Un furgón “perdió” una caja con explosivos de alta potencia

Los bastones de gelamita 85 o barro explosivo de alta potencia utilizado en la minería y demoliciones. Ayer hallaron una caja en la exruta pesada

Fue necesaria la presencia de efectivos policiales de la Brigada de Explosivos durante la mañana de ayer para trasladar una caja con explosivos de alta potencia que cayó de un transporte que circulaba sobre la avenida Intendente Maciel (exruta de tránsito pesado).

El hecho se registró en la cuadra del 720 de la mencionada arteria, poco después de las 9 de la víspera, luego de que un vecino que observó lo sucedido dio aviso a la Policía.

De acuerdo a la persona que detectó lo ocurrido, lo único que se pudo saber es que la caja con los explosivos cayó de un furgón blanco y azul.

Al ser requisada la caja se observó que contenía unidades de gelamita 85 (barro explosivo) producidas por la planta Austin Powder Argentina SA y que el continente de las piezas se hallaba precintado.

Se trata de explosivos elaborados por la firma mencionada, con oficina instalada en Lola Mora 421, piso 5 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La gelamita es un alto explosivo del tipo Slurries o Watergel, de consistencia sólida pastosa, diseñado para ser usado como carga de fondo o de columna en cualquier diámetro de perforación, aún inundados y con amplio rango de temperatura.

La fábrica informó que son “explosivos de alta potencia, excelentes volumen de gases y calidad de humos”, tiene “muy buena resistencia al agua y facilidad de carga”.

El explosivo encontrado en la exruta pesada se utiliza “en minería a cielo abierto, canteras, obras civiles y demoliciones, como iniciador de agentes de voladura” y está recomendado como “carga de fondo en rocas duras”.

Asimismo, se apuntó que “son explosivos de baja sensibilidad al golpe y fricción”, lo que hace más seguro “su transporte, almacenamiento y manipulación”.

Print Friendly, PDF & Email