“Tal vez la crisis (de los precios del petróleo) sea una oportunidad”

La ingeniera Andryus Mijares en el taller de impresión de EL DIARIO, durante su visita a Villa María

Andryus Mijares se graduó en 2013 en Ingeniería en Petróleo en la Universidad Central de Venezuela. Se encuentra en Argentina cursando un posgrado en su materia y, de paso por Villa María, quiso conocer EL DIARIO porque tiene «especial interés en todo lo relacionado con las empresas recuperadas por los trabajadores en este país»

La ingeniera Andryus Mijares en el taller de impresión de EL DIARIO, durante su visita a Villa María
La ingeniera Andryus Mijares en el taller de impresión de EL DIARIO, durante su visita a Villa María

-¿Viene de un país eminentemente petrolero a la Argentina para especializarse?

-Algo así. Me encuentro realizando un posgrado en la Universidad Nacional de Lanús, por un convenio de becas con la Gran Mariscal Ayacucho (Fundayacucho), que es una institución del Gobierno nacional bolivariano concebida con el fin de cumplir con uno de los objetivos estratégicos del Plan de la Patria, que es el de incorporar yacimientos de gas a la producción nacional de hidrocarburos para la generación de energía eléctrica.

-¿Es concretamente el tema del gas el que le interesa conocer a fondo mediante el posgrado?

-En nuestro país el gas se quema; aquí hay muchas reservas de este recurso y se aprovecha buena cantidad de esas reservas de manera interesante. De cualquier manera, para estas becas son importantes los conocimientos profesionales, pero también el intercambio cultural, para así fortalecer los lazos de la Patria Grande.

-¿Se da solamente con Argentina este tipo de intercambio?

-Somos 27 los becarios escogidos por Fundayacucho para nuestra formación en países como Argentina, Brasil, Cuba, Francia, Rusia y China.

 

Precio internacional del crudo

-A su criterio, ¿qué es lo que ha llevado a esta interminable caída en los precios internacionales del petróleo?

-Es producto de la misma guerra económica con países de los que somos dependientes, porque son los países que nos compran una parte importante de nuestra producción. Estados Unidos buscó una manera de producir petróleo a través del “fracking”, para explotar los yacimientos de shale gas y shale oil. Eso hace que la demanda disminuya y, por lo tanto, bajen los precios. Entonces, los países más afectados somos los países petroleros, cuya principal fuente económica es la industria petrolera.

-¿Y las intervenciones armadas de Estados Unidos en países productores para luego manejar sus recursos?

-Prefiero no abordar la cuestión geopolítica y centrarme en lo técnico. Además, a Estados Unidos se le va a terminar esta manera de extraer por “fracking”. No lo podrá hacer para toda la vida, ya que el método causa allí un gran daño ambiental. Nada que ver con el “fracking” que se hace aquí, donde las condiciones de la roca lo hacen más amigable con el medio ambiente. Y tal vez la crisis que se está dando en el petróleo sea una oportunidad de buscar otras fuentes de energía para generar electricidad. Una oportunidad, por ejemplo, para diversificar y comenzar a aprovechar también el gas; tratar de que se aprovechen las reservas del cinturón gasífero de Venezuela, más allá de preservar y trabajar con las grandes reservas de crudo extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez Frías.

-¿Cómo la está tratando este país?

-Bien, hasta los porteños me tratan bien cuando voy a Buenos Aires (se ríe). Todos me tratan bien; son muy solidarios. Tienen un país maravilloso, una carne muy rica y unos vinos… Gracias a todos por todo lo que estoy recibiendo.

 

En esta nota se usa la palabra “fracking”. Es un término para referirse a la técnica de extracción de gas natural mediante la fracturación de la roca madre.

Para extraer el gas atrapado en la roca se utiliza una técnica de perforación mixta: en primer lugar se perfora hasta cinco mil metros en vertical y después se perfora varios kilómetros en horizontal (dos a cinco). Entonces se inyecta agua con arena (98%) y una serie de aditivos químicos (2%) a gran presión.

Esto hace que la roca se fracture y el gas se libere y ascienda a la superficie a través del pozo. El proceso se repite a lo largo de la veta de roca rica en gas.

Parte de la mezcla inyectada vuelve a la superficie (entre un 15% y un 85%).

Print Friendly, PDF & Email