“El amparo colectivo es la vía óptima contra los aumentos desmedidos”

María Cecilia Ferrero, durante la charla realizada en AERCA

La jueza María Cecilia Ferrero disertó en AERCA sobre derechos del consumidor. ¿Qué debemos tener en cuenta para estar prevenidos ante engaños o abusos? La magistrada lo explica en esta nota

María Cecilia Ferrero, durante la charla realizada en AERCA
María Cecilia Ferrero, durante la charla realizada en AERCA

La magistrada cordobesa destacó la “valentía y pluralismo” de la Asociación de Empresarios de la Región Centro Argentino (AERCA), que nuclea precisamente a los comerciantes, por organizar una charla destinada a ahondar en los derechos del consumidor.

“Todos somos consumidores desde que nacemos hasta que nos morimos”, destacó a EL DIARIO, María Cecilia Ferrero, jueza en lo Civil, Laboral y Comercial, quien el jueves último disertó en Villa María.

“La idea es generar conciencia de que tenemos derechos y obligaciones y que hay que hacer valer la posición del consumidor, que en la estructura del mercado es la más débil frente al proveedor, que puede ser un comercio, una empresa o una fábrica”, dijo.

Destacó que las normas que protegen esos derechos están en la ley específica (24.240), el nuevo Código Civil y en la Constitución. “Esas normas también incluyen los servicios básicos como el de la electricidad o el gas”, dijo.

Coincidió en que la vía “más óptima es la acción colectiva de amparo, que en el sur del país ha dado tanto éxito”, dijo.

Recomienda que a través de organismos (como en el caso de la auditora general de Villa María que anticipó que presentará un recurso de amparo colectivo por el tarifazo del gas natural) o de las agrupaciones de usuarios, se puede hacer la presentación judicial “que es el mecanismo más rápido previsto en la ley frente a situaciones que provocan el menoscabo directo de los derechos”, como son los aumentos desmedidos.

 

Mirar, pensar y después comprar

Ferrero señaló que la economía de mercado en la que estamos insertos no “está basada en la solidaridad”. Es por eso que recomienda estar atentos desde el principio del proceso de compra.

“En donde se dan más situaciones de abuso es en la publicidad engañosa. Por eso hay que estar atentos, mirar bien antes de comprar; porque cuando uno ingresa al negocio, van a hacer todo lo posible para que se lleve algo, aunque no lo necesite”, precisó.

También se refirió a anuncios de cuotas o descuentos que “esconden” la letra chica que determina el monto total a pagar por un producto.

“En otra etapa en que se suelen dar engaños es en la poscontractual, con todo lo que es garantías”, agregó.

También manifestó con mucha preocupación las relaciones comerciales basadas en el “tómelo o déjelo”, que “hacen que el usuario termine de rehén del sistema”. Concretamente, se refiere a los servicios de salud privada o de telefonía móvil, que proponen contratos sin posibilidad de discutir cláusulas.

“En lo que hace al tipo de transacciones, notamos que donde más hay abusos es en los planes de automotores y en las empresas de telefonía móvil”, dijo.

“Hay que saber decir no. Especialmente, si te acosan por teléfono ofreciéndote cosas o te tienen redes para que compres cosas que no deseás ni necesitás”, explicitó.

 

¿Qué hacer?

Si un consumidor considera vulnerado sus derechos, la magistrada explicó que lo primero que tiene que hacer es reclamar en el comercio o empresa donde adquirió el producto.

“En caso de no tener respuesta, hay que presentarse en los organismos administrativos que defienden al consumidor para que eleven el reclamo y si tampoco funciona esa alternativa, está el camino de acudir al Poder Judicial, que está para eso, para resolver los problemas de la gente”, concluyó la magistrada.

Print Friendly, PDF & Email