No salieron del Pozo

Ricky Juárez, quien anotó el empate agónico, maniobra ante la marca del debutante (como titular) Gigena; en barrio Almirante Brown, River y Alem animaron un emocionante 2 a 2

LIGA VILLAMARIENSE – Apertura – 9na. fecha – Zona A

En una tarde llena de emociones y polémicas, Alem le empató a River en la última jugada. Ledesma y Moreno anotaron para el Millonario (sigue último), mientras que Pereyra y Juárez le dieron la igualdad al Tricolor (con el punto, no achicó en demasía la distancia con respecto a la zona de clasificación)

Escribe: Pablo Luna Broggi

Una inusual tarde calurosa de mayo era el clima ideal para un encuentro de alto voltaje: el siempre complicado River recibía en el famoso Pozo de barrio Almirante Brown a Alem de Villa Nueva, que visitaba el reducto Millonario con la misión de volver a sumar de a tres para acercarse al líder San Lorenzo de Las Perdices y despegarse de 9 de Julio y Colón, con la intención de mirar con mejores ojos la clasificación en estas últimas fechas de la fase regular.

La primera emoción de la tarde llegó a los 45 segundos de juego, cuando un despeje de Mayco Dichiara habilitó a Chucho Cerutti, quien estrelló el balón en el palo derecho de Garofani con un potente remate con la pierna diestra.

A los 5 minutos, contestó Julián López con un gran slalom interno que dejó en el camino a un par de rivales y terminó en un remate cruzado que Morales alcanzó a desviar por milagro.

El partido se hacía de ida y vuelta sin nadie que se haga cargo del control del mismo. El mediocampo se convertía en una zona de tránsito veloz, en la cual Julián López y Joel Manzanares eran los principales protagonistas de la vertiginosidad reinante.

Alem intentaba llenando de centros el área rival con la intención de que sean capitalizados por Demichelis o Cerutti, pero en su propósito sufría en el fondo con la velocidad escurridiza de los jugadores millonarios.

La apertura del marcador llegó a los 26 minutos, cuando un tiro libre de larga distancia de López superó a toda la defensa visitante y encontró la cabeza de Martín Ledesma para que con gran pericia eleve el balón por encima de Morales y decrete el 1 a 0 a favor del dueño de casa.

Alem no se podía sacar la espina de los últimos cinco partidos: irse perdiendo al descanso. Esto generó mucho malestar en el cuerpo técnico y las fuertes autocríticas en el vestuario tricolor retumbaron durante 15 minutos en el reducto millonario.

En el complemento, Agosto quizás presintió que los goles estaban reposando entre los relevos y mandó a la cancha a Juárez y a Pereyra. Mientras Morales le sacaba un tiro libre imposible a López y Garofani hacía lo propio con Juárez, de un saque lateral llegó la igualdad del León: la reposición desde la banda derecha generó dos cabezazos dentro del área que dejaron solo a Pereyra frente al uno millonario, que nada pudo hacer para evitar que el juvenil definiera por entre sus piernas.

Sin embargo, este desfachatado River, sin vergüenza y sin presiones, no se cayó ante el empate de su rival y rápidamente fue en busca de una nueva ventaja, situación que consiguió de inmediato luego de un ingenuo penal cometido por Morales a Ledesma y que Moreno se encargó de cambiar por gol. El 2 a 1 era justo y parecía definitivo. River era más que Alem, que más que un equipo parecía una suma de voluntades individuales. Un manojo de nervios que, con mucha vergüenza deportiva, pero sin una idea clara, buscaba el empate de cualquier manera.

Y este constante insistir tuvo su premio a los 43 minutos luego de una gran jugada personal de Joel Manzanares que remató cruzado y obligó a Garofani a dar un largo rebote que capturó Ricardo Juárez, en clara posición adelantada, para poner el 2 a 2 definitivo.

Alem empató con el último aliento y consiguió un punto valiosísimo en la lucha por la clasificación, pero deberá mejorar mucho su performance en estas últimas fechas si quiere disputar los playoffs ligueros. River por su parte, volvió a demostrar que será un duro rival para quien lo enfrente de aquí en adelante, y que deberán hacer un gran esfuerzo para vencer a este buen equipo comandado por Medrano.

 

La figura

Julián López

Gran partido del hábil mediocampista Millonario. Se adueñó desde el primer minuto del mediocampo y fue quien hizo jugar a su equipo. Participó activamente en los dos goles y por poco no anotó su propio gol.

 

El árbitro

Leandro Domínguez

Mal. Obvió un golpe clarísimo de Fernández a López. Luego no cobró dos claros penales (uno por bando) y validó el gol de Juárez en offside.

Print Friendly, PDF & Email