Volvió a ganarse Las Palmas

Aloi volvió a demostrar un alto nivel y fue clave en la remontada de Alumni

Alumni comenzó perdiendo rápidamente, pero reaccionó a tiempo para vencer 3-2 al conjunto cordobés y consiguió su segundo triunfo como local, aunque terminó sufriendo por la expulsión de sus dos delanteros

Aloi volvió a demostrar un alto nivel y fue clave en la remontada de Alumni
Aloi volvió a demostrar un alto nivel y fue clave en la remontada de Alumni

Escribe Federico Gazzoli

Fotos Víctor Alvez

En ese permanente estado de ciclotimia que ha demostrado durante las primeras cuatros fechas del certamen, ganando como local mostrando momentos de buen juego y perdiendo en condición de visitante, Alumni de Villa María consiguió ayer en Plaza Ocampo un valioso triunfo por 3-2 frente a Las Palmas de Córdoba.

Godoy fue partícipe en el segundo y tercer gol, pero lamentablemente se equivocó y se fue expulsado por doble amarilla
Godoy fue partícipe en el segundo y tercer gol, pero lamentablemente se equivocó y se fue expulsado por doble amarilla

Más allá de que el resultado final fue lo más importante, el “Fortinero” atravesó diferentes estados de ánimo durante el encuentro. Apenas iniciado el encuentro, sufrió la caída de su valla, rápidamente dio vuelta el marcador demostrando un gran poderío ofensivo y terminó el partido sufriendo, producto de algunos desaciertos ofensivos y de la expulsión de sus dos delanteros.

En los instantes iniciales, un Alumni que entró a la cancha dormido terminó pagando caro esa falta de concentración. Se jugaban apenas 3’ cuando tras un tiro libre en forma de centro ejecutado por Rodrigo Molina desde el sector izquierdo, por la derecha y cerca del área chica apareció libre de marcas el defensor Facundo Orellana para cabecear y señalar el 1-0 visitante.

Baldazo de agua helada, tan frío como la noche pero que sirvió para hacer despertar a los dirigidos por Lautaro Trullet, quienes inmediatamente después fueron en busca del empate. Apenas un minuto después, Hugo Yocca metió un centro desde la derecha y, por el segundo palo, Santiago Aloi estampó un cabezazo que se convirtió en el 1-1.

Tras un inicio repleto de emociones, el marcador volvía a estar empardado y otro partido comenzó desde ese momento. Es que, tras un inicio con dudas y una pronta reacción, Alumni tomó las riendas del cotejo y comenzó a demostrar todo su poderío en materia ofensiva.

Fue así que cuando se jugaba el primer cuarto de hora desequilibró el tanteador a su favor. En un centro de Joel Vargas desde la izquierda el arquero Gastón Chiatti desvió la pelota al córner cuando Marcos Godoy llegaba por el punto penal para llenarse la garganta de gol. Acosta ejecutó el saque de esquina, Godoy peinó a la altura del primer palo, el balón atravesó toda el área y por el segundo poste Vargas conectó de cabeza una pelota que superó al portero para convertirse en el 2-1 “albirrojo”.

Tras un comienzo vibrante Alumni pasaba a ganar y a florearse ante su gente. Mientras tanto, como pudo luego del golpe anímico adverso que le significó pasar de vencedor a vencido en tan poco tiempo, promediando el primer tiempo Las Palmas generó las únicas dos jugadas que tendría desde allí hasta el descanso. Un zurdazo de Bruna se estrelló en el poste derecho de un Carlos Ronco que en la siguiente acción sacó al córner un disparo de Molina.

A pesar de esas jugadas aisladas, los de Trullet siguieron incrementando su volumen de juego, sobre todo gracias al buen partido que hizo César Quiroga, con mucha recuperación de balones y con una buena distribución del mismo.

Tampoco se puede pasar por alto la buena noche que estaban teniendo los hombres del ataque “fortinero”, quienes cada vez que llegaban al área contraria lo hacían con mucho riesgo.

Todo estaba dado para que Alumni ampliara su ventaja y eso sucedió en una jugada con balón parado.

Desde el fondo Nahuel Caler metió un pelotazo hacia el área, Godoy peinó en la medialuna y de espaldas al arco para que apareciendo por la izquierda Aloi metiera un soberbio zurdazo que infló la red de un estático Chiatti para transformarse en el 3-1 local.

Antes del final Alumni volvió a tener claras ocasiones para transformar la cuestión en goleada, pero falló en la definición y así la primera parte finalizó con el equipo villamariense mandando por una diferencia de sólo dos tantos. Una goleada local como resultado parcial no hubiese sido injusta por lo sucedido hasta ese momento.

 

Un segundo tiempo polémico

Los segundos 45’ nada tuvieron que ver con lo sucedido en la parte inicial del cotejo. El buen fútbol se extinguió y el partido pasó a ser un cúmulo de imprecisiones, infracciones, protestas y hasta de expulsiones, con un juego que se desarrolló muy lejos de los arcos.

Claro que para que eso sucediera hubo alguien que hizo mucho en pos de ello. El referí bellvillense Diego Andreucci pasó a tener el protagonismo que no había tenido en el primer tiempo y eso desdibujó totalmente a un partido que anteriormente había sido bien jugado.

Todo comenzó cuando, con el juego detenido en la mitad de la cancha, a los 24’ el defensor cordobés Daniel Suárez agredió a Vargas desde atrás. El referí observó el momento exacto cuando el delantero local intentaba sacarse al rival de encima, pero le sacó amarilla a ambos y el atacante, que ya había sido amonestado en el primer tiempo, se fue expulsado.

Primera polémica arbitral de la noche que perjudicó a Alumni dejándolo en inferioridad numérica, pero que lamentablemente no fue el único error cometido por el hombre de negro.

Iban 41’ cuando el ingresado Gonzalo Baroni chocó con Xamo en cercanías del área local e inexplicablemente Andreucci pitó penal para la visita. Eso desató una marcada protesta “albirroja”, ya que la falta no existió y debido a que el contacto se produjo fuera del área.

Lo cierto es que más allá de las protestas del local, perjudicialmente para el encuentro a esa altura de la noche el árbitro ya era el protagonista principal. Desde los 12 pasos se paró el ingresado Eduardo Soria, quien anotó el descuento cordobés rematando de derecha y al medio del arco de un Ronco que voló hacia su izquierda.

En su intención de hacerse rápidamente con el balón para que Alumni moviera lo antes posible desde el medio, Baroni agredió a Ronco para quitarle la pelota, el árbitro vio todo desde muy cerca y expulsó al delantero con roja directa.

Después, en el tercer minuto de descuento, el arquero Chiatti fue hasta el área local para soñar por el empate, pero se terminó encontrando con una justa expulsión. El uno le cometió infracción a Yocca y cuando el defensor estaba tirado en el suelo le aplicó una patada en la cabeza. Andreucci también se percató de ello y, ante semejante agresión desleal, echó al arquero para dejar a Las Palmas con nueve hombres y con Orellana debiendo calzarse los guantes debido a que ya no le quedaban más variantes por realizar.

Ya se jugaba el sexto minuto de descuento y parecía que el final llegaría con tranquilidad para Alumni, pero Godoy cometió un error inexplicable y también tuvo que irse expulsado. El “Pistolero” pateó al arco desde larga distancia cuando le habría cobrado posición adelantada, razón por la que recibió la segunda amarilla y dejó a los suyos también con nueve futbolistas dentro del campo de juego.

Más allá del sufrimiento del rival, Alumni obtuvo tres puntos muy valiosos para tratar de olvidarse de la última derrota que había sufrido hace pocos días en Morteros.

Quedará libre en la próxima fecha y tendrá 15 días para trabajar de cara al próximo compromiso frente a Juventud Unida en Río Cuarto. Su entrenador deberá encontrar remplazos para los delanteros que ayer vieron la roj y también tendrá la ineludible responsabilidad de tratar de empezar a sumar fuera de casa si es que su intención es lograr la clasificación.

LA FIGURA – Santiago Aloi

Su mejor versión se vio en el primer tiempo, cuando generó constantemente peligro por el sector izquierdo y fue eje principal en la mayoría de los ataque “fortineros”. Clara prueba de ello fueron los dos goles que anotó. En el segundo tiempo tuvo más obligaciones defensivas y cumplió con acierto. También se destacaron Yocca, Quiroga, Vargas y Godoy, aunque lamentablemente los delanteros fueron expulsados.

 

EL ARBITRO – Diego Andreucci

Mala actuación. Todo lo bueno que hizo en el primer tiempo, acertando en cada fallo, lo arruinó en el complemento. Expulsó mal a Vargas, sólo amonestó a Suárez y se equivocó en el penal que le dio a Las Palmas. Terminó influyendo negativamente en el desarrollo del juego.

Print Friendly, PDF & Email