Adiós a los arbustos

 

Se trata de las plantas que se encontraban sobre calle Santa Fe, hasta llegar a la esquina de Müller. Las sacaron para hacer una senda pavimentada, que anteriormente era paralela a los ligustros

Luego de la refuncionalización del Polideportivo Municipal, la sorpresa para muchos vecinos fue el “hachazo” que aplicaron sobre los históricos ligustros que se ubicaban sobre calle Santa Fe hasta la esquina de Müller, colindantes a las canchas de básquet.

Algunos recordarán esos arbustos por ser los que en más de una ocasión han frenado los pelotazos que tenían como destino final la calle.

Otros, simplemente guardarán en su memoria la sensación de ir caminando por esa vereda y acariciar la parte superior de esas plantas, por qué no, con la compañía de algún amorío.

Más allá de las imágenes nostálgicas es una realidad que la millonaria remodelación del Polideportivo no priorizó el verde, ya que junto con los ligustros la obra se llevó un par de árboles que se encontraban en esa misma zona.

Donde antes estaban los arbustos, ahora hay una vereda pavimentada para peatones, la misma que antes pasaba justo al lado de éstos.

No obstante, hay que aclarar que, según lo informado por el municipio, se plantaron 128 árboles y 228 arbustos, y se colocaron mobiliarios como bancos y mesas.

Las reformas también incluyeron los baños y vestuarios que se construyeron a nuevo (uno de ellos está reservado para personas con discapacidad), y hasta las veredas del perímetro tienen un diseño que se complementa con el resto de la costanera.

Hacer y deshacer, en la economía del descarte y de los negocios “verdes”, y no en referencia a los dólares, sino a los millones de pesos que cuestan estos movimientos de plantas para poner nuevas.

Los árboles no se tocan y son patrimonio público, de todos.

 

Print Friendly, PDF & Email