A un año del alevoso crímen de Brenda Brenda Arnoletto

Emanuel Retamar y Brenda Arnoletto, en sendas fotos que ellos mismos publicaron en la red social Facebook

El martes pasado se cumplió un año del brutal asesinato de Brenda Jael Arnoletto (24) y la Justicia villamariense aún no fijó fecha para el juicio al único detenido que tiene la causa, Emanuel Heraclio “Manuco” Retamar (38). La joven de Pozo del Molle fue violada y estrangulada la noche del 28 de noviembre de 2016 en una obra en construcción de aquella localidad. Retamar, un trabajador golondrina oriundo de la localidad santafesina de Calchaquí, está acusado como presunto autor de “homicidio doblemente calificado”, por violencia de género y críminis causa, en concurso ideal con “abuso sexual con acceso carnal”, y si es declarado culpable recibirá la pena máxima: prisión perpetua. La causa fue elevada a juicio a fines de mayo.

Print Friendly, PDF & Email