Proponen nomencladores en Braille

La colocación de placas informativas con el sistema de lectura para no videntes comenzaría en el centro

P4 F1El bloque Juntos por Villa María presentó ayer un proyecto de ordenanza que propone la colocación de placas informativas con el nombre de calles en escritura Braille, en los nomencladores urbanos ubicados en el casco céntrico.

Dicha placa se colocaría en la parte baja del nomenclador, con el nombre de la calle y la altura en Braille, de manera tal que las personas puedan leer la escritura en forma táctil. Las láminas pueden ser de material metálico, plástico o el que se considere pertinente teniendo en cuenta su resistencia a la exposición a la intemperie y su preservación.

La iniciativa prevé que las placas informativas inicialmente se coloquen en el casco céntrico de la ciudad, comprendido en el cuadrante de bulevar Sarmiento, calle Mitre y su continuación avenida Sabattini, calle San Juan, hasta el bulevar España y su continuación bulevar Alvear.

Progresivamente, la inscripción en Braille se aplicará en los demás nomencladores de la ciudad. A la vez, el proyecto propone que todo nomenclador nuevo que se coloque ya venga con la placa informativa en el sistema Braille.

“También se alienta a que las empresas, comercios e instituciones coloquen su señalética actual en Braille. Para incentivarlos, el proyecto establece que se los eximirá del pago a la Tasa de Servicio a la Propiedad por única vez en el momento en el que se instale, como así también que el Ejecutivo publique en su página de Gobierno Abierto un listado de estas instituciones que hayan adherido a esta iniciativa, una especie de ‘lista blanca’ para que los ciudadanos conozcan quienes contribuyen a una ciudad más inclusiva y accesible para las personas no videntes”, explicó ayer la concejala Gisele Machicado, tras presentar el proyecto.

“Continuando con nuestra labor de lograr políticas de inclusión para las personas con discapacidad, presentamos esta iniciativa. El objetivo de este sistema de fácil aplicación y bajo costo, es ayudar a la orientación geográfica de las personas no videntes o con baja visión que habitan y visitan Villa María”, afirmó la edil, quien consideró que es “un deber del Gobierno tomar medidas tendientes a la inclusión de las personas con discapacidad”.

“Creemos que esta práctica contribuirá a la toma de conciencia de la población con respecto a las personas que tienen ceguera o disminución visual”, agregó.

Según datos aportados por el Hospital Pasteur, en el primer semestre de 2015, se relevaron 1.544 personas con discapacidad visual en Villa María.                

Print Friendly, PDF & Email