Pena de cuatro años para taxista de Oliva que abusó de una joven

Luis Barrera es esposado, poco antes de ser nuevamente trasladado a la cárcel donde purgará la condena

Se trata de Luis Barrera, quien fue hallado culpable de los ilícitos que tuvieron como víctima a una mujer de 28 años que padece un retraso mental moderado. Detenido desde marzo de 2015, podría llegar a obtener la “libertad condicional” en noviembre de 2017

Luis Barrera es esposado, poco antes de ser nuevamente trasladado a la cárcel donde purgará la condena
Luis Barrera es esposado, poco antes de ser nuevamente trasladado a la cárcel donde purgará la condena

Abrumado por las pruebas en su contra y ante la posibilidad de recibir una condena más dura, el taxista Luis Ramón Barrera (68) confesó haber abusado sexualmente de una joven con capacidades diferentes y recibió una pena de cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo.

Luego de que la víctima compareciera en la sala de audiencias de la Cámara del Crimen de Villa María, el acusado levantó la mano y pidió declarar. Y durante una breve exposición, primero reconoció los hechos, dijo estar “arrepentido”, pidió disculpas y por último solicitó ser sometido a un tratamiento psicológico.

La confesión posibilitó que el juicio se abreviara, con lo cual la Fiscalía, la Querella y la Defensa coincidieron en incorporar toda la prueba colectada en el expediente para luego pasar a los alegatos, omitiéndose la recepción de nuevos testimonios.

En rigor de verdad, las partes habían convenido previamente la pena finalmente impuesta por el juez René Gandarillas, pero para que ello ocurriera era necesario que Barrera, de 68 años (11 de mayo de 1948), admitiera su responsabilidad penal.

Si bien la audiencia de debate se realizó a puertas cerradas por tratarse de hechos de instancia privada, EL DIARIO pudo conocer algunos detalles del proceso oral, que había comenzado el lunes con la lectura de la pieza acusatoria y la incorporación de una declaración prestada por el sexagenario en la Fiscalía de Instrucción de Oliva a poco de ser detenido, en marzo del año pasado.

Para la jornada de la víspera estaba previsto que declarara la mujer abusada, una joven de 28 años que padece un retraso mental moderado, cuya hermana denunció los hechos ante la Policía y la Justicia de aquella ciudad.

Durante el proceso se comprobaron al menos tres hechos de abuso sexual, en fechas no determinadas con precisión, pero registradas durante el mes de marzo de 2015.

 

El marco legal

Cabe señalar que Barrera llegó a juicio acusado como presunto autor de “abuso sexual gravemente ultrajante” (sin acceso carnal), un delito que es legislado por el artículo 119 del Código Penal de la Nación y reprimido con prisión de cuatro a 10 años.

En su primer párrafo, dicha norma legal establece que “será reprimido con prisión de seis meses a cuatro años el que abusare sexualmente de persona de uno u otro sexo cuando ésta fuera menor de 13 años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción”.

Sin embargo, el segundo párrafo, precisa que “la pena será de cuatro a 10 años de reclusión o prisión cuando el abuso, por su duración o circunstancias de su realización, hubiere configurado un sometimiento sexual gravemente ultrajante para la víctima”.

La circunstancia de convicto primario (no registra antecedentes de ningún tipo) le permitirá al taxista olivense solicitar la “libertad condicional” cuando complete las dos terceras partes de la pena impuesta, es decir luego de pasar dos años y ocho meses entre rejas, lo que se cumplirá en noviembre de 2017.

Si entonces supera con éxito una pericia psicológica que acredite que está en condiciones de reinsertarse socialmente y observa buena conducta durante todo el período de detención, entonces Barrera podrá dejar la cárcel de barrio Belgrano, donde se encuentra alojado desde hace casi un año y medio.

 

El juez y las partes

Además del juez Gandarillas y del secretario Guillermo Picco, intervinieron del debate el fiscal Francisco Márquez y el abogado olivense Mauro Giovanini (en representación de la Querella), ambos por la parte acusadora, mientras que la Defensa de Barrera fue ejercida por los letrados Marcelo Martín Silvano y Guillermo Romero (este último, también de Oliva).

 

Caso Yanila: mañana indagan a Fantino

El futbolista Diego Fantino, quien está detenido desde el domingo por haberle propinado una brutal golpiza a su exnovia, Yanila Ríos, será indagado mañana a las 11 por el fiscal René Bosio. En tanto, durante la mañana de ayer, el arquero de Atlético Ticino designó como defensor al abogado riotercerense Carmelo Zuccarello. En principio, la indagatoria se iba a concretar hoy, pero a pedido del letrado (quien debe concurrir a una audiencia en Río Tercero), el instructor de la causa resolvió posponer 24 horas la medida procesal. Fantino está imputado como presunto autor de “lesiones leves calificadas”, “privación ilegítima de la libertad calificada” y “daño”.

Print Friendly, PDF & Email