Mirá quién se sumó: ¡Idiazábal!

La gran movida organizada en esta ciudad para ayudar a los damnificados por las inundaciones en territorio bonaerense recibió ayer el espaldarazo de uno de los pueblos cordobeses que más sufrieron este año por el embate de las aguas

El cargamento enviado desde una de las localidades más castigadas por las inundaciones de este año en la  provincia de Córdoba, Idiazábal, cuando era depositado en la sede de Las Iguanas Solidarias
El cargamento enviado desde una de las localidades más castigadas por las inundaciones de este año en la
provincia de Córdoba, Idiazábal, cuando era depositado en la sede de Las Iguanas Solidarias

Como cumpliendo con aquel precepto español “hoy por ti, mañana por mí”, los vecinos de Idiazábal, junto con la Cooperativa y la Municipalidad de esa localidad, reunieron un cargamento de productos de primera necesidad para los inundados de la provincia de Buenos Aires, y lo entregaron en la sede de la Organización No Gubernamental villamariense Las Iguanas Solidarias, que coordinó la campaña en esta ciudad.

Poco después, esos elementos se mezclaron con lo recolectado en casas de familia y comercios de Villa María y Villa Nueva y fueron cargados en un semirremolque cedido gentilmente por una empresa local, para que todo lo reunido pudiera ser despachado a Buenos Aires.

Lo de Idiazábal es digno de mención, por cuanto en febrero último la localidad fue invadida por las aguas, a punto tal que prácticamente la totalidad de su población tuvo que ser evacuada.

En ese momento, ciudadanos de muchos puntos de la región, la provincia y el país, se asociaron al grito que lanzaron los vecinos del pueblo inundado desde las redes sociales: #IdiazábalSiPuede.

Y pudo. Lentamente fue escurriendo el agua, llegó la hora del regreso a casa, de la limpieza, al tiempo que arribaban a la localidad envíos con elementos de limpieza, de higiene personal, ropa, colchones, frazadas…

“Hay más…”

Ellos sintieron que ahora no podían hacer menos por los compatriotas que están pasando por el duro trance de la inundación en otro punto del país. Por eso, poco después de las ocho de la mañana de ayer el camión que fletaron arrimó al gabín ferroviario que sirve como sede a Las Iguanas. “Trajimos básicamente agua mineral y lavandina, que sabemos que son muy necesarios en estas circunstancias”, explicaron.

Y señalaron que “hay más cosas por si hace falta hacer después un segundo envío”, al tiempo que destacaron “la colaboración de la Cooperativa y la Municipalidad con esta campaña”.

La ONG había recibido el martes otros aportes de vecinos que se inundaron en 2014 en diferentes sectores de Villa María y Villa Nueva, y de otros que no se inundaron pero se sintieron llamados a colaborar.

Poco después de descargar en la vereda del gabín el camión llegado desde Idiazábal comenzaron a convocar por las redes sociales a ayudantes para cargar el semirremolque. Y acudió una docena de vecinos que pusieron manos a la obra.

Colchones, pañales, estufas, ropa, agua mineral, lavandina, botas de agua… Ya todo va rumbo a una sede de la fundación Red Solidaria que lo repartirá según las necesidades.

Y las Iguanas vuelven a su reducto. Dice Don Enciclopedia que los ejemplares de esa especie de lagarto “suelen estar siempre alerta, ayudándose unas a otras en la difícil tarea de vigilancia continua”. Probablemente, a la espera de tener que acudir en apoyo de algún otro grupo. Atentos todos a su llamado. SV

Print Friendly, PDF & Email