Una de las puertas de entrada a la ciudad se muestra muy descuidada

La Oficina de Turismo recibió a los turistas con desechos a metros de la puerta

Los alrededores de la Terminal de Omnibus ofrecen espacios y arterias llenos de yuyos, basura y con cartelería rota

Por uno de los laterales de la Estación de Omnibus ni se puede caminar porque la vegetación “se comió” la vereda
Por uno de los laterales de la Estación de Omnibus ni se puede caminar porque la vegetación “se comió” la vereda

La primera impresión siempre suele ser importante, sobre todo cuando se trata de arribar a un nuevo destino, sea o no conocido de antemano. En la ciudad, uno de los puntos que más turistas y visitantes recibe es la Terminal de Omnibus, por lo que sus alrededores pueden hablar por sí solos y decir mucho a quienes recién ponen un pie debajo del colectivo y pretenden lanzarse a recorrer Villa María.

Lamentablemente, en ese sector la oferta visual no es la mejor.

Una de las “fronteras” de la Terminal es la calle Periodistas Argentinos, que en ese tramo ofrece yuyos por donde pueda imaginarse, ganándole lugar a la vereda que rodea la Estación.

Sobre el bulevar Alvear al 750, es decir, a menos de media cuadra de la puerta de ingreso a la estación de colectivos, a los yuyos se les suma una enorme pared llena de viejos papeles pegados que son restos de cartelería que permiten ver que allí posaron desde figuras políticas hasta bailes de cuarteto.

A su vez, hay que tener en cuenta que el bulevar Sarmiento se ha convertido en un centro donde se aglutinan cada vez más comercios, sin embargo, desde el aspecto visual no se observa un espacio agradable o llamativo por los carteles viejos o rotos de algunos locales o hasta por quienes depositan sobre la vereda algunos desechos como cajones de verduras.

 

El actual intendente, Martín Gill, mencionó en distintas oportunidades el desarrollo que ha tenido la ciudad en diferentes latitudes, como lo fue la calle Corrientes para la gastronomía, y el desafío que esto implica para el municipio, de poder acompañarlos. Los alrededores de la Terminal son una cuenta pendiente para que en plena temporada de verano la primera imagen que se lleven muchos de los que recién llegan no esté tan deteriorada.

Print Friendly, PDF & Email