“Somos dos niños grandes jugando seriamente arriba del escenario”

“Decidimos como grupo meternos a hablar sobre temas sensibles como el femicidio a partir de nuestro vocabulario”, comentó Camilo Nicolás (derecha)

El dúo cómico presentará el espectáculo “Humor en seco”. La función cambió el horario para las 22.30 por el partido de Argentina

“Decidimos como grupo meternos a hablar sobre temas sensibles como el femicidio a partir de nuestro  vocabulario”, comentó Camilo Nicolás (derecha)
“Decidimos como grupo meternos a hablar sobre temas sensibles como el femicidio a partir de nuestro vocabulario”, comentó Camilo Nicolás (derecha)

Desde el otro lado del teléfono, Camilo Nicolás habla a diez mil. Al igual que en los videos hiperviralizados del dúo “Camilo y Nardo”, el actor se expresa en esta nota a ritmo galopante. 

“La gente debe pensar que yo tomo merca, que estoy más duro que una piedra, pero no; yo soy así, de fábrica”, aclara entre risas a ELDIARIO.

Esta noche, y por primera vez en Villa María, el artista cordobés desenvainará todos sus recursos histriónicos junto a su actual socio creativo, Nardo Escamilla, dentro del espectáculo “Humor en seco”. Vale señalar que la función, a desarrollarse en el Teatro Verdi (Yrigoyen 329), ha cambiado el horario de las 21.30 se pasó a las 22.30, por el partido de Argentina en la Copa América.

-¿El show es un compendio de lo que hacen en los videos o va por otros carrilles?

– En realidad no. Es el resultado de un espectáculo anterior que hacíamos con Nardo llamado “La dupla”. Ahí, él hablaba por 15 minutos, yo otros 15 y después los dos juntos improvisábamos con los temas que nos tiraba la gente. De lo que más nos gustó armamos esta nueva propuesta. Incluso, lo que van a ver y escuchar son cosas un poquito más subiditas de tono que en los videos porque éstos suelen pasarse en radios y medios y tienen que tener otro lenguaje. 

-¿Tenían expectativas de lo que iba a suceder con la viralización de los videos?

-Todo lo que hacemos es demasiado planeado. De esa manera, desde que arrancamos empezamos a juntar contactos de Facebook y WhatsApp. Ahora, cada vez que enviamos un video lo mandamos a 25 mil teléfonos y de paso le agregamos el número de reserva para la próxima función. 

-¿Cómo es la recepción de su humor en públicos de otras provincias? 

-La tonada siempre es un plus, pero el aceleramiento de las cosas que decimos a veces puede ser una dificultad. Por suerte, hemos ido tres veces a Buenos Aires, tres a Rosario y a otros lugares como San Juan, y siempre nos fue bien. Pero sabemos que tenemos que hablar más pausado y que algunos chistes entran y otros no. O que decimos una pavada como “qué abuso”, y se ríen por eso porque no están acostumbrados a usar las palabras de ese modo.

Hacer humor sobre temas sensibles

 -En los vídeos han tocado temáticas sensibles como el femicidio o el acoso callejero. ¿Siempre han recibido críticas positivas al respecto?

– Sabemos que son temas difíciles de tocar e, incluso, hubo gente amiga que nos recomendaba no hacerlo. Pero como grupo decidimos meternos a partir de nuestro vocabulario y haciendo humor desde lo que se puede. Por ejemplo, con los femicidios decíamos “no se te va a agrandar el pito si le pegás a una mina” o con el acoso, “nos hacemos los machitos, pero si nos apura una mina nos cagamos entero”. Los dos venimos de grupos de improvisación y sabemos qué decir para que no moleste a nadie. Y nunca personalizamos lo que decimos. Por ejemplo, hace poquito hicimos un video sobre (José) López y decíamos “unos la entierran, otros la llevan afuera”. Para pegarles un poco y un poco.

-Con Nardo parecen amigos de la infancia ¿cómo lograron eso?

– Con él somos amigos desde hace dos años, nada más. Nos cruzábamos en festivales y en distintos espacios hasta que tuvimos la decisión acertadísima de juntarnos. Coincidimos en la mirada del humor y sabemos adónde ir. A los vídeos no los grabamos más de dos veces a cada uno y en el espectáculo, que nunca lo escribimos, lo cambiamos constantemente, depende del público que haya. También somos dos tipos diferentes: él es más serio, tiene familia, hijos y yo soy más explosivo, estoy de novio recién y salgo más. Pero, en definitiva, somos dos niños grandes jugando seriamente arriba del escenario. Entradas. A $200.

Print Friendly, PDF & Email