Un “Albo” con viento a favor

A pesar de las inclemencias del tiempo, Sportivo Playosa se acomodó mejor que Universitario y lo derrotó a domicilio, 2 a 0, para quedarse con la punta. Mercado y Luna marcaron los goles 

Fassi trata de impedir que Vaglio no le meta un caño. En el Campus tuvieron que jugar siempre por abajo porque por arriba fue imposible
Fassi trata de impedir que Vaglio no le meta un caño. En el Campus tuvieron que jugar siempre por abajo porque por arriba fue imposible

Escribe: Diego Pellegrini (h)

El “Albo” dio el golpe de visitante. Comprender el juego y los momentos muchas veces permiten cumplir el objetivo propuesto por un equipo. Y ayer Sportivo Playosa entendió cuándo podía jugar y cuándo tenía que aguantar a un rival de sumo respeto como Universitario.

Fue 2 a 0 a favor del equipo de La Playosa, que realizó un gran segundo tiempo para sacar diferencias con Mauro Luna (la figura de la cancha) y Daniel Vaglio en ofensiva y como bandera.

Claro que además, lo empezó a ganar en la primera parte, cuando con viento en contra se replegó y le cerró todos los espacios a un rival que, prácticamente, no le salió nada de su libreto.

La tarde estaba complicada, las condiciones no eran las mejores y el estado del campo de juego tampoco. Eso ayudó a que los protagonistas necesiten un tiempo más a la hora de controlar la pelota para iniciar cada jugada. Y a esto lo sintió mucho el local.

Porque la “Uni”, acostumbrado a jugar el balón contra el piso, nunca se pudo acomodar en su caca. Parece llamativo pero fue así, Universitario tuvo todo el primer tiempo para atacar porque lo permitía el rival, pero cuando llegaba a tres cuartos el panorama se nublaba. Algo de Luciano Antonino por derecha, mucho de Leandro Grosso cortando y ganando todo en el mediocampo y nada más.

Dos apariciones de Cristian Fernández, una con remate que rozó el palo, fue lo poco que realizó el local como para irse arriba en el marcador al entretiempo.

Mientras, los pupilos de Mauricio Morales en ese capítulo jugaron sin la pelota, jugaron a aguantar, buscando algún ataque de la mano de Luna, Vaglio y compañía.

Un cabezazo de Roberto Aimar, más un disparo de Vaglio, fue lo poco que atacó también el visitante y entonces quedó todo para el complemento.

Justamente un segmento en donde Sportivo Playosa sacaría lo mejor de sí para encontrar la diferencia y meterse el partido en el bolsillo.

Se acomodó mejor con viento a favor y de esa forma lo sorprendió al local: primero avisó con un tiro libre “envenenado” de Luna que, tras rebote de Mellano, Vaglio lo perdió increíblemente abajo del arco.

Pero la felicidad llegaría minutos después, a los 9’, cuando Vaglio una vez más ganó de arriba, para que Luna lo duerma a Pierantoni y compañía, definiendo sutilmente al 1 a 0 de La Playosa.

Golpe al partido por parte del visitante, la “Uni” no entendía como en el primer ataque serio, su rival lo agredía en el resultado.

Pero eso no fue todo, porque diez minutos más tarde y luego de que Ulises Bonaveri se pierda el empate, otra vez el “Albo” llegó, sorprendió y festejó.

Y nuevamente con la fórmula de la tarde. Porque Vaglio la bajó, Luna metió una asistencia perfecta y Matías Genre definió ante la salida estéril de Mellano, para colocar el 2 a 0 y que explote el banco visitante.

A todo esto, al juego le quedaba prácticamente media hora para que Universitario intente la heroica. Bernadó se la jugó con los pibes Juan Acosta (campeón de los Juegos Universitarios) y Mayco Rivera -más tarde-, junto a Yamil Elhall, pero la carencia de juego en ofensiva fue la clave para que Fabricio Garetto y todo el visitante tengan una tarde tranquila, camino a la victoria segura.

Victoria que lo mantiene invicto a Sportivo Playosa, reafirmando la confianza para comenzar un camino que tiene como objetivo mejorar lo hecho en el torneo pasado. Por lo pronto el “Albo” ya empezó y lo hizo con viento a favor .

La figura: Mauro Luna: Se destacó con una gran definición colocando el 1 a 0 de su Sportivo Playosa. Además habilitó a Matías Genre para el segundo gol. En la primera etapa aportó todo el sacrificio junto a Daniel Vaglio, otro que jugó, corrió y metió.

El árbitro: José Martínez: Tuvo un arbitraje correcto, aplicando de manera precisa la tarjeta amarilla, marcando cada infracción como dice el reglamento. Llevó por carriles normales el cotejo y prácticamente no falló en ningún momento.

Print Friendly, PDF & Email