Sigue la incertidumbre entre los trabajadores

Dirigentes de la UOM con el inspector del Ministerio de Trabajo, esperando infructuosamente a los dueños de Planeta Aberturas

Dirigentes de la UOM esperaron en vano a los propietarios de Planeta Aberturas en la puerta del Ministerio de Trabajo. No pudieron hacer la audiencia para conocer formalmente la situación de la empresa

Dirigentes de la UOM con el inspector del Ministerio de Trabajo, esperando infructuosamente a los dueños de Planeta Aberturas
Dirigentes de la UOM con el inspector del Ministerio de Trabajo, esperando infructuosamente a los dueños de Planeta Aberturas

“Y va a ser difícil, porque ahora todo dependerá de lo que diga el juez de la quiebra”, dijo Osmar Carreras, secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM)  Villa María, mientras esperaba a los propietarios de Planeta Aberturas SA en el Ministerio de Trabajo, donde se iba a realizar la audiencia con los representantes de la empresa que cerró sus puertas sin previo aviso el lunes 29 de febrero, dejando a 12 trabajadores en la calle.

Pasada casi una hora del mediodía, momento en que estaba fijada la audiencia, desistieron de seguir esperando a Pablo Roggia y Javier Adrián Romero, socios y caras visibles de la malograda fábrica de aberturas de aluminio.

Carreras dijo que hay mucha incertidumbre entre los trabajadores, dado que los propietarios confirmaron que “no hay marcha atrás” en la decisión de cerrar la empresa y como hicieron el pedido de quiebra, es en la Justicia donde se dirimirá, de acuerdo a los activos que queden y a la cantidad de acreedores, cuánto y cuándo cobraran la indemnización.

“La mayoría de los trabajadores son muchachos jóvenes, con familia, que pagan alquiler o que son de otros pueblos y se radicaron por ese puesto de trabajo en Villa María”, lamentó Carreras.

Por otra parte, informó que con el Ministerio de Trabajo realizaron el martes una inspección en Planeta Aberturas, donde constataron que están las máquinas y que también hay algo de material.

Sobre las causas del cierre de la empresa que tenía un nivel aceptable de ventas -los empleados hasta el sábado previo al cierre venían haciendo horas extras-, Carreras dijo que los desconoce. “Ellos dicen que a mitad del año pasado se fueron complicando las cosas, pero no se la razón. Podríamos pensar que hubo aumentos en el material, pero el alumino incrementó su precio en octubre (un 18% aproximadamente) y en enero bajó un poco. No puede ser esa la causa”, concluyó.

 

Sanatorio Hernández: ganaron pero no cobraron

El abrupto cierre de Planeta Aberturas trae al recuerdo otros casos similares donde los trabajadores siguen esperando por años percibir la indemnización de ley.

Aún están abiertos los procesos de La Casona y del City Hotel y el que terminó su camino judicial, con un fallo a favor de los empleados, fue el paradigmático caso del Sanatorio Hernández. En este caso, los 19 empleados que perdieron sus puestos de trabajo al quebrar la empresa (marzo de 2005), fueron a la Justicia. Lucharon, reclamaron y ganaron, pero sólo en los papeles. Porque si bien la Cámara del Trabajo de Villa María falló en el año 2008 a favor de los empleados, todavía no percibieron los haberes indemnizatorios.

En esa oportunidad, los camaristas habían sido claros: “El trabajo humano no constituye una mercancía”. Sin embargo, a 11 años del cierre de esa empresa, siguen esperando.

Print Friendly, PDF & Email