Mostraron la planta depuradora y recalcaron que no contamina

Paso I: el agua ingresa a través de dos colectores cloacales

Por primera vez y tras meses en el centro de la polémica, las autoridades de la Cooperativa de Agua invitaron a la prensa a recorrer la planta de tratamiento de líquidos cloacales. Valenti anticipó que la Provincia saldrá a controlar desde la semana que viene a siete industrias que tiran líquidos sin tratar al río

Paso I: el agua ingresa a través de dos colectores cloacales
Paso I: el agua ingresa a través de dos colectores cloacales

Por primera vez y cuando el tema está en la agenda pública hace ya meses, la Cooperativa de Trabajo 15 de Mayo mostró a medios de comunicación la planta depuradora de líquidos cloacales. La intención fue demostrar que la misma funciona, algo que al menos ayer lo hacía.

Con Mario Valenti a la cabeza, se recorrió paso por paso el mecanismo de la planta ubicada en las afueras de la ciudad, detrás de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos.

Así se vio que el agua ingresa a través de dos colectores cloacales, en donde hay una cámara que tiene cuatro bombas sumergibles. El proceso continúa hacia las tres primeras lagunas aireadas y por decantación a las tres lagunas restantes, desde las que se va hacia un laberinto donde se clora para seguir hacia el río. Valenti aseguró que hay personal todos los días del año las 24 horas.

El presidente de la entidad recalcó que lo que se cobra a los usuarios por mes no sólo contempla el funcionamiento sino también el mantenimiento y el tratamiento de la planta. Sostuvo que “funciona en perfectas condiciones” y negó que la optimización aprobada días atrás por los concejales haya obedecido a las denuncias de la Asamblea contra la Corrupción. “Hacía dos años que veníamos trabajando en conseguir una ampliación de fondos para optimizarla”, explicó.

“Esta planta fue diseñada, proyectada, licitada, adjudicada y controlada por Dipas sin participación de la Cooperativa y del municipio, luego nos la entregaron y hemos hecho mucho hincapié en la impermeabilización de las tres primeras lagunas, que tienen que ir con una membrana de plástico que no se había hecho, un desarenador y por último cambiar el sistema de aireación que no funcionó”, detalló. Precisamente, sobre los aireadores afirmó que “no sirven, la empresa de Campana se fundió, no tenemos quién nos provea y por eso vamos a cambiar de sistema”.

Cuando se le preguntó en qué incide el no funcionamiento de muchos aireadores sostuvo que “no repercute”, apuntando a los resultados de los análisis hechos en el río en base a muestras determinadas por el Decreto 415, “tomadas 100 metros antes, en el lugar de volcamiento de la laguna y 100 metros, 500 metros y 1.000 metros después”. En ese aspecto aceptó que a 500 metros de la salida de la planta se manifestó un alto impacto de DBO, lo que lo adjudicó a una chanchería vecina que vuelca sus líquidos de manera directa.

Sobre las denuncias, enfatizó que es “una cuestión política”. Dijo que viene de las mismas personas que “denunciaron lo de la canchita de ejercicios, el sistema medido de estacionamiento, a los jueces, los fuegos artificiales” y los vinculó a dirigentes políticos. “Son 6 ó 7 personas comandados por exfuncionarios de Veglia, por Valinotto, Landart, Gagliano, todos opositores al Gobierno y nos incluyen porque hemos trabajado en conjunto con la Municipalidad y logramos hacer agua y cloacas en toda la ciudad”.

También negó que la Policía Ambiental haya determinado que la planta contamina. Sí admitió que hubo una notificación porque encontraron en dos ocasiones (la segunda a los 6 días de la primera visita) el bypass abierto. Argumentó que esto fue así “porque teníamos tapadas las cámaras con grasa y tuvimos más de una semana tratando de limpiarla”. Aseveró que este manejo está dentro de lo estipulado y puso como ejemplo que en las inundaciones de 2014 hubo barrios en los que el agua ingresó a las cloacas, por lo que “toda esa agua venía para acá y entonces estuvimos más de un mes con el bypass abierto”. Lo mismo sucede, contó, “cuando hay fuertes lluvias, porque los pluviales están conectados a las cloacas”.

En este contexto anticipó que la provincia controlará desde la semana que viene a siete industrias y a la chanchería por los niveles de DBO detectados. En ese aspecto aseguró que ni la Cooperativa ni el municipio tienen poder de policía para clausurar pese a que una ordenanza faculta a la comuna (“no se puede sobrepasar la competencia provincial”, argumentó Valenti). Precisó que, salvo Noal (“hizo una planta que la está optimizando), el ex-Matadero Municipal y Elcor (“hizo un pretratamiento”) las demás industrias “están lejos” de adecuarse a la legislación. “ESIL, por ejemplo, no tiene tratamiento o es muy primario”, apuntó.

Del recorrido también participó Jorge Costa y otros miembros de la Cooperativa.

Print Friendly, PDF & Email