Inicio Suplementos El Diario Viajero Resaltando una nueva faceta del Valle

Resaltando una nueva faceta del Valle

0
Resaltando una nueva faceta del Valle

AGENDA/Fiesta del Vino y la Vid de Calamuchita

or cuarto año consecutivo, el Valle de Calamuchita acogerá la Fiesta del Vino y la Vid. Una atractiva propuesta que, al igual que en ediciones anteriores, tendrá a las localidades de Villa Ciudad Parque, Los Reartes, La Cumbrecita y Villa General Belgrano como sedes. Será del viernes al domingo próximos.

A lo largo de esas tres jornadas, quienes visiten los citados municipios podrán disfrutar de distintas actividades, siempre relacionadas con la producción del vino.

En ese sentido, destacan los paseos guiados por las distintas bodegas de la zona, lo que incluye, naturalmente, los viñedos aledaños. Esos que, mimados de cerca por las sierras, generan productos que cada vez tienen mayor ascendente entre los amantes de la bebida.

Además, la Fiesta estará protagonizada por degustaciones, comidas populares, espectáculos artísticos, clases de cocina, pisada de la uva y hasta una búsqueda especial del tesoro. Todo, en el marco que prestarán las cuatro localidades anfitrionas, y seis emprendimientos vitivinícolas de la región (que tendrán abiertas sus puertas de forma permanente a lo largo de la celebración): Costa Verde, Vista Grande, Familia Furfaro (los tres de Villa Ciudad Parque), Pu Duan (Villa General Belgrano), Finca Las Acacias (Loma Alta) y Las Cañitas (La Cumbrecita).

El evento, nacido en el año 2015, busca promover al Valle de Calamuchita en tanto destino para el turismo del vino. Un semblante relativamente nuevo para la región, que en el transcurso de la última década ha visto acrecentar su impronta en la materia.

Los viajeros que se acerquen a la zona durante el fin de semana, también podrán deleitarse con los paisajes típicos del área, estelarizados por las cercanas Sierras Chicas (que corren al este de la ruta provincial 5, columna vertebral del valle), y las Sierras Grandes (colosales y apuestas, se dejan apreciar en los fondos, al oeste).

 

Viernes

Villa General Belgrano (comercio local Froilán)

A las 21 hs.: degustación de vinos de la región, “Vinos con historia”.

 

Sábado

Villa Ciudad Parque (Posada Punto Claro)

A las 12 hs.: bienvenida / 13 hs.: pisada de la uva / 13.30 hs.: almuerzo / 14.30 hs.: espectáculos artísticos varios / 17 hs.: cierre.

Los Reartes (Capilla histórica).

A las 18 hs.: recepción / performance de artistas plásticos / cocina show con degustación /

degustación de vinos.

 

Domingo

En toda la región: Búsqueda del Tesoro del Vino y la Vid de Calamuchita (Concurso de acertijos con consignas de recorrido y premios).

A las 10 hs.: punto de partida Rotonda Los Reartes – Villa General Belgrano.

A las 10.15 hs.: partida rumbo a Viñedo y Bodega Las Cañitas.

A las 12 hs.: arribo a Viñedo Costa Verde.

A las 13 hs.: arribo a Viñedo y Bodega Vista Grande.

A las 14 hs.: arribo y almuerzo a Viñedo y Bodega Familia Furfaro.

A las 16 hs.: arribo a Viñedo Finca Pu Duan.

A las 17 hs.: cierre.

 

DONDE: Villa Ciudad Parque, Los Reartes, La Cumbrecita y Villa General Belgrano

CUANDO: Del viernes al domingo próximos

 

HUMOR VIAJERO: Gran Ben

Por el Peregrino Impertinente

El Big Ben es una inmensa torre reloj que se alza en pleno centro de Londres. Por su historia y características, materializa una marca indeleble del imaginario cultural inglés, al mismo nivel que los colectivos urbanos de dos pisos, el té a las cinco de la tarde o la manía de invadir países del tercer mundo para explotarlos, venderles mercaderías y hacerles creer que a cambio van a recibir una lluvia de inversiones “La única lluvia que les vamos a dar es de papas, panchazos”, se le habría escuchado decir al primer ministro británico, aunque dicha versión no ha sido confirmada oficialmente.

En rigor, el Big Ben es el nombre dado a la principal campana de la construcción. Con el tiempo, se empezó a darle esa denominación a toda la torre. La misma, forma parte del Palacio de Westmisnter, hogar del Parlamento del Reino Unido. “Huyamos Batman, el garcómetro me está dando niveles de concentración de flujo intolerables”, se le escuchó decir a Robin cuando visitó el lugar, justo antes de besarse ardientemente con uno de esos famosos guardias de sombrero alto que andan por la zona.

Construido a mediados del siglo XIX, el campanario y su ilustre reloj son protagonistas de las postales londinenses. Igual que el conocido como “Ayrton Light”, un faro en los altos de la torre que se mantiene encendido cuando el Parlamento está en sesión. “Propongo que el ingeniero Mauri sea condecorado con la medalla británica al honor por su excelentísimo desempeño en favor de los intereses ingleses en el mundo. Ni el pirata Francis Drake se había atrevido a tanto”, exclama un Lord adentro del recinto, mientras recibe la ovación de una emocionada y febril concurrencia.

Print Friendly, PDF & Email