Pide medidas cansado de ver a alumnos drogándose en la vereda

Las fotos que viralizó donde se observan los restos que encontró a metros de la escuela

Villa Nueva – Carlos Gutiérrez ya habló con autoridades de la escuela

Vive enfrente del IPET 322 y asegura que hace casi dos años que se encuentra con la misma situación en la puerta de su casa. Días atrás llegó la “gota que rebalsó el vaso”

 

A plena luz del día. Según Gutiérrez, a estos jóvenes no les importa ser vistos consumiendo sustancias

Hace dos años que Carlos Gutiérrez, vecino de la esquina de Lima y Rivadavia, reniega porque se encuentra permanentemente con jóvenes del IPET 322 Manuel Belgrano, ubicado al frente, fumando, sentados en la puerta de su casa.

Pero lo que vivió el jueves fue, como se dice comúnmente, la gota que rebalsó el vaso.

En horas de la tarde, quien fuera presidente del Rotary Club Villa Nueva, se dio con la imagen que se describió al principio de la nota. Tras pedirles que se retiren, decidió revisar el lugar y se encontró con algo que no esperaba: restos evidentes de cigarrillos de marihuana y bolsas “con restos de cocaína”.

Inmediatamente tomó fotografías y cuidadosamente juntó algunos de los elementos para ir a hablar con alguna autoridad de la escuela.

Lamentablemente, la situación se reiteró en forma calcada por la noche, cuando cerró su peluquería, pasadas las 22, con la diferencia de que “me encuentro conque hay otra bolsa con restos, pero además bastante polvo blanco en el suelo”.

 

“Hay que hacer algo”

“Hay que atacar la problemática de raíz. La falta de contención de los chicos, más allá de todo, algo fundamental para que no caigan continuamente en el tema de la droga. Está mal que se drogue cualquier persona, pero que lo hagan a las 13, a las 16, a las 17 es gravísimo. A metros de la escuela. No les importa nada”, señaló Gutiérrez, quien adelantó que esperará el llamado de alguna autoridad municipal para tratar el tema o, de lo contrario, se comunicará directamente con el intendente.

“Ayer exploté, pero hace más de dos años que hay chicos sentados en la puerta de mi casa haciendo esto”, sostuvo y hasta especificó que sucede “a la mañana temprano, después del mediodía, a las 17 y a la noche” en los turnos de entrada y salida de los jóvenes estudiantes.

“Muchas veces hablé con ellos y les comenté que es una casa particular, que no podían estar ahí haciendo eso, los invité a retirarse. Se los he dicho de muchas formas, sin resultado”, recordó.

Gutiérrez insistió en que, esta vez, “les pedí que se fueran y cuando me acerqué vi los restos de las sustancias; me parece que ahí todo se fue de las manos, y a la noche otra vez, o incluso peor, porque dejaron cocaína en el piso”.

En ambos casos, afirmó, fue inmediatamente a hablar con autoridades de la escuela.

“Les pedí que tomen medidas, a esa gente hay que ayudarla, no pueden usar la vereda como aguantadero. Por la tarde hablé con la vicedirectora. Me recibió muy bien, muy amable, le empecé a mostrar las fotos, se las pasé por WhatsApp y le dejé a ella la bolsa con restos de cocaína y le dije que haga lo que tenga que hacer”, ilustró.

Según dijo, la docente “reconoce que tienen esa problemática en la escuela y que tienen problemas con alumnos que no ingresan a clases, sino que se quedan en los alrededores, pero están muy a la deriva”.

Incluso, “le ofrecí abordarlo en conjunto”. “Es gravísimo que estén fumando marihuana así, porque están los restos ahí, y que dejen los restos de cocaína como si nada, es gravísimo, les da lo mismo hacer lo que hacen en cualquier lado, a metros de la escuela, en la vereda de una casa de un vecino”, planteó.

El vecino pidió que “se declare la emergencia” porque “lo tienen que tomar con seriedad”. “Tienen que trabajar sobre eso. Arrancando por los que venden droga, si no cada vez van a ser más. Hacer un seguimiento, acompañamiento, alguien que contenga. Hay que ver el problema de raíz, sus familias que no los están conteniendo, por qué caen en eso”, propuso.

Si bien reconoció que “desde la Municipalidad algo se está trabajando porque sé que están haciendo algo, incluso el director del nocturno me decía que trabajan sobre violencia de género y droga por casos puntuales, que traen especialistas del CIC”, repitió: “Hay que profundizar, lo que pasó es el colmo”.

 

Print Friendly, PDF & Email