Pena en suspenso y libertad para vecino de Oliva

Víctor Giliberti (foto de Facebook) fue condenado, pero recuperó la libertad

Juicio abreviado – Le impusieron tres años de prisión por manosear a una menor

Un plomero domiciliado en la ciudad de Oliva recibió ayer una condena de tres años de prisión de ejecución condicional y pudo recuperar la libertad luego de casi nueve meses entre rejas.

Se trata de Víctor Hugo Giliberti (39), quien fue declarado autor responsable de “abuso sexual agravado reiterado” y “desobediencia a la autoridad”, al cabo de un juicio realizado en la Cámara del Crimen de Villa María.

Como el más grave de los hechos que se le atribuían es de instancia privada, la audiencia se realizó a puertas cerradas, por lo que no se permitió el acceso del público ni de los medios de prensa al recinto ubicado en el quinto piso de Tribunales.

No obstante, pudo saberse que Giliberti, nacido el 1 de mayo de 1979, admitió haber manoseado por fuera de la ropa las partes pudendas de una menor, confesión que posibilitó que el juicio se abreviara.

Al imponérsele una pena en suspenso, el condenado fue liberado ni bien concluyó el debate, aunque deberá cumplir una serie de reglas de conducta (como abstenerse de mantener cualquier tipo de contacto con la víctima y realizar un tratamiento psicológico, entre otras) si no quiere volver a la cárcel.

La audiencia fue presidida por la camarista Eve Flores de Aiuto y contó con la participación del fiscal Francisco Márquez y de la abogada craikense María Cristina Valles.

Previo a las deliberaciones, el acusador público y la defensora habían acordado la pena que iban a requerir en sus alegatos si Giliberti se declaraba culpable.

Los hechos que llevaron a prisión al vecino olivense se produjeron a mediados del año pasado en aquella ciudad, aunque no se conocieron mayores detalles justamente para preservar la integridad de la menor que sufrió los tocamientos impúdicos.

 

Las Varillas: a prisión por abusar de una menor

La Cámara Criminal y Correccional de San Francisco condenó ayer a un hombre de Las Varillas al encontrarlo autor de abuso sexual en perjuicio de la hija menor de su concubina. El tribunal, que presidió el camarista Mario Comes, impuso la sentencia de cinco años y cuatro meses de cárcel al varillense al considerarlo autor responsable de abuso sexual gravemente ultrajante. El sujeto se encontraba alojado en la Unidad Penitenciaria 7 de San Francisco desde el mismo momento en que fue denunciado por su expareja, lugar donde continuará detenido.

Print Friendly, PDF & Email