Todos festejaron en el podio

Manavella, Carricaburu, Travaglia, Soria, Quiñónez y Giovanini se colgaron medallas de Oro en el Mundial
Manavella, Carricaburu, Travaglia, Soria, Quiñónez y Giovanini se colgaron medallas de Oro en el Mundial

Finalizó ayer el Mundial de Powerlifting, que durante cuatro jornadas se desarrolló en el salón Bomarraca con la presencia de 300 pesistas de 12 países y organizado por la Alianza Global Powerlifting y la Internacional Powerlifting Organization (GPA-IPO).

Los cinco representantes locales que participaron ayer en la última jornada de competencia lograron subirse al escalón más alto del podio mundial, ganando cada uno de éstos sus respectivas categorías y especialidades.

Ayer estuvo reservado para las competencias de bench press (banco), bench press physical disabilities (banco para atletas paralímpicos), push pull (despegue) y deadlift (banco y despegue juntas).

El atleta Lucas Basualdo, oriundo de Silvio Pellico y radicado en esta ciudad, estableció una marca de 120 para quedarse con el título en su categoría, hasta 90 kilos de peso corporal, y posteriormente logró un récord mundial de 123,5 kilos.

Juan Manavella de La Laguna, en Máster hasta 110 kilos, logró 305 kilos de peso e impuso una nueva marca de nivel mundial.

Lucas Basualdo sumó otro título a su trayectoria

El atleta villamariense Julio Travaglia (Open hasta 90 kilos) realizó 162 kilos en banco y 240 en despegue, para totalizar 402 kilos y obtener el título mundial.

Facundo Soria, en Open 120 kilos, realizó 225 kilos en banco y 285 en despegue, para totalizar 510 kilos y quedarse con el título.

Finalmente, Ernesto Giovanini, también de esta ciudad, logró marcas de 120 kilos en banco y 215 en despegue, en su categoría de Open hasta 110 kilos, y 335 kilos de peso total.

También fueron campeones, pero en la especialidad powerlifting, Karina Carricaburu y el craikense Federico Quiñónez, quienes compitieron en la segunda jornada.

Print Friendly, PDF & Email