Solicita apoyo

Señor director:

Estuve dos días en el calabozo sin agua y cuatro días atado de pies y manos. No te dan nada para tomar y si tenés que hacer tus necesidades no te desatan, porque si gritás pidiendo que te ayuden se enojan ya que tienen que dormir de noche.

Es una represión militar y parecen estar entrenados para pegar, para atar y hasta para golpear a una sola persona entre varios guardiacárceles.

A todos los internos los atan de pies y manos, esto no es una cárcel, es un campo militar.

No debemos permitir que seres humanos vivan así, con represiones y abusos de autoridad ¿Dónde están los defensores de los Derechos Humanos que no se hacen presente en estos casos?

El pasado 13 de febrero empecé una huelga de hambre y un día después me tragué una bombilla, en contra del Tribunal de Villa María del doctor Gustavo Atienza para que esclarezca el caso y resolver mi situación de vida o muerte.

He decidido no operarme… la vida me la dio Dios y no un juez para obligar a operarme y dejarme preso.

Sólo le pido a la sociedad que me apoye, porque gracias a la Justicia perdí mi vida, mi familia, mi hijo y sin ellos no quiero vivir.

Por eso tomé esta decisión de no operarme hasta que la Cámara resuelva. Desde ya, mi agradecimiento a todos los que me apoyen.

Miguel Omar Ludueña
DNI 26.744.282

 

Print Friendly, PDF & Email