Recolectaron sangre para 2.139 personas

Analía Ramírez, Rubén Aguiar y Marcelo Ferri, integrantes de Fundayt

Fueron 713 unidades y cada una sirve para ayudar a tres personas. El 70% de los donantes de sangre ingresó en el registro de médula ósea, que está en Holanda y busca compatibilidades en todo el mundo

Analía Ramírez, Rubén Aguiar y Marcelo Ferri, integrantes de Fundayt

La Fundación para la Ablación y el Trasplante (Fundayt) cierra un 2017 “exitoso” tras haber logrado concientizar a la población y recolectado 713 unidades de sangre, que sirven para ayudar a 2.139 personas.

“Es totalmente exitoso lo que estamos realizando”, afirmó con alegría Analía Ramírez, integrante de la entidad solidaria y aclaró que es el fruto “del trabajo de toda la región, de las 12 localidades a las que acudimos”.

De ese total de personas que ofrecieron su sangre (713), el 70% también aceptó ingresar en el registro de donantes de médula ósea, trámite que se realiza en forma simultánea a la extracción del fluido vital.

Esa información se aloja en un banco mundial que está en Holanda y, en el caso de encontrarse compatibilidad con algún paciente del planeta, se llama al voluntario para informar que tiene la posibilidad de salvar una vida.

Esta tarea es de las últimas que incorporó Fundayt y lo hizo a partir de la necesidad de un niño villamariense que en 2010 necesitó de médula ósea para mejorar su calidad de vida.

“Trabajamos a full, pero desde lo más simple: el boca a boca y el ir a las escuelas; ese es nuestro disparador para demostrar que es un tema que hay que hablar todos los días”, destacó Rubén Aguiar, otro de los miembros de la entidad sin fines de lucro.

“Estamos convencidos que los chicos son los que nos ayudan a sensibilizar en los hogares y a muchos adultos a la hora de donar”, agregó Analía.

En 2017 se han sumado tres localidades a la lista: Laborde, Ucacha y Chazón. “Siempre que vamos a otros lados lo que tratamos de hacer los días previos es dar una charla para informar y romper mitos”, señaló la mujer.

Ponerse en el lugar del otro sigue siendo el argumento principal para alejar las dudas y dar el “sí” ante la última consulta del Incucai.

 

Sede propia

Fundayt termina el año esperando que 2018 los encuentre en la sede propia, un viejo anhelo de la entidad que cumplió los 15 años de existencia.

Solo resta un trámite para que puedan empezar a construir en Mendoza esquina Echeverría, en barrio General Paz, en donde antiguamente existió un quiosco.

Esa estructura será refuncionalizada y se realizará una ampliación hacia el sector que hoy ocupa una pequeña plazoleta.

Como cierre de año tienen previsto una última colecta, que será en la Municipalidad de Villa María. Tendrá lugar el próximo jueves 14 de diciembre en el Salón Blanco y está destinada principalmente a empleados y funcionarios municipales.

En tanto en los primeros días de enero habrá una jornada similar en el centro vecinal de barrio General Paz, abierto para toda la comunidad.

 

Print Friendly, PDF & Email