Problemas de calidad

P25-F1La calidad del trigo destinado para el pan que se está cosechando por estos días en la Argentina no alcanzaría las condiciones para la industria panadera, de acuerdo al análisis del Mercado a Término de Buenos Aires (MATBA).  

“Es una campaña complicada dados los costos que tenía el productor y sin expectativas claras sobre lo que iba a pasar. De esta manera al trigo no se le puso mucho, vamos a tener problemas serios de calidad, y el clima no acompañó”, indicó el prosecretario del MATBA, Alfredo Biondi.

Esta situación repercutirá en los precios que se paguen por el cereal. “Va a ser una cuestión de oferta y demanda, porque casi todos están buscando un trigo que sea panadero. Un enero en el MATBA está a 1.845 pesos la tonelada y un marzo a 1.998, que son valores de referencia muy importantes. A partir de ahí hay que empezar a agregarle todos los plus por calidad”.

“Pero el trigo pan argentino (condiciones Cámara) no sirve para hacer pan. El mercado entonces tiene que volverse selectivo y empezar a pagar precios diferenciales, que son importantes. Al tener un estándar que sólo sirve para hacer mezcla, y que no exige una calidad panadera, partimos de la premisa equivocada”, señaló.

Respecto del volumen de cosecha, Biondi calculó que no podría haber más de 8,5 millones de trigo panadero, pero con el tema climático de los últimos tiempos el volumen podría ser menor. Falta ver qué pasa en el sudeste y sudoeste, si el clima acompaña, vamos a estar en esa cifra y si no, vamos a estar en problemas serios”, adelantó.

 

Caída

La producción agrícola del ciclo 2015-2016 de Argentina caerá un 16% respecto del ciclo previo, con un volumen cosechado de sólo 97,5 millones de toneladas, según una proyección divulgada por la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES Consultores).

«Las nuevas políticas hacia el sector agrícola llegan cuando la campaña 2015-2016 está jugada y su impacto se visibilizará con mayor fuerza en el próximo ciclo agrícola», indicó la consultora, en alusión a la quita de retenciones a las exportaciones de todos los granos con excepción de la soja, que bajará a razón de cinco puntos anuales.

«La merma productiva se da contra la campaña récord de 2014-2015 y el volumen productivo del actual ciclo sería aceptable», dijeron los especialistas. Además, el trabajo señaló que en lo que va del año las exportaciones del sector agrícola llegaron a U$S22.318 millones, con una baja del 5,7% y una fuerte suba del 19,8% en cantidades, al ubicarse en 65,7 millones de toneladas.

La campaña en curso tendrá una gran influencia del clima, ya que se pronostica la presencia de un efecto El Niño, aunque no será tan intenso como se pronosticaba inicialmente. «Tras tres años consecutivos de caída, en los primeros 10 meses de 2015 se visibiliza un crecimiento en las cantidades exportadas por el sector», manifestó IES.

 

Print Friendly, PDF & Email