El sexto puente unirá Santa Ana y Barrancas con el barrio Golf

 Los intendentes de Villa María y Villa Nueva definieron el lugar donde se construirá el nuevo brazo que una a las dos ciudades, en ambos casos será en sectores que están en pleno desarrollo urbano

Plano nuevo puente

El lunes 21 de diciembre del año pasado, el por entonces recientemente electo gobernador de la Provincia, Juan Schiaretti, llegaba a la ciudad con un bolso cargado de promesas de obras.

Apenas siete días hábiles de haber iniciado su gestión, y ante un auditorio del Centro Cultural Leonardo Favio colmado, anunció y firmó convenios por trabajos para los cuales se previeron destinar unos 150 millones de pesos.

A una de esas promesas, la enunció así: “Yo no me olvido que quedan otras obras pendientes y que son necesarias. Como el nuevo puente que una a Villa María con Villa Nueva”.

Días atrás se pudieron observar maquinarias municipales trabajando sobre la calle donde desembocará el nuevo puente
Días atrás se pudieron observar maquinarias municipales trabajando sobre la calle donde desembocará el nuevo puente

Hoy, a algo más de cuatro meses después de las palabras de Schiaretti, EL DIARIO pudo saber el lugar que definieron en forma conjunta el intendente de Villa María, Martín Gill, y el de Villa Nueva, Natalio Graglia, para que la provincia construya el nuevo puente, siendo éste último quien confirmó la información.

El nuevo brazo que unirá a ambas Villas se cimentará a la altura del barrio Golf, uniendo la calle principal Humberto Barberis en Villa Nueva, con la prolongación de la nueva costanera de Villa María, pasando el barrio Santa Ana.

“Inicialmente cuando empezamos a analizar los lugares vimos dos alternativas”, apuntó Graglia, y se sinceró al mencionar que si bien “la opción que más nos gustaba es la que da a la avenida Los Lirios de nuestra ciudad, que pasa al medio de La Reserva”, esto se terminó por descartar ya que “a Villa María les metía un problema en un barrio donde no estaban las condiciones dadas, porque si elegíamos ese lugar iba a desembocar a la mitad del barrio Santa Ana”.

Es por ello que ambos intendentes terminaron por declinarse por la otra opción. “La otra alternativa, y la que terminamos eligiendo, es que el nuevo puente una la avenida que pasa por el medio del barrio Golf, que del lado de Villa María daría a la altura de la costanera nueva, donde estaba el desagüe, ahí donde hay un loteo”, detalló.

El jefe comunal ponderó ese sector ya que “tiene como ventaja de que el río ahí es más angosto, por lo que es más fácil poder diseñar el puente y hay espacio para hacer cada bajada, el nexo entre el puente y la traza urbana de cada ciudad”.

“Elegimos donde creímos que era la mejor alternativas para ambos, era cuestión de ponerse de acuerdo”, sostuvo Graglia sobre las conversaciones con Martín Gill para determinar el sector porque “todo lo hemos hecho en forma conjunta”.

Natalio Graglia aseguró que “hay una clara intención del gobernador de poder concretar cuanto antes el puente”
Natalio Graglia aseguró que “hay una clara intención del gobernador de poder concretar cuanto antes el puente”

De hecho, hace unos 30 días ambos intendentes viajaron a Córdoba acompañados también por el director de Municipios, Marcelo Frossasco, y sostuvieron una reunión con el titular de Vialidad, Fernando Norberto Abrate, “para explicarle porque ese era el lugar más adecuado para las dos ciudades y que así pudieran empezar a trabajar”. Como días atrás Abrate renunció a su cargo, Graglia adelantó que han pedido una nueva reunión con quien quedó a cargo de esa área, Osvaldo Vottero.

Sobre qué tan avanzadas está la posibilidad de empezar la obra, Graglia sostuvo que “una vez que definimos el lugar, está todo encaminado”, y argumentó que “ahora esto está todavía en trabajos muy previos, de hecho, no está el proyecto en sí, pero sí el lugar, que era lo que primero había que definir para empezar a delinear el resto”.

La obra va a depender en su totalidad del Gobierno de la provincia, por lo que “lo último que se charló con ellos es que iban a empezar para poder establecer el presupuesto y lograr la aprobación de los fondos”. De todas formas, aclaró que “tanto de nuestra parte como de Villa María pusimos a disposición nuestros equipos técnicos como para poder ayudar en el armado del proyecto y tener una mirada más amplia de gente que por ahí conoce un poco más el sector”.

 

Las ventajas del lugar

Sobre las virtudes de tener el nuevo puente en ese sector, Graglia indicó que “a nosotros desde Villa Nueva nos da un acceso bastante rápido al Golf, lo que es el Ctalamuchita, Los Algarrobos, toda esa parte nueva que está en pleno desarrollo, que incluye también Las Rosas, Las Lilas, porque la ciudad está creciendo también por ese lado”.

A su vez, indicó que “Villa María tiene una gran expansión para ese lado de la nueva costanera, que de hecho creo que hasta está más consolidada que la parte de Villa Nueva”.

“En Villa Nueva puede no estar tan poblado el sector donde desembocaría el puente, pero sí está muy cerca de los loteos que han tenido un boom de construcción y de ventas de terrenos, como La Reserva, el Rincón de la Reserva, Masterplan y es un acceso lindo para lo que es el Ctalamuchita, que es un barrio superpoblado”, destacó.

Por otra parte, el hecho de contar con un puente en esa ubicación, con una relativa cercanía al puente “Negro”, se ve con buenos ojos para ayudar a descongestionar el movimiento allí. “Es muy acotado el espacio que tiene en Villa María en el puente Negro, lo que hace que no sea muy dinámico el tránsito, aparte de tener una sola mano, se hacen colas que por ahí en Villa Nueva no pasa porque hay algo más de espacio, entonces esperamos que este puente nuevo va a ayudar a descomprimir”, detalló.

Graglia contó también que no se va a pedir nada relacionado a la estética del puente, sino que “solo que sea funcional en todo sentido, desde lo peatonal, lo vehicular, que esté bien iluminado, lo de la forma o la estética es indistinto”, aunque, por supuesto, remarcó que “si se pudiera hacer un puente con una distinción arquitectónica, sería fabuloso, pero sabemos que también encarece muchísimo”.

El intendente de Villa Nueva no se animó a dar una fecha estimativa ni para el inicio de las obras, ni mucho menos para cuando lo imagina terminado, porque “creo que va a depender mucho también de que la situación del país acompañe porque son inversiones grandes que va a requerir que la Provincia tenga que tener una situación estable para poder saber que va a poder empezar y terminar el puente”. “La idea nuestra es que se haga cuanto antes, en el menor tiempo posible”, se pronunció.

En relación al dinero que se destinaría para esta obra, Graglia dijo que “no se habló de montos porque, pero sí hay una clara intención del gobernador de poder concretarlo cuanto antes”. De todas formas, en aquella visita del gobernador en diciembre, en el anuncio de la construcción del nuevo puente aseveró que la Provincia tiene previsto destinar para esto unos 50 millones de pesos.

 

Print Friendly, PDF & Email