Protestas, firmas y “marcha atrás” del Gobierno

TAPA-F1Segunda jornada de fila permanente de personas ante la Defensoría del Pueblo de la ciudad para firmar el amparo colectivo en contra del tarifazo en el servicio de gas. Mientras esta situación se daba en Villa María, el Gobierno nacional acordaba con los gobernadores poner un tope de entre 400% y 500% en las subas aplicadas a los usuarios de los servicios públicos.

Vecinos de diferentes barrios concurrieron con las facturas actuales y las correspondientes al mismo período del año pasado para estampar su rúbrica en el recurso judicial mancomunado que hoy será presentado por la titular de la Defensoría, Alicia Peressutti, ante el Juzgado Federal que encabeza el juez Roque Ramón Rebak.

La situación se repetía en distintos puntos del país; incluso, ya existen pronunciamientos de magistrados que hicieron lugar a las presentaciones de los ciudadanos.

En Buenos Aires, en medio de fuego cruzado entre altos funcionarios (el ministro Juan José Aranguren y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo). «No puede haber un aumento del 12.000% para alguien, eso no resiste análisis…”, lanzó el segundo.

 

El PRO propuso eliminar la alícuota de gas

Los concejales PRO del bloque Juntos por Villa María, Karina Bruno y Omar Coutsiers, presentaron ayer un proyecto para modificar el artículo Nº 109 de la Ordenanza Tarifaria vigente.

Con esta modificación se busca eliminar las alícuotas que cobra el municipio en el servicio facturado por Ecogas de un 10% para las casas de familia y comercios y de un 6% para industrias. Esto figura en las boletas del gas bajo el concepto “Percepción impuesto municipal”.

“Los ciudadanos de Villa María pagamos en nuestras boletas de gas un 10% o 6% más sobre el consumo real del servicio”, señalaron los ediles.

“Con los diferentes aumentos que han sufrido los servicios, es fundamental que desde los municipios se tomen medidas concretas que alivien los bolsillos de la gente, más allá de las correcciones y/o revisiones que el Gobierno nacional y los gobiernos provinciales deberán hacer de algunos de los aumentos dispuestos. La presente medida implicaría una disminución considerable en las boletas de gas, máxime si se tiene en cuenta que por esta alícuota que cobra el municipio, el Ejecutivo no brinda ninguna contraprestación”, indicaron.

Mientras era concejal, el actual legislador Darío Capitani presentó una propuesta de este mismo tenor, que no avanzó en el tratamiento.

 

El Gobierno fijó aumentos máximos de entre 400% y 500%

Tarifazo: parcial marcha atrás

Luego de semanas de negociaciones con los gobernadores y tras varios amparos judiciales y medidas cautelares a favor de los usuarios, el Gobierno y los mandatarios provinciales acordaron fijar un tope de entre 400% y 500% a los aumentos de tarifas de luz y gas. Tras el acuerdo el ministro de Energía, Juan José Aranguren, admitió que fue un error subir las tarifas sin medir consecuencias, mientras Federico Pinedo deslizaba la palabra “salame” muy cerca del expresidente de Shell y actual integrante del Gabinete.

En un encuentro encabezado por los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y el propio Aranguren, los mandatarios provinciales aceptaron la propuesta oficial de establecer porcentajes máximos a las subas. En cuanto al gas natural, se establece el tope de 400% de aumento para usuarios residenciales y de 500% para Pymes, comercios y hoteles en todo el territorio nacional.

Estos topes «se aplican sobre el valor total de la factura con respecto al cuadro tarifario anterior, y siempre considerando un mismo nivel de consumo», indicó Aranguren en diálogo con periodistas en Hacienda.

En un comunicado además se precisó que «en la región de la Patagonia, Departamento de Malargüe en Mendoza y la Puna, aún a pesar del tope de 400%, se sigue manteniendo una tarifa diferencial en la provisión de gas natural respecto al resto del país, debido a su condición de zona de bajas temperaturas».

«Estamos dispuestos a dialogar siempre con todos los sectores. En estos cinco meses de gestión hemos dado claras muestras de que somos un gobierno que dialoga, que escucha y que cuando se equivoca, corrige», sostuvo Frigerio.

 

“Salame”

Pinedo, presidente provisional del Senado, reveló que en ninguna reunión de Gabinete nadie dijo que la tarifas iban en porcentajes exhorbitantes.

“Hay cosas que se hicieron mal… Hay casos de abusos descomunales», admitió Pinedo, aunque dijo creer que «no puede haber un aumento del 12.000% para alguien, eso no resiste análisis… La gente que hace muchas cosas comete errores. Creo que los funcionarios nuestros son de buena fe y son gente calificada, no pusimos a un salame a ocuparse de un tema grande, sino que se cometieron errores, y de hecho se están rectificando», advirtió.

 

Print Friendly, PDF & Email