Son de Río Tercero y viven a la intemperie frente al Pasteur

En el predio, debajo de unos árboles, la familia de Yamila Pavoni, mamá de Milo, pasa sus días porque no tienen dónde quedarse mientras el pequeño se encuentra en el servicio de Neonatología del Pasteur

Después de dar a luz a Milo, Yamila y su familia pasan sus días debajo de unos árboles en el predio ubicado al frente del Hospital Regional Pasteur. Con la ayuda de la gente, encontraron dónde vivir y buscan trabajo

En el predio, debajo de unos árboles, la familia de Yamila Pavoni, mamá de Milo, pasa sus días porque no tienen dónde quedarse mientras el pequeño se encuentra en el servicio de Neonatología del Pasteur
En el predio, debajo de unos árboles, la familia de Yamila Pavoni, mamá de Milo, pasa sus días porque no tienen dónde quedarse mientras el pequeño se encuentra en el servicio de Neonatología del Pasteur

Llegaron el sábado 19 de diciembre, día en que nació Milo Uriel. La mamá del niño, Yamila, el papá Jorge, la abuela y una niña pequeña que esta última tiene a su cargo. Desde Río Tercero arribaron a Villa María para que Yamila, de 19 años, tenga a su primer hijo en el Hospital Pasteur. A partir de ese día están alojados frente al edificio del Hospital, debajo de unos árboles donde tienen esparcidas sus pocas pertenencias: algunas mantas donde se sientan y hasta hace algunos días incluso dormían durante la noche, botellas con agua y gaseosa y bolsos.

 

Buscando un lugar donde vivir

Un video en el cual aparecía la mamá de Yamila contando la situación que estaban atravesando se difundió por las redes sociales, principalmente a través del grupo de compras y ventas “Trato Hecho”. La colaboración no tardó en llegar. Yamila comentó: «Un hombre nos dio hospedaje por algunos días y hoy conseguimos que nos prestaran una piecita donde instalarnos». Todo gracias a la ayuda de personas particulares que además de ofrecerles un espacio donde vivir también les acercaron al lugar donde actualmente están insumos para el bebé, como pañales y alimentos.

 

“Queremos quedarnos en Villa María”

El pequeño Milo Uriel deberá estar al menos 30 días más en la Neonatología, según explicó su mamá, y todas las tardes ella cruza al Hospital para ver a su hijo.

En las salas comunes del Hospital no pueden alojarse. Aunque Yamila sí reconoció que pasaron allí adentro las noches en las que la lluvia no les permitió quedarse afuera, como lo hacen habitualmente.

«Tenemos pensado quedarnos acá en Villa María. En Río Tercero no tenemos trabajo», dijo Yamila. Y Jorge, de 20 años, comentó que ya le ofrecieron trabajo en la ciudad para poder cumplir con su objetivo de radicarse aquí. La mamá de Yamila también está en búsqueda de alguna labor con la cual pueda tener ingresos y ayudar a su hija, sostener su familia.

Respecto a la ayuda municipal, la mamá de Milo explicó: «Vinieron después de que ya mucha gente nos había traído colaboraciones. Pero ellos no nos dieron ninguna solución».

 

Print Friendly, PDF & Email