Alumnos del Vera Peñaloza reflexionaron sobre educación

Para los alumnos, “la escuela secundaria es algo fundamental para la vida” (foto Archivo)

Estudiantes de distintas divisiones del Ipetym Nº 99 participaron de una jornada en la que resaltaron la importancia de las instituciones públicas, de permanecer estudiando y de las posibilidades que ofrece a futuro

Para los alumnos, “la escuela secundaria es algo fundamental para la vida” (foto Archivo)
Para los alumnos, “la escuela secundaria es algo fundamental para la vida” (foto Archivo)

Los estudiantes del Ipetym Nº 99 Rosario Vera Peñaloza relizaron una jornada especial en la que debatieron acerca de la educación secundaria y pública.

En primera instancia, docentes y alumnos dejaron establecidos conceptos generales entre los que destacaron que “en la actualidad, la secundaria constituye un derecho, un lugar y la mejor opción” porque “los jóvenes saben que con educación de calidad hay un futuro mejor y que sta es la condición para que todos los adolescentes sean parte de una sociedad que sienta sus bases en la enseñanza”.

Dylan, de quinto año, y Elías, de segundo, coincidieron en que la escuela secundaria “es algo fundamental para la vida, para el futuro y el acceso a un buen empleo para cuando egresen”.

La importancia que se le asigna está relacionada con el apoyo que los jóvenes manifiestan tener de su familia, como el sostén o el legado que muchos padres o abuelos intentan transmitir a las nuevas generaciones.

Victoria, de sexto año, opinó que “la familia es lo que nos apoya para estar en la escuela, te dicen que la educación es lo fundamental de tu vida”, y ejemplificó que “mis viejos no pudieron terminar, entonces la posibilidad que ellos no tuvieron me la dan a mí”.

“Me gusta ver a mi mamá contenta cuando me saco buenas notas, que se ponga contenta me da fuerzas para continuar”, contó Elías, y recordó: “Mi abuelo hizo hasta tercer grado, él me dice que el quiere que me vaya bien en la vida”.

El entorno, la familia, los amigos, son el estímulo para continuar y lograr terminar la secundaria. “La palabra de un amigo, de tu mamá, de la familia, es lo que te ayuda a seguir”, confió Brisa, quien cursa sexto año.

Desde la institución aseguraron que pensar una escuela abierta implica invitar a los protagonistas y el desafío es saber cómo piensan, qué sienten a diario y por ello buscan el intercambio permanente entre alumnos y docentes.

La permanencia de cada uno de estos jóvenes se asocia al deseo de lograr una meta. Dylan considera que “pasa por cada uno, por lo que uno quiere ser”, y Valentina, de primer año, manifestó que “hay que ir a la escuela para que no pasen más las cosas que están pasando en la calle”.

Destacando los valores que aporta la escuela, Brisa dijo que son “respeto, convivencia y honestidad”. Por su parte, Victoria remarcó que “los contenidos que se destacan son los de la práctica porque trabajás y te relacionas mucho más con el compañero, vas conociendo y entendiendo y aprendés a trabajar en equipo”.

Nicolás, alumno de quinto año, destacó que “asignaturas como Matemática son significativas porque te enseñan a sacar valores, Lengua te fortalece la expresión y Geografía e Historia te muestran el país”.

Otros alumnos pusieron énfasis en los diálogos que se generan con los docentes y que permiten un enriquecimiento. Brisa sugirió que “cambien los métodos de enseñanza para que sean más creativos, que uno se sienta cómodo y así salir de la formalidad”.

Finalmente, los alumnos coincidieron en destacar el carácter de pública de la escuela porque “es más inclusiva y reconoce posibilidades para aprender”.

 

Print Friendly, PDF & Email