“Muchos comercios tienen ganas de abrir de corrido pero no pueden”

Salomón aseguró que el movimiento de gente a la siesta es igual que durante las dos primeras horas de la mañana

A tres meses de lanzar la sugerencia a los comerciantes de implementar el horario de 8 a 20, consideró que el resultado de abrir a la siesta “es óptimo”

 

Salomón aseguró que el movimiento de gente a la siesta es igual que durante las dos primeras horas de la mañana
Salomón aseguró que el movimiento de gente a la siesta es igual que durante las dos primeras horas de la mañana

Desde el 1 de junio, Roberto Salomón, titular de la Asociación Civil de Comerciantes de Villa María (Acovim), lanzó la sugerencia a los comercios de la ciudad para que implementen la apertura de sus puertas en horario corrido y extendido, de 8 a 20.

Salomón hizo un análisis sobre cómo fue la respuesta de los clientes y los comerciantes a tres meses de impulsar esta iniciativa, que tiempo atrás ya había suscitado discusiones desde las entidades que aglutinan los comercios.

“En estos meses, lo más importante fue el comportamiento del público en los negocios que abrieron en horario corrido, y que de todos los negocios que están trabajando de esta forma, ninguno ha vuelto atrás con la medida”, resaltó el titular de Acovim, quien consideró que “nosotros lo que hemos hecho ha sido blanquear porque era una situación que estaba sucediendo desde el inicio de muchos comercios”.

A partir de lo que pudo observar a lo largo de estos tres meses, comparó que “la actividad comercial en la hora de la siesta es muy parecida en número, cifras y cantidad de gente, a lo que se desarrolla en un comercio en las dos primeras horas de apertura”. A raíz de eso es que planteó: “No existe ningún comercio que se le ocurra no abrir más a las 8 sino a las 10, bueno, con la siesta pasa lo mismo”.

Para Salomón, el resultado de abrir a la siesta “es óptimo”, y aclaró que “estamos incluyendo estaciones de servicio, mayoristas, farmacias, clínicas, comercios en general, quioscos”.

“Hay muchos comercios que tienen ganas, que observan que conviene abrir de corrido, pero que no pueden llevarlo a cabo por cuestiones de estructura o de personal”, aseguró Salomón, quien manifestó que “hay un montón de gente en la región y de Villa María que viene de los barrios y que se quedan a la siesta en los comercios y se pone contenta la gente que tiene ese servicio porque ve que hay movimiento”.

De todas formas, aclaró que “el balance de esta iniciativa todavía no lo podemos hacer, porque tiene que pasar el verano y ver el comportamiento de la gente en esa época, pero estamos seguro que es lo que se viene y no se puede evitar amoldarse”.

Print Friendly, PDF & Email