Tras el episodio del domingo, la Policía dijo a los choferes que reforzará el patrullaje

El comisario Diego Gallo presidió el encuentro en el que conversaron sobre algunos episodios que se registraron en los últimos tiempos, principalmente el del fin de semana pasado

Reunión entre AOITA y autoridades de la Departamental

Se acentuará el control en horarios de la tarde y en algunas zonas puntuales. Hubo preocupación por el disparo sufrido por un colectivo

La Departamental San Martín de Policía reforzará el patrullaje en algunas zonas y horarios puntuales de Villa María luego del violento episodio registrado el domingo pasado que afectó a un colectivo urbano de pasajeros.

Como se recordará, un vehículo de la línea 15 que va hacia barrio Los Olmos recibió un disparo cuando hacía su recorrido habitual.

El suceso se registró en calle Ituzaingó al 1000, en barrio San Justo, sin que se registraran heridos.

El caso desencadenó una reunión entre miembros de la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (AOITA) y autoridades de la Departamental. En el encuentro estuvo Edgardo Garmendia, el jefe de la Confederación General del Trabajo (CGT) que está al frente de AOITA.

Consultado por EL DIARIO, el delegado gremial Marcelo Peñaloza confirmó que desde la fuerza se comprometieron “a reforzar, en alguna medida, los controles, sobre todo durante la tarde”.

El entrevistado subrayó que lo ocurrido el domingo se trató de un episodio aislado vinculado a un enojo de tránsito y no a un hecho de inseguridad.

“Hubo una discusión de tránsito que derivó en esta violencia. No fue un asalto ni nada por el estilo”, apuntó y añadió que este tipo de delitos no es la preocupación actual de los choferes del sector.

“Desde la Policía nos pidieron que seamos más dinámicos con el uso del número de teléfono 101. Ocurre que hubo roturas de vidrios de colectivos en distintos barrios, por lo que nos pidieron que cuando veamos a algunos grupos hagamos un llamado a la central para que sea más dinámica la actividad de prevención”, comentó.

 

“No se respeta a nadie”

Peñaloza ratificó que no hay temor por robos y asaltos. “Lo que genera miedo es el estado anímico de la gente, que está muy susceptible y que por una discusión de tránsito termina en esto”, evaluó. “No se respeta a nadie. Lo que está sucediendo en las calles con el tráfico es inmanejable”, opinó.

Contó una anécdota particular vivida días atrás. “Le di paso a un peatón y desde atrás me tocaban bocina. Se trataba de respetar a un peatón, pero parece que no importa nada”, se lamentó. “Estamos mal”, graficó el dirigente.

Ante preguntas de este diario, Peñaloza explicó que en la reunión presidida ayer por el comisario Diego Gallo “nos contaron que siempre hay patrullaje, y que de no haber un procedimiento grande, tienen móviles para el recorrido”.

“De todas maneras nos aseguraron que iban a reforzar el control”, destacó.

Precisó que los sectores en donde se registran más complicaciones son en Los Olmos, San Martín, San Nicolás y un sector de Las Playas. En esas zonas se encuentran con “adolescentes que rompen vidrios”. Negó episodios con armas de fuego. “Que yo recuerde, el que ocurrió el domingo es el primero”, precisó y agregó que le dijeron que “el agresor estaría individualizado”.

 

Cómo fue el violento suceso

De los insultos y amenazas, a las balas

El hecho se registró cerca de las 18 del domingo cuando el micro realizaba su recorrido habitual por las calles de Los Olmos. En determinado momento, el transporte aminoró la marcha para atravesar un lomo existente en la calle, lo que provocó la airada protesta de un joven motociclista, que supuestamente estuvo a punto colisionar con el ómnibus.

El chofer del colectivo refirió que le pidió disculpas al joven, quien lejos de aceptarla y poner fin a la recriminación, continuó profiriendo insultos y amenazas, para luego, presuntamente con la participación de otros individuos, arrojar objetos contundentes contra la unidad.

Luego, el colectivo fue perseguido y cuando se encontraba transitando sobre calle Ituzaingó, en barrio San Justo, fue alcanzado por un motociclista, quien se puso delante del ómnibus y disparó contra el mismo.

Print Friendly, PDF & Email