Solicitaron dos años de prisión en suspenso y seis millones de pesos

El Ford FIesta quedó totalmente destruido a raíz del tremendo impacto frontal (foto de archivo de EL DIARIO)

El fiscal Horacio Vázquez pidió la condena penal de Carlos Zabala por “lesiones culposas agravadas”, mientras que el representante de la acción civil reclamó un millonario resarcimiento económico para las víctimas por “daño moral y lucro cesante”

El Ford FIesta quedó totalmente destruido a raíz del tremendo impacto frontal (foto de archivo de EL DIARIO)
El Ford FIesta quedó totalmente destruido a raíz del tremendo impacto frontal (foto de archivo de EL DIARIO)

El juicio oral y público que se le sigue a un transportista domiciliado en Los Zorros se definirá el próximo martes, jornada en la que el camarista René Gandarillas le concederá al acusado la “última palabra” y posteriormente dictará sentencia.

Se trata de la causa penal y civil que involucra al camionero Carlos Zabala (61), quien comparece imputado como presunto autor de las “lesiones culposas agravadas” que sufrieron Víctor Hugo Zurita (64) y su esposa Inés Haydeé Mooney (61), a raíz de un accidente automovilístico ocurrido el 5 de junio de 2010, en cercanías de la localidad de Sanabria.

Ayer, durante la tercera audiencia de debate, el fiscal Correccional, Horacio Vázquez, solicitó una pena de dos años de prisión en suspenso para Zabala y cuatro años de inhabilitación especial para conducir cualquier tipo de vehículo automotor.

Por su parte, el abogado cordobés Fernando Graffigna, quien representa a las víctimas del siniestro vial, adhirió al pedido formulado por el acusador público en materia penal y reclamó un resarcimiento económico de seis millones de pesos por “daño moral y lucro cesante”, en el marco de la demanda civil entablada contra el transportista y la compañía de seguros Federación Patronal.

También alegaron la abogada villamariense Macarena Lobatón, defensora del camionero, y el también letrado local Juan Alejandro Olcese, apoderado de la aseguradora demandada.

Respecto de la acción civil, Lobatón solicitó una morigeración en el reclamo económico y planteó que, no obstante, debe ser la compañía de seguros la que tiene que responder la demanda, ya que su cliente había contratado una póliza con Federación Patronal para la cobertura del camión que conducía.

En relación a la condena penal solicitada por el fiscal, la profesional admitió la responsabilidad de su defendido, pero consideró que la misma debe atenuarse por las características del accidente (la maquinaria agrícola que sobrepasó le impedía una correcta visibilidad) y porque Zabala no registra antecedentes, por lo cual solicitó el mínimo de la pena prevista por la legislación argentina, que es de seis meses de prisión.

Finalmente, el representante de la aseguradora rechazó el reclamo resarcitorio efectuado por el actor civil, tras sostener que como Zabala no había pagado en tiempo y forma las cuotas 2 y 3 del año 2010, el camión se encontraba sin cobertura al momento de producirse el accidente carretero.

Carlos Zabala, de bigotes y gorra verde, da sus datos a un bombero voluntario (foto de archivo de EL DIARIO)
Carlos Zabala, de bigotes y gorra verde, da sus datos a un bombero voluntario (foto de archivo de EL DIARIO)

Choque frontal

Cabe recordar que el violento choque se produjo alrededor de las 9.30 de la mañana de aquel sábado de junio de 2010 sobre la ruta provincial 4, a unos 2.500 metros de Sanabria hacia la vecina localidad de Ausonia.

Zabala guiaba un camión Fiat 619 N1 (patente VWP 047), cargado con siete toneladas de trigo, y al sobrepasar a una máquina cosechadora que circulaba a muy baja velocidad, en su mismo sentido (hacia Villa María), impactó de frente contra un Ford Fiesta blanco (dominio IDV 331), en el que se conducían Zurita y su esposa, ambos domiciliados en la ciudad de Córdoba, quienes viajaban con destino a Laboulaye.

Como consecuencia del tremendo impacto, el automovilista sufrió serias lesiones que le demandaron casi 90 días de internación en terapia intensiva, mientras que la mujer resultó con fracturas y otras heridas de consideración, mientras que Zabala resultó ileso.

Bomberos Voluntarios de Ausonia, Villa Nueva y Villa María trabajaron intensamente para rescatar a los ocupantes del Fiesta (que quedó totalmente destruido) y trasladarlos a la Clínica de Especialidades.

Zurita sufrió fractura bilateral de cadera, fractura de rodilla y de costillas, con compromiso pulmonar, mientras que Mooney resultó fractura en una de sus rodillas, además de otras lesiones de consideración.

Finalmente, cabe señalar que al momento del accidente, el conductor del Ford era empleado de la sucursal Cerro de las Rosas (Córdoba), del Banco Nación, mientras que su esposa se desempeñaba como perito tasadora de la misma entidad bancaria oficial.

Print Friendly, PDF & Email