Todas las voces fortalecieron el espíritu de la democracia

El debate dio comienzo pasadas las 13.30 y culminó a las 16.30
El debate dio comienzo pasadas las 13.30 y culminó a las 16.30
El debate dio comienzo pasadas las 13.30 y culminó a las 16.30

Respeto, cordialidad, coincidencias, disidencias, algunas sonrisas y las infaltables chicanas fueron palabras significativas en el debate que los nueve candidatos a la Intendencia de Villa María protagonizaron ayer en EL DIARIO.

En las últimas horas de la intensa campaña que llega hoy a su fin, los postulantes al Sillón de Viñas encararon la actividad organizada por nuestro matutino poniendo énfasis a cinco ejes: seguridad, empleo, transparencia de gestión, violencia y adicciones y viviendas.

Con puntualidad, arribaron a nuestra sede los nueve protagonistas: Néstor Gea (MST Nueva izquierda), Carlos Gilibertti (Modecopa), Martín Gill (Villa María para la Victoria), Juan Carlos González (Unión por Córdoba), José Gutiérrez (Frente de Izquierda y de los trabajadores), Jorge Luque (Unión Vecinal Federal), Guillermo Nardi (Progresistas), Leandro Moroncini (Unión Celeste y Blanco) y Juan Zazzetti (Juntos por Villa María).

Durante tres horas, los postulantes al Sillón de Viñas expusieron sus propuestas, cruzaron algunas preguntas entre ellos y respondieron inquietudes del público.

La presentación

La primera ronda del debate les permitió a los candidatos presentarse hablando de su historia personal, de su trayectoria, de las aspiraciones.

El punto de partida, todo decidido por sorteo, fue para Martín Gill.

El dirigente contó una parte de su militancia, desde la adolescencia, habló de sus primeros anhelos en el seno de una familia de trabajadores y repasó los diversos cargos que tuvo, entre ellos concejal, intendente durante seis meses, funcionario, rector de la Universidad y sus responsabilidades a nivel nacional en el área educación.

“Soy justicialista por convicción”, indicó en uno de los tramos de presentación.

A su turno, Gutiérrez contó que nació y vivió en Villa María y que en 1983 empezó con su militancia política.

“Hoy falta tren, la seguridad el país está en decadencia, queremos acabar con eso y vivir en un país mejor”, destacó.

 

Néstor Gea hizo una breve síntesis de su militancia , rescató su trabajo en el Chaco salteño, en defensa de los pueblos originarios y destacó que “hace política para cambiar las cosas”

Seguidamente, Nardi remarcó que nació en Dalmacio Vélez y  eligió vivir en Villa María. “Cuando se entra en política es porque uno quiere lo mejor para todos”, precisó.

“El eje de mi Gobierno es crear un hospital pediátrico para dar asistencia a los niños, refuncionalizando el viejo Hospital Pasteur “, resaltó en su presentación.

Por su parte, Jorge Luque se definió como “un dirigente social” que observa que “la transformación que tuvo la ciudad no es equitativa a la realidad social”.

Seguidamente, González largó su presentación con la frase: “Soy nuevo en la política”. Habló de los trabajos que realizó desde su juventud hasta ahora y remató:  “Soy de familia peronista. Esto es un desafío personal y creo que tengo que devolverle a Villa María lo que me dio durante tantos años. Y para eso cuento con el apoyo del gobierno provincial.”

Siguiendo con el orden de presentaciones libres, Moroncini aseguró que varios de “sus” proyectos, dados a conocer años atrás, fueron ejecutados y apuntó a una de sus propuestas estrellas que “es elevar las vías del ferrocarril”.

Gilibertti recordó su militancia a partir de 1982 cuando conoció a Raúl Alfonsín. “En 1982 conocí a Alfonsín y eso me marcó, me afilié a la UCR y nunca perdí una interna, renuncié al partido cuando lo nombraron a Cavallo como ministro en el Gobierno”, manifestó.

Finalmente, Zazzetti recordó que se radicó en Villa María en 1994, que fue director del Hospital y que es médico. “Trabajé en el hospital público y  me permitió estar en contacto con lo social, y creo que la forma de cambiar las injusticias es desde el Estado”, señaló.

 

Seguridad

El tema de la seguridad en la ciudad tuvo un hilo conductor en la mayoría de las propuestas apuntando, con énfasis, a las patrullas barriales y cámaras en los diversos sectores.

Entre los conceptos vertidos por los candidatos podemos destacar los siguientes:

Jorge Luque: propuesta centrada en cinco puntos principales.

Para Luque, se necesitan más móviles policiales en los barrios, más cámaras de seguridad, desmalezamiento, alumbrado público y seguridad ciudadana.

Seguidamente, se expresó Carlos Gilibertti apuntando a la descentralización basada en la seguridad, la salud y el trabajo como ejes fundamentales.

El candidato propuso que existan 10 centros vecinales ubicados en forma estratégica para manejar la problemática.

Juan Carlos González manifestó que van a crear la policía barrial, aseguró que de ser Gobierno, colocará cien cámaras de seguridad en todos los barrios monitoreadas por la Policía de la Provincia, resaltando las propuestas que en campaña hizo el gobernador electo, Juan Schiaretti.

En tanto, Guillermo Nardi puso eje en las desigualdades entre uno de los tantos factores que influyen en la inseguridad. “Nos preocupan fundamentalmente las adicciones, tiene que haber en los barrios presencia permanente de la Policía provincial”, destacó.

José Gutiérrez indicó que hace falta cambiar la estructura de la institución policial y judicial y propuso que se  lleve a cabo la apertura de los libros de las comisarías y que los jueces y autoridades policiales sean elegibles.

Juan Zazzetti volvió a insistir en la contención social. Planteó dividir la ciudad en cinco sectores, crear una central de monitoreo de cámaras y acompañar con fuerte presencia en prevención en educación.

Leandro Moroncini propuso más cámaras de seguridad, más controles de acceso a la ciudad, vigilar la gente que “llega de afuera”. Además, promueve mayor presencia de Policía de tránsito y escaleras de seguridad e incendio en todos los edificios.

Néstor Gea resaltó que “la violencia aumenta al ritmo de la desigualdad social, hay cámaras y policías y el delito no baja. En tres áreas claves hay inseguridad. Porque aquí las políticas de seguridad pasan por garantizarle los negocios a las empresas”.

Martín Gill habló de un abordaje integral del tránsito. El candidato centró en la educación uno de los ejes, acompañada de la mejora del servicio público y nuevos medios alternativos de transporte.

Por otra parte, remarcó: “Tenemos que articular esfuerzos entre la Policía provincial, Gendarmería y un abordaje territorial diferente con articulación comunitaria”, recalcó.

 

Empleo

El primero en tener la palabra fue Moroncini. El candidato aseguró que no tienen pensado pasar a todos los empleados a planta, sino analizar las funciones que cumplían en el municipio y que implementará un programa para el primer trabajo referencial.

Nardi habló de hacer una auditoría pública para evaluar la situación del municipio en el trabajo informal. “El primer precarizador es el municipio y queremos aclarar y rever todos los casos para solucionar esta situación”.

González puso énfasis en el empleo a través del sector privado, promoviendo el Parque Industrial. Nuevamente resaltó su relación con la Provincia para lograr planes Primer Paso.

Con respecto a los trabajadores comunales, habló de una reforma del presupuesto “acorde a los recursos”.

En tanto, Gill habló de continuar con el Parque Industrial, la incubadora de empresas, la promoción de la industria cultural.

“Vamos a sostener una política de carrera administrativa municipal e ingreso progresivo a planta”, dijo respecto a los trabajadores.

A su turno, Gutiérrez recordó que presentaron un proyecto para que los trabajadores precarizados pasen a planta guiándose por el Estatuto anterior al Decreto de 2006 para que se respete su antigüedad”.

Seguidamente, Luque resaltó que “hará una drástica reducción de la planta política y reorganización de la planta permanente, de acuerdo a las tareas”.

Zazzetti también puso énfasis en ir solucionando el trabajo precarizado. Manifestó que evaluarán legajos y no se concursará a la gente que lleva muchos años trabajando de manera informal.

Gea basa su propuesta, fundamentalmente, en los trabajadores y la violación de los derechos humanos. “El 60% de la Municipalidad está precarizado” y planteó el pase a planta permanente de los 600 trabajadores municipales”.

Gilibertti, por su parte, aseguró que “los empleados deben quedarse tranquilos porque se buscará la manera del pase a planta de todos”. También para la generación de trabajo planteó el asociativismo de microemprendimientos en el Parque Industrial, que crearía “1.700 empleos”.

 

Transparencia

En el tema planteado sobre la transparencia, hubo momentos de fuertes críticas a la gestión actual.

Gutiérrez fue terminante al pedir la información abierta a los ciudadanos. “Pedimos información y no la tenemos, todos tienen que tener acceso a los libros de la Municipalidad porque son públicos”.

González aseguró que a la transparencia “hay que manejarla con auditorías, control de  la gente que rodea al intendente” y habló de “estatizar los servicios tercerizados, entre ellos, el estacionamiento medido”

Gea apuntó directamente a los políticos “de privilegio”.

“Hay ventajas e impunidad, el juicio político es inaplicable por el pacto entre la UCR y el PJ. Los políticos deben bajarse los sueldos y enviar a sus hijos a las escuelas públicas”.

También propuso estatización de servicios públicos con control popular.

Moroncini, por su lado, expresó que hará una auditoría y le dará “plena libertad a los tribunos de Cuentas con espacio independiente” y precio justo para la obra pública.

Zazzetti también planteó la necesidad de una auditoría. “Le pedimos al Consejo  de Profesionales de Ciencias Económicas que nos acompañe en la gestión si llegamos al gobierno”.

Propuso un Estado municipal online, certificar normas de gestión, responder en forma permanente a los pedidos de informes.

Seguidamente, Gilibertti propuso “la reforma del Estado y modernización, con más concejales y representación plural” y consideró que el auditor “debe estar fuera de la boleta del partido” en el marco de las elecciones. Siguiendo con las exposiciones, Nardi consideró que “los ataques a los tribunos son increíbles”. “Necesitamos gente que se haga cargo de la transparencia, un órgano de control ciudadano. No se puede conocer cómo marchan los números”, manifestó.

En esta ronda, Gill propuso la implementación de un modelo participativo de gestión y le puso valor a la propuesta de un Gobierno que funcione en los MuniCerca una vez por semana.

“Es necesario el control de los servicios públicos por los usuarios” y remarcó la importancia del “diálogo con instituciones y vecinos”.

Finalmente, Luque propuso un órgano de control que trabajará desde el Concejo Deliberante para que todo pase por el cuerpo legislativo.

 

Violencia y adicciones

Gilibertti fue el primero en hablar y encadenó violencia, adicciones y prevención. “Son cosas paralelas, que van de la mano, hace mucho que Villa María tiene el problema y no se hicieron políticas de prevención”. Propuso destinar el viejo hospital para centro de recuperación de adictos.

Moroncini apuntó a la “creación de centros recreativos con especialistas en la materia que desarrollen deportes para sacar a los chicos de las adicciones”.

En cuanto a la violencia, y después de una frase poco feliz respecto a la violencia de género, indicó que el municipio “debe ayudar a la mujer maltratada que no tiene adónde ir”.

Gea, que se definió como un partido feminista, recalcó que “la violencia de género no estuvo en la agenda”. “Hay que hacer campaña contra el machismo, decretar la emergencia en violencia, con más albergues para mujeres y guarderías para sus hijos cuando ellas vayan a trabajar”.

También, destacó que “no hay sitios (municipales) de internación para adictos”.

Gutiérrez, luego, habló de impulsar “un programa en el que cualquier funcionario pueda tomar la denuncia, que se vaya el agresor de su casa y no la mujer agredida y la puesta en marcha de centros de internación para adicciones, sumado al combate del narcotráfico.

González tomó la palabra y reiteró que en este tema trabajarán en conjunto con la Provincia y se creará una policía especial.

“Se le pagará a la mujer maltratada el alquiler por dos años y se le conseguirá trabajo en empresas locales”, precisó refiriéndose a una propuesta de Schiaretti.

La violencia y las adicciones “van de la mano”, fue la frase que tiró Nardi a la hora de dar su punto de vista. “Es una ciudad de altísimo consumo de drogas; hay que trabajar en prevención y seguridad, crear guarderías y que haya asistentes sociales para contener a la víctima”.

Luque, al hablar sobre la problemática, afirmó que “destinará presupuesto y un área específica para atención de las personas en riesgo, con personas capacitadas para atender. Hay que corregir al victimario para su inclusión”.

Zazzetti reiteró la importancia de la prevención y consideró que es lo primero para abordar la temática.

“Hay que hacer una reestructuración social, utilizar el viejo Hospital Pasteur para funcionar como centro de atención”, remató.

Al cerrar la ronda, Gill planteó que la violencia y adicciones se deben abordar “de manera comunitaria con inclusión y en conjunto con Villa Nueva”.

También consideró que es necesario “buscar un espacio para tratamiento en el viejo Pasteur, fortalecer el centro de atención a la víctima y al victimario”.

 

Viviendas

Juan Zazzetti: “Realizar como pilar de la obra pública un plan de viviendas.  Un registro único para que los vecinos se inscriban”.

Néstor Gea: “Hay ocho mil hogares sin vivienda y hay casas sin habitar. Comprar tierras (con impuestos a las slots) y entregar materiales para construir con esfuerzos propios”.

José Gutiérrez: “Crear un banco de tierra, apoyo al trabajador que quiere construir y elevar el impuesto a las casas que están desocupadas”.

Carlos Gilibertti: “Crear una cooperativa de vivienda mixta, el municipio pone el terreno y los inversionistas, el material”.

Jorge Luque: “Construir viviendas sociales a través de un fondo de banco de tierra”.

Martín Gill: “Fortalecer el IMI e impulsar una amplio programa con trabajadores, sindicatos y empresas”.

Leandro Moroncini: “Construir viviendas sociales a través del sistema cooperativo”.

Juan González: “Apoyo de la Provincia para líneas de créditos”.

Guillermo Nardi: “Pido a todos los candidatos hacer un compromiso para definir el plan urbano de la ciudad”.

 

El cruce más gracioso entre candidatos 

– Juanchi González cruzó a Martín Gill apuntando a su relación con el Gobierno nacional.

Gill respondió: “Primero, que yo no represento al Gobierno nacional, yo lo que busco es representar a los villamarienses con el voto de la gente, sabiendo quién es cada uno y sin esconder las ideas”.

 

– A Juanchi González le preguntaron tres candidatos. Fue el más interrogado. Lo interpelaron Gilibertti, Gill y Gutiérrez sobre “si el apoyo del Gobierno provincial” sería igual si no es él elegido intendente. “Si ganamos nosotros, vamos a estar condicionados a recibir la ayuda”.

Hubo sonrisas y luego González aseguró: “Sin duda que no. Creo que a veces hubo políticas de los municipios que no estuvieron de acuerdo con la Provincia. Yo digo que mi trabajo tendrá el apoyo de la Provincia porque pertenezco al mismo partido, con las mismas herramientas y los mismos lineamientos”.

“En realidad (Gilibertti) me robó la pregunta” (risas), dijo Gill, y pidió aclaración respecto a si Villa María iba a tener el apoyo del Gobierno provincial si González no era el intendente. González encaró diciendo que “Juan (Schiaretti) y Martín (Llaryora) iban a apoyar si no había roces como había sucedido”.

Print Friendly, PDF & Email