Acoso en Tránsito: “Está en duda la existencia de los hechos denunciados”

Rodríguez anticipó que no se pudieron confirmar las denuncias que habían trascendido en los medios de comunicación el año pasado

Según el Gobierno, el sumario administrativo ya se diligenció en su totalidad

Más de un año después del inicio de la investigación es inminente la resolución, que sería el archivo del caso

Catorce meses después del inicio de un sumario administrativo por denuncias en el área de Tránsito de la Municipalidad de Villa María, la investigación está finalizada y la semana que viene se tomaría una resolución.

Todo indica que se terminaría archivando el caso, que en marzo del año pasado generó alta polémica.

El 29 de marzo de 2017, el intendente Martín Gill encomendó a la Asesoría Letrada del Estado local que iniciara una investigación administrativa sobre la citada área “poniendo a disposición para tal fin toda la estructura municipal y procediendo, en caso de ser pertinente y útil, a la contratación de personal idóneo”, para saber si se produjeron hechos de acoso laboral, comentarios de índole sexual y abuso de autoridad.

“Al ofendido por un delito sexual, la ley penal le da la facultad de denunciar o no, es decir que pone en manos del particular el dar a conocer o no lo que pasó, porque se entiende que cuestiones sexuales invaden el pudor. Aquí se le dio el mismo tratamiento que se le da a una causa judicial, preservando la reserva de quienes tienen que declarar”, precisó ayer el asesor letrado del Gobierno, el abogado Eduardo Rodríguez.

Por eso, “se procuró que los denunciantes o testigos vinieran cuando estuvieran solos con el instructor y no delante de otras personas”.

Consultado por EL DIARIO, aseguró que “el sumario se diligenció en su totalidad, tomándose todos los testimonios de las personas supuestamete involucradas”. “Está a despacho, se está elaborando la resolución definitiva”, añadió.

Ante la pregunta, afirmó que “no hay ninguno que haya ratificado los hechos denunciados”.

“Está en duda la existencia” de los mismos, apuntó.

Ante otros planteos de este matutino, precisó que no se apartó a nadie mientras se sustanció el proceso y que tampoco habrá medidas contra quienes hicieron denuncias que hoy aparentemente no se constatan.

“Cuando ocurre una sanción a quien denunció falsamente, por ahí evitás que hechos que podrían ser denunciados no se denuncien. No está en el espíritu de la administración sancionar  a quien pueda haber solicitado la apertura de un sumario, salvo que sea una grosería atroz”, comentó.

Por otro lado, contextualizó que en el municipio hay “muchísimos sumarios abiertos”.

“No todos tienen que ver con inconductas de personal. Muchas veces suceden otras cuestiones, por ejemplo, por un particular que hace una mala poda de un árbol”, ilustró.

“Por problemas de conducta o de personal, cada vez que se ha conocido por la prensa, por un medio externo o una denuncia formal de un particular o de un mismo empleado contra su superior se abre uno, y con todas las garantías procesales se lleva adelante una investigación administrativa, dando posibilidad de descargo y buscando toda la prueba”, describió.

Dijo que “muchos terminaron con sanciones, no solo de suspensión sino de reducción salarial, hubo funcionarios o empleados con tres meses de suspensión y reducción del 50% de sus salarios”. Son los menores casos en cantidad.

Cuando se le preguntó si había un área en particular con mayor conflictividad, indicó que “la mayor cantidad viene de funcionarios o empleados con contacto con la gente”.

Print Friendly, PDF & Email