Una escuela recreativa de verano quiere seguir ayudando todo el año

Entre muchas de las actividades que realizan, los niños aprenden a cocinar

De lunes a viernes niños de todas las edades concurren al lugar para realizar distintas actividades y alimentarse. Sus fundadores solicitan comestibles y voluntarios que se sumen para lograr que la colaboración no se acabe al finalizar las vacaciones

Entre muchas de las actividades que realizan, los niños aprenden a cocinar
Entre muchas de las actividades que realizan, los niños aprenden a cocinar

Cuando un grupo de corazones con buenas intensiones se reúne puede suceder algo maravilloso y eso es lo que está pasando desde el 29 de diciembre de 2015 en la ciudad de Villa Nueva, cuando un grupo de personas se juntaron para formar una escuela recreativa de verano a la que, de lunes a viernes en horas de la mañana, acuden aproximadamente 15 niños de diferentes edades.

Decidieron ponerle el nombre de San Francisco de Asís y unieron sus voluntades para ponerla en funcionamiento en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario.

Allí cada día los pequeños participan de diferentes juegos, realizan actividades recreativas y de aprendizaje, tales como dibujo, cocina, artesanía y huerta, reciben una merienda y, cuando se consiguen los alimentos necesarios para poder hacerlo, almuerzan en el lugar.

Una de las colaboradoras del grupo, llamada Elena, señaló sobre eso último que «si la gente puede colaborar donando comestibles vamos a poder lograr que los niños se alimenten aquí cada mediodía».

«Además nos estaría haciendo falta un tablón para que los niños puedan comer con más comodidad», sostuvo.

Pero como saben todos aquellos que tienen una fuerte vocación por ayudar al prójimo, sintiendo que siempre se pueden hacer más cosas por los demás y no conformes con desarrollar esta iniciativa solamente en verano, están redoblando esfuerzos para darle continuidad al proyecto.

En pos de ese objetivo, la misma mujer indicó que «la idea es seguir adelante con esta iniciativa durante todo el año, pero para eso necesitamos, además de alimentos, incorporar voluntarios que tengan ganas de trabajar por los niños».

«Por ejemplo, estamos necesitando gente que tenga ganas de tocar la guitarra, para poder formar un coro», citó.

Para finalizar Elena sostuvo que «el espacio está abierto para que más chicos se sumen al grupo. Todos aquellos que quieran concurrir deben venir a la parroquia e ingresar por Deán Funes 1149, donde funciona la sede de Cáritas».

«Nos sentimos muy bien haciendo esto por los niños y ellos nos devuelven todo con mucho cariño. Eso no se puede pagar con nada», resumió.

Además de Elena, llevan adelante el proyecto Walter, Angélica, Susana, Valeria, Noelia, Rocío y Evelyn.

 

Para colaborar

Quienes deseen colaborar con el grupo de personas que llevan adelante la escuela recreativa de verano San Francisco de Asís podrán acudir al lugar de lunes a viernes y en el horario de 9 a 12.

También podrán hacerlo comunicándose con alguno de los siguientes celulares: (0353) 154187737 (Elena) y (0353) 154116059 (Walter).

 

Print Friendly, PDF & Email