Asalto exprés a conocido médico local en barrio Roque Sáenz Peña

En menos de dos minutos y sin ejercer violencia física, dos delincuentes de aproximadamente 20 años asaltaron al endocrinólogo Claudio Rocha. Aprovecharon que un cadete acababa de hacer una entrega en su vivienda. Actuaron a cara descubierta

Claudio Rocha recibió a EL DIARIO y contó detalles del asalto que sufrió el jueves por la noche en su casa
Claudio Rocha recibió a EL DIARIO y contó detalles del asalto que sufrió el jueves por la noche en su casa

Dos jóvenes ladrones asaltaron al conocido médico y webmaster villamariense Claudio Alberto Rocha (55) en su casa de barrio Roque Sáenz Peña, luego de hacerse pasar por un cadete que acababa de hacer una entrega en el lugar.

Fue el jueves por la noche, alrededor de las 22.45. Los malvivientes tocaron timbre unos 30 segundos después que un cadete se alejara de la vivienda ubicada en Colombia 849, donde acababa de dejar un pedido de comida encargado por Rocha.

“Soy el cadete… le cobré mal”, fue la respuesta que recibió el endocrinólogo local a través del portero eléctrico cuando preguntó quién era. Y confiando que se trataba del joven motociclista que le había llevado la cena, le franqueó el paso sin más trámite.

Sin embargo, cuando la puerta se abrió irrumpieron en la sala dos sujetos que llevaban buzos con capuchas, uno de los cuales portaba un revólver de color negro, presumiblemente calibre 22 ó 32.

“¿Quién más hay?, ¿quién hay en la casa?”, fue la primera frase que lanzó el joven que blandía el arma. No hacía falta aclarar que se trataba de un asalto. Y cuando el facultativo le dijo que estaba solo, el maleante le ordenó “tirate al piso”.

“No puedo. Fijate que tengo un problema motriz”, le respondió Rocha. Los asaltantes se miraron y el que llevaba la voz cantante sólo atinó a decirle “entonces quedate quieto” y tras cartón le reclamó “¿donde tenés la guita?”.

 

Qué se llevaron

Sin perder la calma, el médico les dijo que el único dinero que tenía estaba en un maletín que había sobre su escritorio. El ladrón que no llevaba el arma lo abrió y sacó la plata (unos 1.800 pesos), al tiempo que el supuesto “jefe” se apoderaba de una tablet Lenovo Yoga de 10 pulgadas, plateada, y una cámara digital Go Pro Hero 4 Silver, artefactos electrónicos que estaban sobre el mostrador de atención al público.

Ocurre que, además de ser médico endocrinólogo, Rocha es webmaster y propietario de la empresa Desatec Web que funciona en su domicilio, con la cual se dedica a diseñar y hospedar sitios en Internet.

Sobre el particular, cabe señalar que Claudio fue el primer webmaster de la página web de EL DIARIO, entre enero de 2001 y julio de 2008, y volvió a estar al frente de nuestro sitio desde los primeros días de agosto pasado.

 

Otros detalles

Consultado por este matutino, el galeno contó detalles del hecho que lo tuvo como víctima y precisó que el asalto duró “menos de dos minutos”.

Tras señalar que el que portaba el arma “me apuntaba desde unos 50 centímetros”, dijo que los dos ladrones “no estaban nerviosos ni sacados”, como suele suceder en casos similares. Y agregó: “No parecían drogados”.

Contó que los desconocidos actuaron a cara descubierta, aunque tapando parcialmente sus cabezas con las capuchas de los buzos que llevaban. Asimismo, dijo que huyeron en una moto por calle Colombia y que luego doblaron por bulevar Colón, a la derecha, como yendo hacia Río Cuarto.

Claudio no fue golpeado y los delincuentes no entraron a las demás dependencias de la casa.

 

“Muy contenido”

“Más allá del hecho en sí, quisiera destacar y agradecer públicamente dos cosas importantes: primero, que la Policía me hizo sentir muy contenido, tanto cuando hablé por teléfono para denunciar lo que acababa de sucederme, como luego, personalmente, cuando en muy pocos minutos llegaron a mi casa dos efectivos (un hombre y una mujer) en un patrullero”, se explayó Rocha en su diálogo con EL DIARIO.

Poco después llegó al lugar el jefe de la Comisaría de Distrito Villa María, comisario Adolfo Juvenal González, quien se interiorizó en forma pormenorizada del asalto.

 

Método “novedoso”

Claudio relató que el propio jefe policial calificó de “novedoso” el “modus operandi” empleado por los asaltantes, en el sentido de que aprovecharon que un cadete acababa de dejar un pedido para engañar a su circunstancial víctima.

“Espero que con esto todos tomemos conciencia de lo peligroso que puede ser abrir una puerta sin verificar de manera clara y precisa quién es la persona que tocó el timbre, sobre todo después que un cadete hizo una entrega”, reflexionó finalmente Rocha.

Print Friendly, PDF & Email