Mientras dure el conflicto, ANSES atenderá también en los MuniCerca

Por los bombos, se dificulta la atención al público y los trabajadores que no protestan atendieron al público en dependencias municipales ubicadas en los barrios

Desde ayer y mientras dure el conflicto, los empleados de ANSES que no adhieren a la protesta estarán en distintas dependencias municipales para atender al público. Denunciaron agresiones contra los que están trabajando

Por los bombos, se dificulta la atención al público y los trabajadores que no protestan atendieron al público en dependencias municipales ubicadas en los barrios
Por los bombos, se dificulta la atención al público y los trabajadores que no protestan atendieron al público en dependencias municipales ubicadas en los barrios

El conflicto laboral que tiene como protagonistas a trabajadores de ANSES, tuvo ayer un nuevo giro, dado que los que no se sumaron al reclamo, decidieron atender al público en otras oficinas “para garantizar el derecho a trabajar”, explicó Guillermo Rocha, titular de la Unidad de Atención Integral (UDAI) de Villa María.

Asegura que de los 32 empleados que se desempeñan en el lugar, hay 12 que están reclamando. “Nosotros respetamos su protesta y sus motivos, pero queremos que respeten a los que quieren seguir prestando servicios a la gente”, dijo Rocha.

Dado que la jornada de paro y asamblea que se vienen desarrollando en los últimos días incluyen manifestaciones con bombos dentro de la UDAI, comenzaron a atender en los MuniCerca del barrio Roque Sáenz Peña (edificio del supermercado VEA) y el del barrio Las Playas.

En esos sitios se podrán realizar consultas y se receptarán documentación para asignaciones familiares, entre otros servicios.

“Si hace falta, iremos a más lugares para garantizar la atención. En esta situación, no se puede trabajar en nuestro edificio a consecuencia de los ruidos”, explicó Rocha.

Aclaró que los turnos otorgados para acceder a las jubilaciones se están posponiendo “porque en ese sector de iniciación están adheridos a los paros”, pero que intentan evacuar el resto de las consultas.

Como autoridad de la UDAI y dirigente de uno de los gremios que firmó el acuerdo (UPCN) para poner fin al conflicto, Rocha lamentó que desde los otros sindicatos no informaran con verdad. “El acuerdo, además de mejoras en las condiciones de trabajo, establece un aumento de 2.000 pesos que todos van a cobrar por tres meses”, señaló, saliendo al cruce de las declaraciones de Rubén Aguiar (APOPS), quien refirió que no se había incorporado en el acuerdo mejoras salariales.

Agresiones

Por otra parte, Rocha señaló que ayer elevaron un acta hacia el área central de Recursos Humanos de ANSES denunciando agresiones de parte de Aguiar contra dos trabajadores que no están en conflicto. “A uno, lo insultaron verbalmente y al otro, se le pusieron al lado con un bombo para impedir que siga trabajando”, explicó. “Ya está difundido en todo el país esa denuncia”, agregó.

Niega uso político

En nuestra edición de ayer, los dirigentes de ATE y APOPS denunciaron el uso político que se le está dando al ingreso laboral.

“Esto no es así”, puntualizó Rocha. “En Villa María, los últimos incorporados son 15 trabajadores que provenían de las AFJP”, recordó. “Pero acá, sino coincidís con ellos te dan el trato de traidor”, puntualizó.

“Piden más personal y hay que recordar que estamos avanzando en la búsqueda de un salón adecuado para abrir una oficina en Villa Nueva. Allí, se nombrarán a ocho personas, lo que redundará en la derivación de un 30% de la gente que viene a esta dependencia hacia la nueva”, informó.

Por otra parte, destacó que “hoy, tenemos condiciones de trabajo que no teníamos en los últimos años. Contamos con una estructura edilicia propia, con equipamiento, capacitación permanente y buenas condiciones laborales”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email