Alumni levantó el pulgar y aprobaron el proyecto

Mesa Directiva. Boschero, Hidalgo, Vilella, los abogados y Morelatto, durante el desarrollo de la Asamblea que dio el OK al renovador proyecto

Por amplia mayoría, los socios dieron el “sí” al proyecto de refuncionalización de la esquina de Mendoza y Martínez Mendoza. Un día histórico para el club, que sueña con la nueva casa a través la propuesta de una empresa constructora

Mesa Directiva. Boschero, Hidalgo, Vilella, los abogados y Morelatto, durante el desarrollo de la Asamblea que dio el OK al renovador proyecto
Mesa Directiva. Boschero, Hidalgo, Vilella, los abogados y Morelatto, durante el desarrollo de la Asamblea que dio el OK al renovador proyecto

En medio de la crisis futbolística que atraviesa el club en el Federal “B”, anoche se realizó la Asamblea Extraordinaria en la que los socios de Alumni dieron el “sí” por amplia mayoría a la concreción del proyecto que refuncionalizará la sede social ubicada en Mendoza y Martínez Mendoza.

La misma fue encabezada por el vicepresidente, Sergio Hidalgo, quien tomó la posta para brindar detalles sobre el auspicioso proyecto que sedujo a casi todos, pese a algunas “nubes”.

Lo cierto es que Alumni reunió a más de 30 asociados (126 estaban habilitados para votar, teniendo una antigüedad máxima de seis meses y estando al día) y desde que arribaron a la sede (según el Estatuto, había que reunir la mitad más uno para lograr quórum, de lo contrario esperar una hora, lo que no se cumplió) el clima de aprobación ya reinaba, casi como un regalo caído del cielo entre tanta tempestad.

“Es un día histórico para el club y seguramente con el paso de los años vamos a valorar más la decisión de esta noche” (por ayer), remarcó Hidalgo tras ver reflejado en los socios la aprobación al proyecto.

Según lo que comentó el vicepresidente (fue el único que habló de la mesa, sumado a un pequeño aporte de Morelatto), el grupo constructor que presentó la oferta (Fonte) tiene competencia porque la semana próxima realizarán una propuesta “superadora” a la institución, siendo que recibiría más departamentos y otros beneficios para la nueva sede. Aunque no brindaron más detalles sobre la empresa que funciona desde el año 1976, dejaron en claro que será materia de análisis porque, tras la aprobación, ahora habrá que definir con qué firma se realizarán las obras y bajo que condiciones.

Vale aclarar que el terreno donde está ubicada la sede fue donado por el municipio en 1940. Recientemente, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad la resolución que le permite al club llevar adelante el nuevo proyecto de sede social dentro de un negocio inmobiliario.

Según Hidalgo, Alumni recibirá (si opera con el grupo Fonte) 12 departamentos, 8 cocheras, 3 locales comerciales (aquí estará el espacio dedicado a la nueva sede) y una cancha de fútbol sintético de fútbol 11 con dimensiones profesionales, la cual sería construida en el predio Mauro Rosales (cuesta cinco millones de pesos).

El proyecto inicial tendría tres etapas de construcción, contemplando un tiempo estimado de dos años cada una de ellas. Un día histórico para Alumni porque tomó una de las decisiones más importantes desde su nacimiento.

 

¿Tan poco?

En un momento se brindaron datos sobre cuál era el valor de la tasación del terreno actual, que comprende la superficie de 50 metros x 50 metros: “Vale diez millones y vamos a recibir en obras 15 millones” indicó quien encabezó la Asamblea, a lo que un exdirigente replicó: “Me parece muy poco 260 dólares el metro, cuando a un par de cuadras de aquí cuesta mil”.

 

Print Friendly, PDF & Email