Se alternan los signos positivos con los negativos

Mejoró la construcción, pero la industria automotriz sigue en baja. La industrialización de cereales y oleaginosas muestra altas y bajas. El consumo repuntó en términos nominales, al igual que el uso de servicios públicos. En tanto, el comercio exterior sigue deprimido, según el informe de coyuntura de agosto

La construcción empuja a la economía cordobesa en los últimos meses medidos
La construcción empuja a la economía cordobesa en los últimos meses medidos

La actividad económica en la provincia de Córdoba volvió a exhibir signos alentadores en determinados sectores que, no obstante, en el conjunto no terminan por consolidar una tendencia positiva.

Así se desprende del Informe de Coyuntura Económica correspondiente a agosto elaborado por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia, un compendio de diferentes áreas de la actividad económica, tanto del sector privado como del público, que permite adelantarse a la evolución del Indicador de Actividad Económica de Córdoba (INAEC) que también releva la Provincia.

Según el último informe con datos al mes de abril, el INAEC marcó una mejora de 3,5% en el cuatrimestre, traccionado por la fuerte mejora en la actividad agropecuaria.

Con todo, los indicadores del Informe de Coyuntura lejos están de consolidar una tendencia y, en todo caso, muestran señales disímiles según cada sector.

Por lo pronto, en el agropecuario los precios de cereales y oleaginosas siguen por debajo de los de un año atrás, según datos a julio.

El más afectado en esa línea es el trigo, cuyo precio es 44% menor que el de julio de 2014. En el caso de la soja, los valores a julio eran 15,5% menores. La situación actual no varió. De hecho, la principal oleaginosa para el país volvió a caer ayer a raíz de los datos de una nueva devaluación de China.

Respecto a la producción, en julio mejoró la de aceites de soja pero sigue 6,1% abajo de la de 2014. Por el contrario, hubo un fuerte crecimiento de la de aceites de girasol y maní.

En cuanto a la industrialización de oleaginosas, la de soja mejoró 2,4% en junio pero es 8,7% menor en el acumulado anual respecto a un año atrás. Se trata del principal motor en ese rubro. En cuanto a girasol y maní, hubo aumentos, pero su incidencia en cuanto al volumen de producción están lejos de la soja.

En tanto, la producción de pellets y expellers (subproductos de las oleaginosas) también se movieron al ritmo de la industrialización: los de soja cayeron mientras que mejoraron los de maní y girasol. En tanto, los expellers de soja subieron 34,5% respecto a igual mes del año pasado y acumulan un alza de 15,6% en el año con relación a 2014.

La molienda

Por el contrario, la molienda de trigo pan exhibió una mejora de 5% en junio con relación a un año atrás y acumuló una suba de 2,4% en el año.

Los autos

En el caso de la industria automotriz, los datos son los ya consignados en los informes de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA): Fiat, Renault ni Iveco pudieron mostrar números positivos con relación con 2014.

La construcción

En el otro extremo, la actividad de la construcción mejoró en junio. Concretamente, el consumo de cemento Portland alcanzó 117.263 toneladas, 17,3% mayor respecto a un año atrás y 8,9% por encima de 2014 en el primer semestre.

Asimismo, con datos a mayo, hubo un aumento de 4,25% en la cantidad de empresas constructoras registradas y de 3,43% en las contratistas.

Aunque el informe no lo dice, los informes privados sí destacan en este rubro el aporte del Procrear.

Consumo

La venta en supermercados registró en mayo una mejora de 16,3% hasta superar 800 millones de pesos. Ese indicador acumula una suba de 24,2% en términos nominales en lo que va del año.

En tanto, en los centros comerciales (shoppings) la mejora mes contra mes, en este caso en junio, fue de 39,1% y de 35,7% en el acumulado anual.

Otro indicador de consumo es la venta de autos. La inscripción inicial de julio llegó a 5.634 unidades, 11% menos que un año atrás. La venta de 0 km suma en 2015 una baja de 14,7%.

En tanto, la transferencia de autos en julio fue de 18.376 unidades, 9,3% mayor que en 2014 y con un acumulado de 4,3% positivo.

Combustibles

Respecto a los combustibles, el consumo de gasoil en junio mejoró 4,1% y en el año 3,3%, producto seguramente de una campaña agrícola récord.

En tanto, el de naftas subió 7,2% en junio, pero se retrajo 1,5% en lo que va del año.

Servicios públicos

Con datos a abril, se percibió una contracción del consumo de electricidad que también acumula una reducción de 3% en el año.

Respecto al gas natural, subió 2,7% en abril pero cayó 4,9% en el año.

Finalmente, el gas natural industrial cayó 0,7% en el cuarto mes del año y mostró una suba de 0,9% en 2015.

Otro indicador que ofrece señales sobre la actividad es el de los peajes de la Red de Accesos a Córdoba (RAC). En el caso de los autos, subió 2,7% pero mermó 1% en el acumulado a mayo. No obstante, en colectivos y camiones livianos, y también en pesados, mostró un sólido crecimiento respecto a un año atrás.

Turismo

En cuanto al turismo, el número de viajeros fue mayor que un año atrás y casi 10% superior en el acumulado a mayo. Por el contrario, cayó 37% interanual el número de pernoctaciones.

Sector financiero y comercio exterior

Con datos al primer trimestre, creció fuertemente el volumen de depósitos del sector privado no financiero (33,6%) y también el crédito, aunque con gran incidencia de los préstamos a individuos.

En cuanto al comercio exterior, los últimos datos (al mes de mayo) muestran una contracción en las ventas externas de Córdoba, así como en las importaciones.

Print Friendly, PDF & Email