Por una participación equitativa de género

La iniciativa de Femucor plantea una mayor presencia de mujeres en los espacios de decisión de cooperativas y mutuales

Nora Landart, coordinadora de la Comisión de Mujeres Mutualistas de la Federación de Mutualidades de Córdoba
Nora Landart, coordinadora de la Comisión de Mujeres Mutualistas de la Federación de Mutualidades de Córdoba6

Mientras aún se debate sobre una nueva ley para la economía social y solidaria, la presidenta de la Mutual Oñativia del Grupo GESTA, Nora Landart, en su calidad de coordinadora de la Comisión de Mujeres Mutualistas de la Federación de Mutualidades de Córdoba (Femucor), presentó un proyecto para que se contemple la participación equitativa de género dentro de los órganos directivos y fiscalizadores de cooperativas y mutuales.

“Venimos a proponer la incorporación en la nueva legislación del principio de participación equivalente de género en la integración de los órganos de administración y fiscalización, en los consejos directivos y en las juntas fiscalizadoras de las entidades de la economía social. En el caso de que prevalezca uno de los dos géneros, que se considere la participación porcentual que tiene el padrón en sus socios activos”, explicó Landart.

El proyecto fue expuesto en distintos foros regionales, como los de Córdoba y Río Cuarto, que han sido realizados por el Instituto de Promoción de la Economía Solidaria (IPES), presidido por José Orbaiceta.

“Según expresó Orbaiceta, ya está dentro de la agenda que será presentada en el Congreso Nacional la propuesta de participación equitativa de género, lo que es una muy buena noticia para las mujeres mutualistas de la provincia de Córdoba, que fuimos quienes planteamos la cuestión en estos términos, porque no hablamos de cupos, sino que planteamos la participación equitativa de géneros”, remarcó.

“También impulsamos la conformación de las comisiones de género en cada federación provincial. Así vamos construyendo una agenda que tiene que ver con las particularidades de la participación de la mujer en el espacio de la economía solidaria”, agregó Landart.

“Somos conscientes de que en los últimos años hemos avanzado y logrado ocupar espacios de decisión en las entidades mutuales, pero la brecha persiste. Según estudios, en nuestro sector es donde más se ha avanzado en materia de equidad en relación a los espacios de decisión, pero aún siguen siendo mínimos. En la economía lucrativa es muy escasa la participación de la mujer en los espacios de decisión y en cuanto a los poderes del Estado se avanzó un poco más en el Poder Legislativo, en segundo lugar en el Poder Ejecutivo y la brecha más grande persiste en el Poder Judicial. Estamos muy lejos de alcanzar una paridad en la participación”, consideró Landart.

La coordinadora de la Comisión de Mujeres Mutualistas de Femucor precisó que, de acuerdo a datos relevados por el INAES, el 81,1% de los gerentes de todo el país son hombres, sólo el 18,9% de las gerencias restantes son ocupadas por mujeres, en el Gran Buenos Aires y en el Noroeste del país son en las que mejor representación tienen. En tanto que Córdoba, de las ochos regiones, se encontraba en penúltimo lugar.

“En relación a los dirigentes de cooperativas y mutuales la situación es más inequitativa, el 81,3% son varones, sólo el 18,7% son mujeres. Si analizamos particularmente la composición del porcentaje que representan las mujeres directivas, veremos que las mujeres cordobesas expresamos el 16,7%, mientras que en el NOA es un 29,9% y Santa Fe está en último lugar con el 11%, para referenciar la mayor y menor representatividad”, completó.

“Proponemos una medida de acción positiva, porque la desigualdad persiste, pero también porque en los últimos tiempos hemos visualizado acciones concretas orientadas a reconocer esta desigualdad e intentar revertirla”, señaló Landart.

“Es necesario ayudar a derribar las barreras existentes, por lo tanto, estas medidas afirmativas no conllevan la asignación de privilegios, sino al reconocimiento del derecho a una participación igualitaria”, añadió.

Visualizamos la oportunidad del momento histórico, porque nuestro sector en la última década ha avanzado en relación al de la economía lucrativa y al de otras organizaciones de la sociedad civil, seguramente por la lógica que articula nuestra acción”, reiteró.

 

Una agenda común

Por otra parte, Landart contó que en noviembre pasado se reunieron mujeres mutualistas y cooperativistas en Córdoba.

“En ese encuentro nos dimos cuenta de que tenemos una agenda común para 2016, que fundamentalmente se centra en conformar una comisión de equidad de género a nivel nacional que pueda focalizar los esfuerzos para lograr -justamente- una participación equitativa de género”, indicó.

“Como lo he dicho antes, avanzamos un poco más, hace unos días salió con dictamen favorable de la Comisión de Asuntos Cooperativos, Mutuales y Organizaciones no Gubernamentales de la Cámara de Diputados la ley de cupos que se venía trabajando en la Nación. Si bien nuestro proyecto es superador, recibimos esta noticia con mucha alegría porque con ésto hay un punto de partida. Cerramos un año con muy buenas noticias, pero nos queda un largo tramo para transitar y seguir trabajando”, puntualizó Landart, quien consideró que entre los desafíos más urgentes está lograr que se apruebe el proyecto de la economía social y solidaria con todas las modificaciones que lo han nutrido a lo largo de la Argentina.

“También avanzar en un observatorio que pueda monitorear lo que ocurre al interior del sector y los avances que haya en políticas públicas en la participación de género”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email