimas inversiones a la Argentina, va a haber que poner un límite para que no se destruya el dólar y ponga en peligro la producción nacional», afirmó Pinedo.

Print Friendly, PDF & Email