“Tenemos un sueldo de hambre”

Chirino aseguró que un 4% de aumento servirá “para discutir cómo sobrevivimos bajo el nivel de pobreza”

El secretario general de la UTEM aseguró que los trabajadores no alcanzaron en lo que va del año el 32% de incremento salarial que dice haber otorgado el municipio

Chirino aseguró que un 4% de aumento servirá “para discutir cómo sobrevivimos bajo el nivel de pobreza”
Chirino aseguró que un 4% de aumento servirá “para discutir cómo sobrevivimos bajo el nivel de pobreza”

“Queremos una paritaria para discutir algo más que la pobreza”, comenzó diciendo Jesús Chirino, secretario general de la Unión de Trabajadores del Estado Municipal (UTEM), en relación al 4% de incremento salarial que solicitó al municipio el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM).

Así lo hizo al criticar que “si habláramos con la voz de los patrones podríamos decir lo mismo que dijo en marzo el municipio, que se nos iba a otorgar un aumento del 32%”.

“En realidad tuvimos un 12% de incremento en marzo, en mayo el 8,92% y en agosto el 8,19%, siempre en relación al mes anterior, alcanzando así un poco más del 29%”, aseguró y a la vez criticó que “si para agrandar el porcentaje se toma como base febrero, las cuentas se inflan, pero no pasa lo mismo con nuestro bolsillo de trabajadores. Eso es una picardía matemática, pero no ayuda para comprar en el supermercado”.

Seguidamente, y continuando con su referencia hacia el Estado municipal, disparó: “Si fuera por ellos, tomarían como base enero de 2010 para así poder decir que el aumento es de un porcentaje de tres cifras”.

“Pero la realidad es que la mayoría de los municipales de planta tienen un básico de $8.600, es decir que tenemos un sueldo de hambre”, aseguró.

Al mismo tiempo, Chirino manifestó que “cuando volvió a medir el índice de pobreza, el INDEC señaló que todo hogar compuesto por una pareja y dos niños debe ter un ingreso superior a los $12.851 para estar por encima de la línea de pobreza”.

“Es decir que la mayoría de los municipales de Villa María trabajamos para ser pobres, no da para más el sueldo que nos pagan a los de planta, contratados y facturantes”, lamentó.

A raíz de ello, el dirigente gremial aseguró que “más que pedir el 4% de incremento, la UTEM cree que la realidad salarial es tan crítica que debemos exigir la reapertura de paritarias y una recomposición salarial que nos saque por encima de la línea de pobreza”.

“El municipio tiene dinero para encarar esto gracias a los altos impuestos que cobra, quien piense distinto puede mirar los números del Estado local o si quiere se los mostramos”, expresó y agregó: “Sólo hace falta que la ciudad avance en el aprendizaje de los derechos de los trabajadores que, claro está, los asiste el derecho de un sueldo acorde para sostener sus hogares”.

Para finalizar declaró: “Si las paritarias se reabren para discutir el 4% serán paritarias para discutir cómo sobrevivimos bajo el nivel de pobreza. Los trabajadores aspiramos a más”.

Print Friendly, PDF & Email