«Aquí hay menos prejuicios que en Estados Unidos sobre la disciplina»

Cielo en la academia practicando sus destrezas

La joven profesora, que se especializara y presentara en distintos institutos de Estados Unidos, se hizo cargo del grupo de alumnos de esta singular modalidad que se enseña en la academia de Sesma de Pérez

Cielo en la academia practicando sus destrezas

Ayer comenzaron, como todos los años, a dictarse las clases de “pole dance” en la academia de Sesma de Pérez ubicada en la tradicional esquina de San Martín y Mendoza.

La destacada bailarina local Cielo Banchio, llegada recientemente de Nueva York, se puso al frente del grupo de alumnos y alumnas que están desarrollando una disciplina cada vez menos inusual y llamativa en la ciudad, en la región y la provincia.

Aquello que en algún principio se confundía con el llamado “baile del caño”, conceptualizado como una performance netamente ligada al erotismo, se erigió como una modalidad que combina la destreza física con una faz interpretativa, más cercana a lo coreográfico.

Banchio, quien se ha perfeccionado y se ha presentado en algunas ocasiones en Estados Unidos, señala que “en Argentina veo que está más aceptado y más avanzado todo lo vinculado al ‘pole dance’ más que allá, donde hay gente a la que no se le puede hacer entender qué es, sigue existiendo el prejuicio. Aunque es cierto que allá están los entrenadores mejor preparados”.

 

“Es muy demandante”

La profesora de jazz e instructora villamariense advierte que la disciplina, aunque pueda ser practicada por personas de cualquier edad, es “muy demandante, precisamente en lo físico”. “Hay mucha gente que viene a preguntar, otros que prueban, les encanta y se quedan todo el año y otra gente que abandona por esa exigencia. Tenés que tener mucha fuerza de brazos. En los varones no hay tanto problema, aunque son los menos en las clases (actualmente hay asistentes varones de Río Cuarto, Las Varillas, Noetinger y uno local que entró “por curiosidad”). La mayoría son mujeres y tienen que entrenar en esta modalidad para adquirir una base apropiada”, aclaró.

Aunque la constancia tiene sus frutos: “El ‘pole dance’ te modela el cuerpo rápidamente, en meses. Mirá que yo he practicado de todo, desde danza clásica a diferentes estilos, pero con esta disciplina noté los resultados en poco tiempo. Además te provee seguridad en vos misma. Te volvés adicto”, añadió.

 

Tendencia hacia lo artístico

Respecto a lo que logró recabar de su estadía norteamericana, Banchio puntualiza que “la tendencia en este momento es un viraje hacia la interpretación de la música, más ligado al baile y con trabajo de piso, que a lo acrobático o gimnástico, como se venía haciendo hasta el momento. Se intenta meterse en un personaje y elaborar lo coreográfico desde allí”, añadió.

Vale recordar que la profesora se presentó en escuelas secundarias de Nueva York, en la ciudad de San Francisco y en Pasadena (California), tanto con coreografías de jazz como con demostraciones de “pole dance” en diferentes ocasiones.

 

Print Friendly, PDF & Email