Serrana carrera, serrano paseo

P17 - Sierras ChicasEl sábado 5 al lunes 7 de diciembre (este último, feriado puente) se llevará a cabo la 2° edición de la Vuelta a las Sierras Chicas, una carrera ciclística que tiene como protagonistas a los paisajes de aquella zona cercana a Córdoba capital y como invitados, tanto a los que se animen al pedaleo (que serán divididos en 16 categorías distintas, según la edad y el sexo), como a los interesados en disfrutar del movimiento popular en compañía de las montañas.

Nacido el año pasado, el evento es organizado por las direcciones de turismo de La Calera, Villa Allende, Unquillo, Río Ceballos, Salsipuedes, La Granja, Jesús María y Colonia Caroya, municipios que a través de esta acción buscan potenciar la llegada de visitantes a una región bonita por naturaleza, aunque no del todo explotada turísticamente.

En concreto, la Vuelta atravesará algunos de los lugares más icónicos de las Sierras Chicas. Lo hará en tres días consecutivos de dos tramos cada uno, lo que totaliza un total de seis pruebas.  

La carrera comenzará con la prueba de la Primera Etapa (a cada día se lo denomina “Etapa”), con salida el viernes 5 a las 15 en el Complejo Icardi de La Calera (localidad ubicada a sólo 18 kilómetros del centro de Córdoba capital, unos 170 desde Villa María) hasta llegar a Villa Allende. Ese mismo viernes, el segundo tramo partirá a las 18 desde el Polideportivo de Villa Allende, pasando por Cabana, Unquillo (el conocido “Pueblo de artistas”) y arribando a Mendiolaza.

Ya el sábado, primero tendrá lugar el llamado “Súper Prime” por territorios pertenecientes a Río Ceballos (tercera prueba), con largada a las 9. Luego, desde las 15, el bello pueblo de Salsipuedes será anfitrión de la partida de la cuarta etapa (salida desde la plaza Belgrano), la cual culminará en el predio municipal de la vecina y bohemia La Granja.

 

Domingo

El domingo, el pelotón encarará el quinto tramo a las 9 desde el mismo predio municipal de La Granja, para culminar en Colonia Caroya, más precisamente en la plaza Nicolás Avellaneda. Aquí, buena la oportunidad para el público asistente de probar los sabrosos y célebres salames caseros y vinos locales. También, de visitar algunas de las bodegas caroyenses y descubrir los secretos de la producción vitivinícola.

Finalmente, el sexto y último tramo irá desde la mencionada plaza Nicolás Avellaneda de Colonia Caroya (largada a las 15) hasta la plaza San Martín de Jesús María. En el trayecto los corredores atravesarán postas como Colonia Vicente Agüero y Sinsacate, rincones donde el carácter gaucho y rural del norte cordobés se palpita en primera mano.

En el corazón de la ciudad que cada enero aloja el Festival Nacional de Doma y Folclore se desarrollará la entrega de premios en efectivo ($8.000 al primero, $5.000 al segundo y $3.000 al tercero de cada categoría) y un acto de cierre.

 

DONDE

Distintas localidades de las

Sierras Chicas

CUANDO

Del 5 al 7 de diciembre

 

RUTA alternativa – Pedazo de torre la CN

Por el Peregrino Impertinente

 

Larga y dura. El depravado lector pensará que estamos hablando de cosas indecibles. Pero no. La referencia corresponde a la Torre CN. Una monumental estructura que es ícono de Toronto y, por asociación, de todo Canadá.

Ese país del que tan poco conocemos, sencillamente porque la última vez que agarramos un libro fue para matar una laucha gigante que se paseaba por nuestra casa insultando a los niños e imitando el Moonwalk de Michael Jackson.

Referente internacional, la también llamada Torre Nacional de Canadá se encuentra ubicada en pleno centro de aquella inmensa ciudad. Un monstruo de cemento habitado por casi tres millones de personas “y un montón de negros y mexicanos”, dijo el Senador John Fachorson, integrante de un partido canadiense famoso por realizar actos políticos con globos, papelitos amarillos y frases del tipo “A los obreros se la vamos a mandar hasta el fondo, pero con diálogo”.

En concreto, la CN tiene una altura de alrededor de 550 metros, lo que la convierte en la torre más alta de América y una de las cinco más altas del mundo. Durante décadas estuvo primera en el ranking global hasta que en 2007 unos árabes vendieron 100 millones de barriles de petróleo extra, el alma al Diablo Montserrat y se levantaron la Burj Khalifa, actualmente la más “picante, mortal y pipi cucú del mundo”, de acuerdo al jefe de prensa del emprendimiento, que nació en Cruz del Eje.

La CN Tower se abrió al público en 1976. Desde entonces recibe la visita de cientos de miles de turistas al año que se suben en ascensor hasta prácticamente la cúspide de la obra y desde allí escupen al pakistaní que abajo vende praliné.

 

Print Friendly, PDF & Email